PREMIUM  SAN FERMÍN 2019

La Octava de San Fermín acerca el final de la fiesta y recuerda a dos ediles asesinados por ETA

El párroco de San Lorenzo, Javier Leoz, ha reclamado que se recupere la normalidad en el retorno del cabildo y la corporación a la catedral durante la procesión de San Fermín.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, durante la Octava a San Fermín en el último día de las fiestas de 2019. PABLO LASAOSA
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, durante la Octava a San Fermín en el último día de las fiestas de 2019. PABLO LASAOSA  

Numerosos pamploneses han acompañado a la comitiva que ha participado en la Octava de San Fermín, el último acto institucional de las fiestas, en el que se ha recordado a los concejales José Javier Múgica y Miguel Ángel Blanco, asesinados por ETA mientras Pamplona celebraba los Sanfermines, y a los afectados por las "devastadoras" inundaciones del pasado día 8 en la Zona Media de Navarra.

La Corporación municipal, ataviada en Cuerpo de Ciudad y acompañada por la comparsa de Gigantes y Cabezudos, la guardia municipal y La Pamplonesa, ha partido de la plaza Consistorial hacia las 10.45 horas, para dirigirse a la parroquia de San Lorenzo, donde ha tenido lugar la ceremonia, que ha contado con la participación de la Capilla de Música de la Catedral y la Orquesta de Cámara.

Allí, el párroco de San Lorenzo, Javier Leoz, ha recordado a José Javier Múgica, concejal de UPN de Leiza asesinado por ETA el 14 de julio del 2014; y a Miguel Ángel Blanco, edil del PP de Ermua, secuestrado por la banda terrorista y asesinado el 13 de julio de 1997.

Además, ha pedido una oración especial por los afectados por las devastadoras inundaciones de la Zona Media del día 8, con especial hincapié en la residencia de las Hermanitas, que "se han quedado sin nada" y a quienes se destinará la colecta de este día para que puedan comenzar a recuperar la residencia que atiende a ancianos.

Leoz no ha pasado por alto los incidentes ocurridos en la procesión de San Fermín del 7 de julio, cuando las autoridades y el cabildo catedralicio fueron insultados por cientos de abertzales al regresar a la catedral.

En ese sentido, el párroco ha sostenido que "no es bueno asomar a los niños a lo degradante de la fiesta", ni auparlos a hombros para que escuchen "improperios" e "infamias".

"ESPERPENTO Y MOMENTO DE MAL GUSTO"

Esos momentos, ha remarcado, "no son pedagógicos y se convierten en un esperpento y un momento de mal gusto. Tenemos que recuperar el retorno del cabildo para la procesión de San Fermín", ha apuntado al respecto.

Tras el oficio religioso, la comitiva ha regresado al Ayuntamiento y la comparsa ha continuado con su recorrido, apurando los últimos instantes de la fiesta antes de su despedida.

Las Octavas, incluida la de San Fermín, tienen su origen en el sínodo diocesano de Pamplona, convocado por el obispo Miguel Périz de Legaria en 1301 y, aunque la festividad de San Fermín era antigua, a partir de ese momento se hizo obligatoria y se le añadió la Octava.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Octava de San Fermín acerca el final de la fiesta y recuerda a dos ediles asesinados por ETA