SAN FERMÍN

Así ha marcado el reloj de Estafeta el último día de cuenta atrás: menos de 24 horas para que 'estalle' la fiesta

El reloj de la Calle Estafeta se ha llenado de curiosos que han presenciado el cambio de días a horas restantes para las fiestas.

Exterior de la casa del libro en la calle estafeta junto al reloj de la cuenta atrás para San Fermín.
Exterior de la casa del libro en la calle estafeta junto al reloj de la cuenta atrás para San Fermín.  

Tic,tac,tic,tac...es el ruido que se debe escuchar desde la Casa del Libro cada vez que se descuenta un segundo del reloj sanferminero, que recuerda cuánto queda para que comiencen las fiestas.

A falta de veinte minutos para que la cifra de los días quede a cero ,desde dentro, Carmelo Buttini asegura lo nervioso que está por que lleguen ya las fiestas, pues estos son sus primeros Sanfermines con el reloj de la cuenta atrás. "Estoy muy ilusionado. Incluso salgo de la tienda y lo miro varias veces para ver si sigue bien o se ha apagado", afirma.

La gente también está al tanto de que nada falle en la llegada de San Fermín, pues hace unos días lo pararon para realizar el mantenimiento y, según cuenta Buttini, llegaron varios vecinos y algún camarero de los bares de al lado para avisar de que no funcionaba. Pero nada de esto espera suceder durante las pocas horas que le queda al reloj por contar, aunque el reloj tenga ya 30 años y no sea digital.

Cuenta su nuevo dueño que lo compró "por puro sentimentalismo", porque él se considera muy sanferminero y era algo muy especial. El reloj preside la fachada de la tienda, de la que afirma que es la fachada más fotografiada de la calle Estafeta, aunque si todo el que pasase por allí y sacase una foto entraría a comprar, dice que sería millonario.

Exterior de la casa del libro en la calle estafeta donde se ubica el reloj de cuenta atras de san fermin

Exterior de La Casa del Libro, en plena calle Estafeta, con el reloj que da la cuenta atrás para los Sanfermines. NAVARRA.COM

El ambiente pre-sanferminero es muy movido, sobre todo en la calle Estafeta, uno de los epicentros de la fiesta. Un grupo de personas se ha congregado frente al reloj para ver en primera persona el cambio de los días por las horas. Una de ellos es Jennifer Fricano, que viene desde Chicago expresamente para los Sanfermines, solo lleva un día aquí y ya está planeando qué hacer hasta el día 8 que estará en la ciudad.

Cuenta que Pamplona les ha encantado y que la gente es muy agradable, aunque tampoco les ha dado tiempo a ver mucho la ciudad porque llegaron ayer. También desde Illinois, Chicago venía Lexie Sletir, que estaba haciendo el Camino de Santiago junto a unas amigas y el inicio de los Sanfermines les había sorprendido ya aquí, así que iban a aprovechar para disfrutar el primer día de las fiestas y después seguir con el camino.

También hay otros, como Javier Idoya, que aprovechan el 'ambientico' previo a San Fermín para disfrutar en familia, pues les toca trabajar durante los nueve días de fiesta. "El ambiente es muy bueno y estamos aprovechando el día de fiesta", decían mientras escuchaban tocar a una banda musical que actuaba en la calle.

De Sevilla venían Paco Rebolledo y su mujer, que esperaban aprovechar al máximo los dos días que iban a pasar en Pamplona, pues se marchaban el día 6 antes del Chupinazo ya que les había sido imposible encontrar alojamiento. "Nos imaginamos cómo se pone esto, pero nos hemos llevado una buena impresión de la ciudad, hay mucha gente joven y el ambiente es muy bueno", aseguraban.

Respecto al mensaje que dará el reloj cuando termine la cuenta atrás, Carmelo afirma que será algo fácil y algo que entenderá todo el mundo, pero para leerlo, antes deberemos esperar.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Así ha marcado el reloj de Estafeta el último día de cuenta atrás: menos de 24 horas para que 'estalle' la fiesta