• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 08:39
 
 

SAN FERMÍN 2022

Juan Castro, el policía municipal de Pamplona que toca por última vez la corneta en el encierrillo

La despedida del encargado de la corneta, que prometió unos últimos Sanfermines antes de jubilarse, será con los toros de Miura.

Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA
Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA

Los Sanfermines siguen girando entorno a los toros y eso es algo que ha quedado claro este año, incluso después de dos años de parón y una pandemia de por medio.

El encierro y las corridas de toros mueven a cientos de personas durante los siete días de San Fermín.

Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA
Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA

Sin embargo, todo esto tiene un inicio, y ese es el encierrillo. Una tradición de la ciudad navarra que ha ido ganando importancia entre los ciudadanos de Pamplona y los que nos visitan.

Pero, de entre todas aquellas personas que se dirigen a los corrales de Santo Domingo a ver a los toros subir desde los corralillos del gas, hay una persona que juega un papel importante en esta tradición centenaria.

Juan Antonio Castro, cabo de la Policía Municipal de Pamplona, es desde el 2015 en encargado de tocar la corneta que marca el final del encierrillo.

La tradición dicta que al salir los toros de los corralillos del Gas y al llegar a los de Santo Domingo dos personas hagan sonar una corneta que marca el inicio y el final del encierrillo.

Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA
Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA

Después de cinco años teniendo la batuta del encierrillo, Castro se vio en 2020 con la jubilación que le tocaba, pero sin haber podido disfrutar de unos Sanfermines ‘’en condiciones’’.

Y fue ahí cuando se prometió que se jubilaría cuando volviera a vivir unos Sanfermines ‘’como tienen que ser, con gente, con fiesta y con toros’’.

Tal y como ha explicado el propio Castro, él se encarga no solo de la corneta, sino también de la organización del montaje y la limpieza del espacio donde se lleva a cabo el encierrillo y, posteriormente, el encierro.

Como su último año, ha Castro ha querido aclarar que no va a dejar de vivir las fiestas. ‘’Siempre he vivido las fiestas como policía, pero voy a seguir disfrutando de ellos, de una forma diferente’’.

Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA
Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA

Eso sí, ha aclarado que este último encierrillo de Miura no va a ser el último que vea. ‘’Claro que voy a volver al encierrillo, ya es una parte de mí, y no voy a dejarla ir’’, afirmaba el policía.

En cuanto a su papel en los Sanfermines, el cabo de la Policía Municipal ha querido explicar un poco cuáles son sus actividades a lo largo de la fiesta. ‘’No solo me encargo del encierrillo, también estoy en el Patio de Caballos, el paseo de mulillas y la entrada de los toreros’’, enumera Castro.

Por último, Juan Antonio Casto ha definido su trabajo durante San Fermín y en específico en el encierrillo como un acto de vocación, algo esencial para la ciudad y que, aunque deje el uniforme, seguirá defendiendo, disfrutando y viviendo siempre.

Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA
Juan Castro, el encargado de tocar la corneta al terminar el encierrillo de San Fermín. PABLO LASAOSA


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Juan Castro, el policía municipal de Pamplona que toca por última vez la corneta en el encierrillo