PREMIUM  PRIMERA CORRIDA

El coraje de Paco Ureña: aguanta en la arena hasta que cae el toro y llega semiinconsciente a quirófano

Con la cornada, ha esperado a recibir la oreja y ha llamado a su pareja como gesto tranquilizador antes de operarse.

Cornada en la pierna izquierda a Paco Ureña en el cuarto de la tarde con los toros de Puerto de San Lorenzo. MIGUEL SANTIAGO
Cornada en la pierna izquierda a Paco Ureña en el cuarto de la tarde con los toros de Puerto de San Lorenzo. MIGUEL SANTIAGO  

Paco Ureña ha sido el protagonista en la primera corrida de toro de San Fermín. El torero murciano ha recibido una cornada al entrar a matar a su segundo toro, el cuarto de la tarde. Una faena en la que ha cortado una oreja y ha demostrado que los toreros están hechos de otra pasta. 

Tal y como ha explicado el cirujano jefe de la plaza de toros, Ángel M. Hidalgo, Ureña "tiene una herida por asta de toro de unos 15 centímetros aproximadamente en la cara interna del muslo, con bastante destrozo muscular y que le llega hasta la cara anterior del fémur".

Según el parte médico de la enfermería de la Plaza de Toros ha informado que ha sido " intervenido bajo anestesia general en los quirófanos de la Plaza" y que ha sido ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra.

El doctor Hidalgo ha explicado a Canal + que "el fémur ha parado el pitón, por eso también posiblemente se ha visto al principio que sangraba en gran cantidad de repente, yo creo que ha sido por una rotura masiva muscular".

El propio cirujano ha señalado que esperan "que se recupere perfectamente. "Si va todo bien, yo calculo que tres o cuatro días de estar en el hospital si va todo bien y en dos o tres semanas podrá estar toreando", ha valorado. 

Ureña ha demostrado su aguante y su coraje tras la cogida, al permanecer durante varios minutos en la arena, sangrando en abundancia y usando un pañuelo de fiestas como torniquete, hasta que el toro ha caído y ha visto como le concedían una oreja. Entonces la cuadrilla le ha cogido en volandas y le ha llevado hasta la enfermería. 

Al parecer en ese trayecto ha llegado a perder la consciencia momentáneamente, pero al llegar a la enfermería ha pedido un teléfono móvil para poder llamar a su pareja y tranquilizarla directamente. 

Sobre esos minutos de espera, el doctor Hidalgo ha comentado que les "hubiera gustado que hubiera venido antes, pero los toreros son así y entendemos también la situación, estaba preocupado también si había cortado una oreja y que había pasado, pero ha ido todo muy bien". 

Antes, Paco Ureña no había podido triunfar en el primer toro de la tarde. "No voy a poner excusas, pero se ha venido abajo muy pronto y costaba mucho sacar los muletazos, pero creo que he dado una sensación buena y hay que seguir luchando", ha explicado el torero murciano en directo a Canal + durante la corrida, para añadir que "lo he matado muy bien". 

"Estaba muy informal porque con el encierro es más complicadillo, soltaba mucho la cara pero luego también ha tenido sus cosas buenas de noble, que también hay que resaltarselo", ha dicho sobre el toro. "No le tocaba brusco ni una, bueno igual una vez que le he tocado un pelín y ha perdido las manos pero he intentado tocar con las ventajas del animal", ha añadido.

Por último, antes de continuar con la corrida, Ureña se ha mostrado contento y ha asegurado que está "creciendo día a día y mejorando con el capote, con la muleta, con la espada. Esto es una carrera muy larga y hay que seguir".

"ES UNA PLAZA QUE VA CON MI FORMA DE SER"

Por su parte, el otro triunfador de la tarde ha sido Román. El joven torero valenciano se ha marchado con una oreja gracias a su primera faena de la tarde.

Sobre este toro ha destacado que tenía "muy buena condición" y ha comentado que es "de los que te dejan torear bien". Del mismo modo, ha destacado que tenía "mucha calidad, se ha apagado pronto y he buscado un poquito los recursos".

Con su segundo toro, el quinto de la tarde, no ha quedado tan contento el valenciano. "Pensaba que no se iba a cerrar tanto, entonces he pensado le pego unos doblones, sin apretarlo pero no quiere y digo me lo llevo al medio y que sea lo que Dios quiera. Pero es que ha echado la persiana completamente. Luego al final he querido buscarle la vuelta, de rodillas algo, pero es que no", ha comentado. 

Pese a todo, Román se ha mostrado sonriente aunque no ha hecho balance positivo de la corrida: "Yo lo que quiero es cuatro orejas y una oreja suma pero ni mucho menos es lo que yo busco". 

Pese a ello, el valenciano se ha mostrado muy contento de poder torear en Pamplona. "Es una plaza que va con mi forma de ser, con mi toreo y se torea como se es, entonces es una plaza en la que estoy a gusto y bien", ha dicho para añadir que espera "poder volver muchos años más aquí y poder salir por la puerta grande".

JOSÉ GARRIDO, SIN SUERTE CON EL LOTE

Por último, el gran damnificado de esta primera corrida de toros de San Fermín ha sido José Garrido, quien no ha tenido fortuna con los toros y se ha marchado sin cortar ninguna oreja. 

"Creo que ha habido dos o tres toros buenos que se han dejado, pero mi lote desgraciadamente.... El primero, aburrido y sin querer embestir, y el segundo lo poquito que tenía no ha durado nada, un suspiro", ha comentado decepcionado tras la corrida Garrido.  

Sobre su primer toro, Garrido ha comentado que no tenía "mal estilo pero tampoco con la raza y la entrega que se le pide para que esto coja vuelo". "Él (el toro) tampoco tenía ese celo suficiente como para plantearle pelea e intentar que aquello reuniese condiciones para que la gente se metiese en la faena", ha añadido. 

A este respecto, sobre el segundo ha señalado que "tenía buena condición y la pena es que se ha aburrido un poquito pronto, se ha desentendido, pero yo creo que me he puesto en el sitio a pegarle pases al toro, pero no he tenido más de 20 pases".

"Yo creo que me he puesto como se tiene que poner un tío en esta feria", ha valorado pese a todo Garrido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El coraje de Paco Ureña: aguanta en la arena hasta que cae el toro y llega semiinconsciente a quirófano