FERIA DEL TORO

Dávila Miura: "Estoy satisfecho, con el objetivo cumplido y muy contento"

Destacado el enfado del murciano Rafaelillo al habérsele negado una merecida oreja: "Ha habido entrega y sensibilidad. Cuesta mucho estar ahí". 

Última corrida de la Feria del toro protagonizada por Miura. PABLO LASAOSA 04
Eduardo Dávila Miura, en la octava corrida de la Feria del Toro de Pamplona. PABLO LASAOSA

Una ganadería mítica y tres diestros con oficio para cerrar la Feria del Toro de Pamplona de estos Sanfermines. La expectación estaba servida con los Miura y la terna los ha enfrentado esta tarde en el coso pamplonés: Rafaelillo, Eduardo Dávila Miura, en su reaparición por un día, y Javier Castaño, que ha sustituido a Manuel Escribano. En los corazones, el recuerdo de Víctor Barrio, torero fallecido el pasado sábado por una cornada, a quien han dedicado faenas.

LA OREJA PERDIDA

Rafaelillo ha llegado "muy feliz", reconociendo ante los micrófonos de Canal + Toros que la de la capital navarra es "una plaza que marca la carrera de los toreros". Su espíritu, de indiscutible entrega: "Hay que salir siempre con actitud e intentar hacer el toreo que se lleva dentro". Para la ganadería, solo palabras de elogio. "Está dando mucho a mi carrera y espero que siga así", ha subrayado.

Sobre su primer toro de la tarde, el matador murciano ha reconocido que ha sido "muy complicado" porque "no pasaba". También ha explicado que "se venía repitiendo y quizá le tenía que haber metido otro pullazo. No le podía ver nada". Así, ha reconocido que le ha hecho "pasar un rato bastante difícil".

El segundo ha sido su gran faena de la tarde, aunque no recompensada. Pese a la petición de oreja, le ha sido negada. El enfado del diestro ha sido importante: "¿Qué quieres hacer más? Ha habido entrega y sensibilidad. Cuesta mucho estar ahí. Este es otro circuito. Respeto". 

En cualquier caso, ha asegurado sentirse "muy orgulloso" con su labor y ha reivindicado que ha hecho "mérito de sobra para volver a Pamplona, no solo por esta tarde, sino por mi carrera". 

MIURA CONTRA MIURA

Un regreso lleno de ilusión. Así ha la emocionante vuelta a los ruedos de Dávila Miura, que por una tarde ha vuelto a vestirse de luces en el coso de Pamplona, donde tenía clara la meta: "Si Dios quiere, se va a saldar un sueño". Y lo ha hecho: torear con esmero y lucimiento ante la ganadería de su familia. Antes de hacer el paseíllo, apunta que asumía este retorno con "responsabilidad" y "la satisfacción de volver a esta gran plaza".

Tras su primero, del que ha conseguido cortar una oreja, ha reivindicado su "compromiso" y el estar "muy concentrado", además de su intención de "no dar la imagen de torero retirado"

En este sentido, ha asegurado que nunca ha estado "desconectado" del mundo del toro y ha tenido palabras de agradecimiento para Pepe Moral, el torero a quien apodera y que se encontraba en la plaza. "Es una gran persona, amigo y torero", ha elogiado Moral.

De su segundo, que ha dedicado a la familia Miura, ha explicado las dificultades: "No me daba la cara y no me fiaba de él a la hora de entrar a matar. Tenía que haberlo matado mejor. Es la única espinita que me llevo". En todo caso, ha dicho sentirse "satisfecho, con el objetivo cumplido y muy contento". Y ha aseverado, convencido: "Esta es la profesión más bonita del mundo".

CASTAÑO, ILUSIÓN POR SEGUIR

Javier Castaño regresó a los ruedos en la pasada Feria de San Isidro tras superar un cáncer de testículo y lo hizo precisamente en para enfrentarse a dos miras, la misma legendaria ganadería que ha lidiado en Pamplona.

De su primero, el torero leonés ha subrayado que era "muy exigente. Creía que tenía un buen aire y embestía". Así, ha lamentado como el resto de sus compañeros el aire que sacudía la plaza porque "movía un poco la muleta y costaba mucho".  En cualquier caso, su actitud ha sido intachable: "He intentado darlo todo y lo he matado muy bien, así que contento". Mereció también una oreja que no le fue concedida. 

También satisfacción tras su segundo, aunque "soltaba la cara una barbaridad". Y, siempre, la mirada puesta en el futuro: "Me voy contento. Es un camino difícil, pero creo que tengo capacidad para seguir".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dávila Miura: "Estoy satisfecho, con el objetivo cumplido y muy contento"