PREMIUM  FERIA DEL TORO 2019

Los mulilleros, últimos en despedir al toro de San Fermín: el desconocido trabajo que atrae cientos de miradas

Su paseíllo reúne a cientos de personas, especialmente familias con niños pequeños, cada tarde frente a la fachada del Ayuntamiento de Pamplona.

Xabier Zabalza, Roberto Salvatierra, Juan José Berrio, José Manuel Carabia, Juan Pedro Lecuona, Javier Erviti y Javier Insausti, parte de los mulilleros que retiran del ruedo los toros lidiados en la plaza cada tarde. En la imagen se ausentan Julián Azpilicueta, Imanol Rodríguez y el jefe de mulillas, Txema Zabalza. NAVARRA.COM
Xabier Zabalza, Roberto Salvatierra, Juan José Berrio, José Manuel Carabia, Juan Pedro Lecuona, Javier Erviti y Javier Insausti, parte de los mulilleros que retiran del ruedo los toros lidiados en la plaza cada tarde. En la imagen se ausentan Julián Azpilicueta, Imanol Rodríguez y el jefe de mulillas, Txema Zabalza. NAVARRA.COM  

Son los encargados de despedir a los toros que han protagonizado el encierro y que ya han sido lidiados en la plaza de Pamplona. El trabajo de los mulilleros, que atraen cada tarde la atención de cientos de personas, es uno de los clásicos de San Fermín.

Cada tarde, la cuadrilla compuesta por ocho mulilleros y un jefe de mulillas llega a la plaza con los caballos que serán los encargados de retirar de la arena a los toros ya lidiados.

Su acto más emblemático es el tradicional paseíllo que realizan desde las 17.30 horas para recorrer la distancia que separa la Plaza del Ayuntamiento y la Plaza de Toros.

Pero su trabajo comienza bastante antes, en torno a las 15.30, cuando se reúnen en el coso de Pamplona para aparejar los caballos y tener todo listo para su salida.

En torno a las 17 salen por el patio de caballos en dirección a la Plaza Consistorial, donde ya cientos de personas esperan su llegada para ver de cerca a los animales.

Sobre todo niños, pero muchas familias y personas mayores, aprovechan la ocasión para sacarse fotos con las mulillas e interesarse por esta tradición tan arraigada a las corridas de San Fermín.

Un niño llora subido en brazos de uno de los caballeros en plaza durante el desfile de las mulillas en los Sanfermines de 2018. NAVARRA.COM / Archivo

Frente a la fachada del Ayuntamiento, los mulilleros y los músicos de La Pamplonesa que amenizarán la tarde de toros se reúnen a las 17.30 horas para comenzar el paseíllo hacia la Plaza de Toros.

Una vez en coso, la cuadrilla formada por Xabier Zabalza, Roberto Salvatierra, Juan José Berrio, José Manuel Carabia, Juan Pedro Lecuona, Javier Erviti, Javier Insausti, Julián Azpilicueta, Imanol Rodríguez y el jefe de mulillas, Txema Zabalza se prepara para estar a punto cuando el torero finalice la faena.

Entre los mulilleros se respira la pasión por el toro y por los festejos de Pamplona. De hecho, varios de los profesionales son asiduos corredores del encierro y no es extraño verles correr cada mañana con los astados que después despedirán en la plaza.

Los mulilleros Imanol Rodríguez y Juan Pedro Lecuona corren delante de los Victoriano del Río junto a Aitor Aristregui en el callejón de la Plaza de Toros. ALEJANDRO VELASCO

El grupo de profesionales está 'para el arrastre', literalemente. Cuando el toro rueda en la arena, guían a las mulillas hasta el animal y proceden a amarrarlo para que pueda ser arrastrado al patio de caballos una vez que se hayan cortado las orejas si la presidencia concede trofeo.

Ya en el patio de caballos, el toro es conducido al desolladero por los mulilleros, que concluyen así su particular faena. Antiguamente era el espacio en el que los matarifes despiezaban al astado y en la actualidad solo se emplea para desangrar al animal antes de enviarlo al matadero.

El tradicional desfile de mulillas se dirige a la Plaza de Toros de Pamplona poco antes de la corrida de toros. EFE / Javier Lizón

Después de cada faena, un camión acondicionado para el transporte del toro recién lidiado se encarga de transportar al animal hasta el matadero donde se procede a su tratamiento para vender después la carne.

De esta manera, los mulilleros son quienes despiden a los auténticos protagonistas de las fiestas, los mismos toros que han corrido el encierro y que demuestran su bravura en el ruedo frente a los toreros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los mulilleros, últimos en despedir al toro de San Fermín: el desconocido trabajo que atrae cientos de miradas