PREMIUM  SAN FERMÍN

Maider Beloki (Bildu) acude al hospital quejándose de dolores en el cuello tras enfrentarse el viernes a la policía

La edil abertzale, junto a Joxe Abaurrea, Amaia Izko e Itziar Gómez, intentó cometer un acto ilegal sacando una ikurriña al balcón del Ayuntamiento.

Maider Beloki (EH Bildu) amenaza a Javier Labairu (UPN) tras la bronca en el balcón. MIGUEL OSÉS
Maider Beloki (EH Bildu) amenaza a Javier Labairu (UPN) tras la bronca en el balcón. MIGUEL OSÉS  

La concejala de EH Bildu Maider Beloki ha acudido al hospital quejándose de dolores en el cuello después de que la Policía Municipal de Pamplona impidiera el viernes que sacara una ikurriña a uno de los balcones del Ayuntamiento durante el lanzamiento del Chupinazo.

La propia Beloki, junto a sus compañeros de formación Joxe Abaurrea y Amaia Izko, y la edil del PNV-Geroa Bai Itziar Gómez, se enfrentaron violentamente contra los agentes que supervisaban la seguridad en la Casa Consistorial, con "patadas y mordiscos", al intentar realizar un acto ilegal que fue impedido finalmente por la Policía Local.

Sobre este asunto, el portavoz de los abertzales en Pamplona, Joseba Asirón, ha indicado este sábado que le parece "lamentable y terrible" lo ocurrido, además de desear que "no sea nada" el dolor que Beloki alegó que sentía cuando acudió al hospital y que pueda reincorporarse a las fiestas.

A pesar de este suceso durante el Chupinazo, todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Pamplona han coincidido en destacar el buen ambiente que se ha vivido en la ciudad durante las primeras 24 horas de los Sanfermines.

El alcalde, Enrique Maya, de Navarra Suma, ha afirmado que hasta el momento la fiestas "van estupendamente", "todo con muy buen ambiente desde el Chupinazo, donde hubo ese pequeño incidente que se solucionó sin mayores problemas".

"Lo que me transmiten es que estas primeras horas han transcurrido con normalidad, por lo que me siento muy feliz y muy contento de ser alcalde de Pamplona en Sanfermines", ha dicho.

POSIBLE DENUNCIA

Un día después, el portavoz de EH Bildu y exalcalde de Pamplona, Joseba Asirón, ha señalado a los periodistas que su compañera "está mucho peor que ayer de su estado físico en general. Ha ido al hospital, le han sacado radiografías, ha habido un parte de lesiones que se va remitir al juzgado".

Sin embargo, preguntado específicamente si se va a presentar una denuncia, ha matizado que "habrá que madurarlo", y ha emplazado para ello a la finalización de las fiestas de San Fermín, durante las cuales va a utilizar "un discurso de tranquilidad, vamos a fomentar la convivencia".

En cualquier caso, como ya hizo ayer, Asiron ha lamentado la "violencia extraordinaria" que se utilizó contra una "concejala electa de esta ciudad por orden del alcalde Enrique Maya", en un episodio "inenarrable" de "terribles escenas" que quedaron grabadas por algunos medios de comunicación.

"Las grabaciones son sumamente ilustrativas para ver dónde fue la agresión, en qué sentido fue la agresión y cómo en definitiva el señor Enrique Maya mandó a los policías, a servidores públicos, a utilizar la fuerza contra concejales, contra cargos electos de esta ciudad", ha dicho. Ha advertido de que la ikurriña es "legal y legítima, y es sentida por un sector amplísimo" de la ciudad, por lo que ha considerado, en referencia a Maya, que "decir que esa bandera te crispa se acerca muchísimo al fascismo".

Al respecto, ha considerado que con estas actitudes "hay quien quiere mandar a pique la convivencia en esta ciudad. Estoy absolutamente persuadido de que hay un intento reflexionado y además organizado por mandar a pique la convivencia en esta ciudad, pero yo estoy muy orgulloso", ha dicho.

Prueba de ello es a su juicio el transcurso de la procesión esta mañana, en la que la corporación sale a la calle a acompañar a San Fermín en su día, un paseo en el que los ciudadanos tradicionalmente aplauden o reprochan a los ediles sus actuaciones, aunque Asirón ha observado una reacción "muy buena, he visto a la gente muy bien, aplaudiendo a quien querían aplaudir y en general respetando al resto, aunque siempre hay de todo, por supuesto".

Por ello, ya tras señalar que "tiempo habrá" para estudiar si se denuncia el suceso de ayer, Asirón ha sido contundente al considerar que "lo que ahora toca es seguir llamando a la convivencia y a la tranquilidad y desde luego que no se siga provocando como se está provocando".

"A MÍ NADIE ME HA DICHO NADA"

Y en relación a la concejal abertzale Beloki, Maya ha señalado que no tenía ninguna información sobre su visita al hospital: "Es la primera noticia, a mí nadie me ha dicho nada".

Para la socialista Maite Esporrín, "en general, las fiestas van bien", y es que el inicio "es lo más bonito, porque está todo por vivir", y ha confiado en que transcurran hasta el día 14 con la normalidad inicial, aunque esta noche ha tenido la sensación de que, para ser sábado, "no había demasiada" gente.

Sobre "el incidente de las banderas", ha sostenido que la ikurriña "no debe estar" en el Ayuntamiento, porque no es la bandera de Navarra y se debe cumplir la ley de símbolos, por lo que "la inconsciencia es de quien la saca".

La portavoz de Geroa Bai, Itziar Gómez, ha considerado "lo más importante que la mayoría de pamploneses se reconocen en unas fiestas con toda la alegría y toda la emoción que despiertan, y sobre todo desde el respeto a todas las personas".

Ha lamentado, sin embargo, "el trato vejatorio" que a su juicio recibieron el viernes algunos concejales cuando la policía les impidió que cometieran un acto ilegal para empañar el inicio de los Sanfermines. Según ha precisado, "intercedí de alguna manera, dejando claro que no saqué ninguna bandera, sino que exigí el trato digno que nos merecemos los corporativos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maider Beloki (Bildu) acude al hospital quejándose de dolores en el cuello tras enfrentarse el viernes a la policía