• lunes, 08 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

La resaca de Pamplona tras San Fermín: la vuelta a la normalidad y el secarral de los Fueros

Pamplona esta mañana se reincorpora tras 9 días de San Fermín e inician las desinstalaciones de las infraestructuras del centro exclusivas para las fiestas.

Pamplona tras los Sanfermines 2022
Pamplona tras los Sanfermines 2022

Después de nueve días de fiesta, Pamplona vuelve a la normalidad. Tan solo doce horas después de finalizar San Fermín, ya se han comenzado a desmontar en tiempo récord las diferentes instalaciones como carpas, escenarios o baños, esenciales durante estos días.

A mediodía, en la Plaza del Castillo varios trabajadores se encontraban desmontando el escenario, una de las novedades de este año, donde ha tenido lugar la intervención de DJ´S durante las tardes y noches. Junto a ellos, en la misma plaza otros dos operarios cambiaban los adoquines destrozados por otros nuevos.

A escasos metros, un contenedor agrupaba cerca de un centenar de las basuras rojas instaladas para San Fermín ya apiladas y retiradas, indicando el fin de las fiestas

Una estampa similar a la vivida en otros puntos de la ciudad, como el Paseo de Sarasate, donde se podía observar también las vallas y los bloques de hormigón apilados y listos para su retirada. Estos han cumplido con éxito su objetivo de proteger el espacio verde de la zona.

Tampoco ha sido menos la Avenida de Carlos III, que a una velocidad pasmosa ha recuperado de nuevo en sus puestos de carga a más de una decena de bicicletas eléctricas, tras la suspensión de sus servicios durante los Sanfermines.

Sin embargo, no todos los puntos de Pamplona tienen la misma suerte ni recuperan su aspecto habitual de forma tan rápida. Es el caso de la plaza de los Fueros, uno de los entornos más damnificados y que estaba irreconocible esta mañana: el verdor de su césped ha sido sustituido tras las fiestas por un secarral.

La Plaza que lucía un césped amarillento y seco, se encontraba con el escenario por el que han pasado estos días numerosos artistas a medio desmontar. Entre restos de vasos de plástico, colillas y alguna que otra lata de cerveza, una grúa desinstalaba las infraestructuras restantes, así como la barra que se hallaba en el interior de la plaza.

Su aspecto no es un caso aislado entre los parques, ya que tanto la Vuelta del Castillo como la mayoría de espacios verdes del centro de la ciudad presentan un estado similar de daño y erosión, a los que el calor actual y la subida de temperaturas no ayudan a su mejora.

Un ambiente de fin de fiesta del que tampoco se libran las calles del Casco Antiguo, donde los vendedores ambulantes desmontaban sus puestos y se despedían de la ciudad, así como varios negocios, especialmente hosteleros, que han bajado la persiana tras San Fermín. La clientela masiva en estas zonas hace que algunos locales cierren unos días para tomarse un descanso, tras unas fiestas de San Fermín que ya ansían de vuelta todos los pamploneses.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La resaca de Pamplona tras San Fermín: la vuelta a la normalidad y el secarral de los Fueros