PREMIUM  FERIA DEL TORO

Los premios a la mejor ganadería de San Fermín y al toro 'Carriquiri': el jurado hace pública su decisión

El premio Carriquiri al mejor toro ha ido a parar al protagonista de una de las faenas más agónicas: Cuba, el toro que perforó a Ureña.

Encierrillo con la ganadería de Jandilla que será corrida y lidiada este viernes. MIGUEL OSÉS
Encierrillo con la ganadería de Jandilla que será corrida y lidiada este viernes. MIGUEL OSÉS  

Un 'hierro' se ha vestido de oro en esta feria de los Sanfermines de 2018. Así, la ganadería Jandilla ha logrado ganar por segundo año consecutivo el premio Feria del Toro después de deslumbrar con su corrida del 13 de julio.

Por su parte, el jurado de la feria ha concedido el premio Carriquiri al toro más bravo a Cuba, el cuarto astado del Puerto de San Lorenzo que fue lidiado en el festejo del 7 de julio por Paco Ureña.

El hierro de Borja Domecq ya ganó en 2017 el premio a la mejor corrida, ex aequo con la ganadería de Victoriano del Río. Este año la divisa procedente de Llerena, en Badajoz, ha dado un golpe sobre la mesa con un festejo sobresaliente que fue lidiado por Juan José Padilla, Cayetano Rivera y Andrés Roca Rey.

Para la historia de los Sanfermines quedan las imágenes de este viernes 13 de julio, con toros de Jandilla como protagonistas de excepción del triple duelo de maestros taurinos sobre la arena pamplonesa.

Juan José Padilla se despidió del ruedo de Pamplona dando muerte a Decano, al que de desorejó, y a Jugoso, al que logró cortarle una oreja. La comunión entre torero y animal fue soberbia y como tal se ha valorado en este premio.

El primero de la tarde, y a la postre penúltimo morlaco de Padilla en el ruedo sanferminero, mostró mucha cara, nobleza y transmisión. Decano repetía, entraba en la faena, sumó y se entregó. Además 'El Pirata' logró acertar de lleno tanto con las banderillas, la muleta y el estoque, que dejó al toro rodando sobre la arena y desorejado.

Jugoso, el cuarto de la tarde, también se mostró colaborador y permitió al de Jerez disfrutar y torear despacio por última vez en esta plaza que tantas alegrías le ha dado y a la que tantas emociones ha devuelto. Le cortó una oreja y cerró triunfal su paso por Pamplona, donde no faltaba desde 1999.

Observador, el que abrió el lote de Cayetano, asombró con un buen galope en las banderillas y con unas embestidas con fuerza, metiendo cara. El segundo, de nombre Impositor y 565 kilos para el Jandilla más pesado de la camada, fue implicado y permitió una gran faena. Cayetano le hizo rodar con una gran estocada y acabó cortándole una oreja.

El tercero en discordia en esta corrida de Jandilla no estaba dispuesto a quedarse atrás. Y Roca Rey se mostró como digno heredero de 'El Pirata' para convertirse en nuevo monarca de la plaza pamplonesa. Aprovechó sus dos toros y logró acompañar a Padilla en la puerta grande.

Su primero, Incauto, se lo llevó por delante en el tercio final. Pero el peruano se repuso y tras pinchar en el primer intento, mató de forma brillante poco después. Primera oreja, a la que acompañaron las dos de Infactor, un toro que se movió mucho en banderillas, cabeceaba y derrotaba con fuerza.

Cabe destacar que con este reconocimiento, la divisa de Jandilla obtiene su cuarto premio Feria del Toro y los cuatro los ha conseguido de par en par. En 2003 y 2004 consiguió su dos primeros galardones y ahora ha vuelto a encadenar dos más de forma consecutiva.

Cuba, el cuarto Victoriano, corneó a Paco Ureña al entrar a matar. MIGUEL SANTIAGO

CUBA, EL MÁS BRAVO DE LA FERIA

Por su parte, el premio Carriquiri al mejor toro de la feria ha ido a parar a Cuba, el cuarto del Puerto de San Lorenzo que fue lidiado el 7 de julio por Paco Ureña con un gran susto en la entrada a matar.

Era el toro de la merienda, y contra lo que suele ser habitual en el coso sanferminero, logró que tanto los espectadores del sol como los de la sombra dejaran de lado sus viandas para seguir la faena de Ureña.

El astado demostró clase, siguiendo las tandas ligadas con los dos pitones y mostrando predisposición a humillar y a embestir en la muleta. Siempre dispuesto, Cuba no se resignaba a su destino y lo demostró con furia en el final.

Paco Ureña, a la carrera tras ser corneado por Cuba al entrar a matar. ÁLVARO BARRIENTOS

Ureña entró a matar y Cuba prendió al diestro en la pierna, dejándole una herida que sangraba abundantemente. El torero se resistió a salir de la arena, esperando a que el animal cayera.

La faena fue premiada con una oreja y gritos de "torero, torero", que Paco Ureña escuchó ya desde la enfermería, donde le atendieron por una cornada de 15 centímetros en la cara interna del muslo, con destrozo muscular y que llegó hasta la cara anterior del fémur.

El toro fue muy aplaudido y a la postre ha acabado convirtiéndose en el más destacado de la feria, valiendo a la ganadería Puerto de San Lorenzo para obtener su primer galardón en Sanfermines.

El 'hierro' salmantino de Tamames había tenido presencia dos años en San Fermín, en 2017 y 2018, y con este bravo toro logra acumular su primer premio en la Feria del Toro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los premios a la mejor ganadería de San Fermín y al toro 'Carriquiri': el jurado hace pública su decisión