TOROS

Animalistas navarros reconocen su alegría por la suspensión de los encierros y corridas de San Fermín

Aprovechan la cancelación de las fiestas de 2020 para pedir la desaparición de la tauromaquía.

La asociación animalista PETA en una de sus protestas de los últimos años contra las corridas de Toros en la Plaza Consistorial de Pamplona. S. REDíN
La asociación animalista PETA en una de sus protestas de los últimos años contra las corridas de Toros en la Plaza Consistorial de Pamplona. S. REDíN  

La Asociación Libertad Animal Navarra, tras celebrar que no va a haber festejos taurinos en julio en Pamplona debido a la suspensión de los Sanfermines, ha considerado que “puede ser un buen momento para reflexionar” sobre la tauromaquia y sobre el hecho de que se puede disfrutar de estas y otras fiestas sin "torturar" a animales.

El presidente de la asociación, José Javier Napal, señala en una entrevista concedida a Efe que este momento excepcional que vivimos es una oportunidad para reflexionar sobre el hecho de que este tipo de eventos taurinos, que implican el “asesinato” y la “tortura”, son prescindibles para el disfrute de las fiestas y debería seguirse la estela de otros municipios que ya los han suprimido.

Al tiempo que reconoce que se alegran de la cancelación de los encierros y corridas de toros, recalca su tristeza por las circunstancias trágicas que han motivado la suspensión de los Sanfermines, la crisis sanitaria de la COVID-19.

Su alegría también es parcial debido a que no confía en que esto suponga que el medio centenar de toros que habrían muerto en la plaza puedan sobrevivir. “No sé hasta que punto es seguro que no vayan a asesinarlos”, comenta señalando que hay ganaderías que ya están llevando al matadero a los animales que no se van a torear.

“Nos gustaría pensar que muchos se salvarán, pero otros acabarán muertos este año en el matadero o quizás el año que viene en las plazas”, indica para añadir que, pese a eso, sí se alargará su vida o se evitará “el sufrimiento previo a la muerte que supone la tortura a la que son sometidos en las plazas”.

Más que por sus corridas de toros, los Sanfermines son famosos por sus encierros y, según reconoce, entre los pamploneses existen muchas personas contrarias al toreo pero que no muestran el mismo parecer hacia los encierros.

“Es evidente que hay sitios en los que está más arraigado el tema taurino, incluso es tema tabú a la hora de evaluarlo y revisarlo, pero curiosamente Pamplona no tiene esta tradición taurina que puede haber en otros sitios como el sur de España”, según Napal que asegura que hay muchas personas que no necesitan la tauromaquia para disfrutar de las fiestas. "La fiesta la componen muchos otros aspectos", asevera.

“Es algo que hemos hablado con mucha gente de Pamplona, incluso lo comprobamos con una recogida de firmas”, dice y, al ser preguntados, la mayoría estaban a favor de la eliminación de las corridas pero había más personas contrarias a que desaparezcan los encierros.

A pesar de que desde Libertad Animal se muestran totalmente contrarios a la realización de cualquier tipo de espectáculo que implique sufrimiento para el animal, Napal deja claro que “hay grados de tortura” y “aunque lo mejor sería que no existiese ninguno, ojalá solo tuviésemos que lamentar el estrés que sufren los toros en los encierros”.

“No es lo mismo que te hagan correr casi un kilómetro, con la tensión y estrés que eso genera al animal a que te claven una espada y te estén torturando hasta la muerte”, remarca.

A su juicio, este tipo de eventos terminarán desapareciendo ya que “aunque es algo que lleva siglos y siglos, una sociedad medianamente civilizada tiene que ir por ese camino y no depender del sufrimiento animal para divertirse”.

“Tardará mucho en llegar porque al ser humano le cuesta mucho darse cuenta de las cosas”, opina, aunque confía en que “llegará en la medida en que el ser humano aprenda a respetar a otros seres vivos con los mismos derecho a vivir y ejerza ese respeto más allá de su propia especie”.

Asimismo, destaca que será determinante la implicación de las instituciones, pues “esto acabará también en la medida en que no dependan de las subvenciones públicas”.

A su juicio, este es también un buen momento para reflexionar sobre esto, ya que “ganaderos y empresarios del mundo taurino, con la excusa de que tienen pérdidas porque se están cancelando los eventos, tienen la desfachatez de pedir ayudas cuando ahora, más que nunca, este dinero tiene que destinarse a la sanidad y la gente que lo necesita para comer”.

Para él, el anuncio por parte del Ayuntamiento “llega un poco tarde”, pues era algo que “se veía venir desde hace tiempo” y habría sido mejor no dejar correr el tiempo como se ha hecho ya con muchos otros eventos programados en estas mismas fechas o festivales como el Oktoberfest en Alemania, programado en septiembre, que ayer anunció su suspensión. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Animalistas navarros reconocen su alegría por la suspensión de los encierros y corridas de San Fermín