• lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

Héctor, el Chuky de la Plaza del Castillo al que le robaron el disfraz unos Sanfermines

Hector Carhuallay es un hombre de Perú que vino hace años a España debido a la situación laboral en su país. Desde su llegada a la península ha trabajado disfrazándose y recorriendo las fiestas populares del país.

chuky
Héctor Carhuallay con su disfraz de Chucky en la Plaza del Castillo de Pamplona durante San Fermín. NAVARRA.COM

Si se da una vuelta a la tarde por la Plaza del Castillo, se pueden ver bastantes cosas a simple vista: el quiosco, las casetas montadas durante San Fermín, el escenario con las sesiones de tardeo... Pero hay otro elemento en esta suma que tiene tras su máscara un rostro.

El Chucky de la Plaza del Castillo debajo de su disfraz esconde a Héctor Carhuallay, originario de Perú. Carhuallay vino a España hace siete años en busca de mayor estabilidad económica. En el otro lado del charco tiene a su mujer y a su hijo de 9 años, a los que manda dinero cada vez que puede para mantenerlos.

Cuando llegó a Madrid, Héctor se vio en la situación de no encontrar trabajo. Al pasear por la Puerta del Sol de la capital se fijó en los personajes que se encontraban por la plaza y los turistas que se fotografiaban con ellos y aceptaban pequeñas donaciones.

Fue entonces cuando comenzó a llenar su armario de disfraces: Mickey Mouse, el Pato Donald, la Patrulla Canina... Así hasta acumular casi la veintena de trajes. Con todos ellos se recorre la península de febrero, comenzando en Cádiz, hasta noviembre, donde cierra la temporada en Benidorm. Suele viajar con una furgoneta y en solitario aunque, a veces, se pone en contacto con algunos compañeros para acudir a unas fiestas concretas. 

Las fiestas que más disfruta Héctor son las Fallas en Valencia seguidas por los Sanfermines. Apunta que su próximo destino es Santurce, en Vizcaya, con unas fiestas que iniciaron el viernes 8 de julio. 

En Pamplona ya se le ha quedado alguna que otra anécdota en San Fermín: "Hace cuatro años el día del chupinazo llevaba un disfraz con el que iba en triciclo, pero este no me duró mucho ya que con la emoción del momento me lo robaron".

A Héctor enfundado en sus disfraces se le acercan desde niños y jóvenes hasta personas más adultas para hacerse una foto con él. Disfruta de hacerles pasar un buen momento y admite que "aunque no ponga precio a la foto la voluntad se agradece".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Héctor, el Chuky de la Plaza del Castillo al que le robaron el disfraz unos Sanfermines