PREMIUM  REJONES

Dueño de Pamplona: Hermoso de Mendoza pasará 'tranquilo' las fiestas tras salir de nuevo a hombros

Leonardo Hernández y Roberto Arméndariz también se han reivindicado y han acompañado al estellés por la puerta grande.

El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza, durante la lidia a su segundo toro de la tarde en la segunda corrida de abono de la Feria del Toro que se celebra estos días en Pamplona con motivo de las fiestas de San Fermín. EFE/Villar López
El rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza, durante la lidia a su segundo toro de la tarde en la segunda corrida de abono de la Feria del Toro que se celebra estos días en Pamplona con motivo de las fiestas de San Fermín. EFE/Villar López  

Pablo Hermoso de Mendoza ha vuelto a triunfar en la Plaza de Pamplona, de la que es dueño y señor. El estellés ha vuelto a salir por la puerta grande (acompañado por Leonardo Hernández y Roberto Armendáriz) tras cortar tres orejas como el gran dominador de la corrida de rejones de esta Feria del Toro. 

Con las tres orejas cortadas en esta tarde, el navarro ya tiene en su haber 51 orejas y 3 rabos en Pamplona, habiendo salido por la puerta grande en 17 ocasiones. Una sensación que el año pasado no pudo vivir al no conseguir el premio de salir a hombros.

Por otro lado, Hermoso de Mendoza se ha mostrado sonriente y satisfecho tras las faenas las cuales a analizado en la arena. "El toro ha cambiado mucho, pensaba que iba a ser de genio y luego fue todo lo contrario, con mucha obediencia pero con falta de transmisión", ha señalado del primer toro en declaraciones al canal Toros de Canal +.

Pese a ello, ha destacado que ha clavado "como uno quiere, yendo de frente y metiendo el toro debajo, y haciendo las cosas con el mayor clasicismo y con rigor".

Por su parte, sobre su segunda faena de la tarde, Hermoso de Mendoza ha señalado que "si al primero toro le ha faltado transmisión pero ha tenido bondad y dulzura, este ha sido un toro complicado".

"Tenía un pitón derecho muy malo y por el izquierdo no cortaba ni se empleaba, pero aquí hay que entrarle siempre por la derecha a clavar y eso hacía que el toro fuera desarrollando", ha explicado el estellés para añadir que  "lidiando y sobándolo un poquito, ha habido que quitarle esa primacía". "Ya cuando te dejaba con una distancia más cortita le podías ganar la cara con más facilidad", ha expresado.

Igualmente, su hijo Guillermo, también rejoneador y a quien se le ha visto vibrar y animar a su padre y a la grada desde el burladero, ha destacado que "he podido disfrutar viéndolo". "Sería un sueño poder estar aquí (toreando), este año no ha podido ser pero el siguiente ojala poder estar si Dios quiere", ha añadido Guillermo. 

"UN AUTÉNTICO PRIVILEGIO"

Por su parte, Leonardo Hernández ha prometido mucho con su primera faena, en la que ha logrado cortar dos orejas, sin embargo en su segundo toro el rejoneador no ha tenido suerte al matar y se ha quedado sin premio. 

Pese a todo, Hernández ha conseguido hacer pleno al salir por la puerta grande por tercera vez consecutiva en las tres visitas a la plaza pamplonesa.

Un triunfo para Hernández que ha asegurado tras su labor que "las dos faenas han sido importantes, distintas una de otra, pero trato de entregarme, de darlo todo y esta es una afición que cae cualquiera de pie en ella porque es fantástica".

En este sentido, ha destacado que le "encantaría" volver a la Feria del Toro de San Fermín. "Para mí sería un honor y ojalá así sea", ha remarcado el rejoneador que ha añadido que "es un autentico privilegio poder torear en esta plaza con este ambiente, es una maravilla".

Además, Hernández también se ha mostrado muy satisfecho al poder torear "con un caballo nuevo que estoy muy ilusionado con él". "El caballo ha estado dando la cara y haciendo cosas importantes, un caballo que creo que puede ser muy bueno", ha destacado sobre su caballo 'Enamorado'. 

"ES DURO, PARECE MENTIRA"

Por último el también navarro Roberto Armendáriz se ha reivindicado saliendo de nuevo por la puerta grande al cortar dos orejas en su segundo toro, el último de la tarde. 

Con esta es la quinta puerta grande para el de Noáin, con catorce orejas cortadas. Una labor con la que busca hacerse su hueco en las grandes plazas fuera de Pamplona.

"Es duro porque es la primera temporada después de cortar cuatro orejas el año pasado aquí y parece mentira no entrar en Madrid y no entrar en ningún sitio", ha señalado a este respecto para añadir que "llegar aquí, delante de toda esta gente, sin haber pisado un ruedo…casi imposible".

Asímismo, Armendáriz ha admitido tras su primera faena que ha notado cierta presión. "Se nota, tanto yo como los caballos, son caballos relativamente jóvenes", ha señalado. 

Pese a ello, ha destacado todo el trabajo hecho durante el invierno. "En el campo a tope, todo el día entrenando. Por esta zona no tenemos muchas vacas, no es fácil para nosotros, entrenando técnica y doma pero no es lo mismo que aquí (en la plaza). Sobre todo no es lo mismo para los propios caballos, salir aquí sin haber sometido a esa presión, lo notan y luego tampoco puedes solucionar gran cosa", ha comentado Armendáriz. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dueño de Pamplona: Hermoso de Mendoza pasará 'tranquilo' las fiestas tras salir de nuevo a hombros