PREMIUM  SAN FERMÍN

La Tómbola cierra después de San Fermín con una gran duda entre sus asistentes: "No cerramos para siempre, ni mucho menos"

El tradicional puesto que se ubica en Sarasate se desmonta y el año que viene será sustituido por otra nueva estructura para conmemorar su 75 aniversario.

La Tómbola de Cáritas vende sus últimos boletos antes de cerrar la edición de 2019 en el Paseo de Sarasate tras el final de los Sanfermines. NAVARRA.COM
La Tómbola de Cáritas vende sus últimos boletos antes de cerrar la edición de 2019 en el Paseo de Sarasate tras el final de los Sanfermines. NAVARRA.COM  

La Tómbola de San Fermín ha cerrado este lunes 15 de julio su histórico puesto en el Paseo de Sarasate.

El próximo año, cuando la Tómbola de Cáritas cumpla 75 años, volverá a su ubicación en Sarasate, pero lo hará con una renovada estructura y el mismo espíritu solidario.

Este lunes, a las 20 horas, se ha celebrado la ceremonia de clausura. Tras vender boletos hasta el último momento, con cerca de 2.400.000 papeletas despachadas y a punto de agotarlas, se ha procedido a realizar un sencillo acto de despedida.

En los últimos momentos han salido algunos de los premios más codiciados, como la última bici que todavía quedaba en los estantes de la Tómbola. El último de los cinco coches y la tercera moto eléctrica ya salieron casi sobre la bocina, durante los Sanfermines.

El cierre de este lunes ha estado marcado por el sorteo de los últimos vales de compra valorados en 2.500 euros para canjear en establecimientos del Casco Antiguo de Pamplona. Porque aunque la Tómbola haya bajado la persiana, sus premios aún pueden recogerse hasta el 16 de agosto.

De hecho, los afortunados que hayan ganado este lunes 2.500 euros deberán canjear su premio ya en la oficina de Cáritas que se abrirá al público el jueves en el número 3 de la calle San Antón en horario de 9.30 a 13.30 horas, de lunes a viernes.

Los números agraciados en este último sorteo han sido: 26.343 para el vale de compras Nº21, 21.631 para el vale de compras Nº22, 16.659 para el vale de compras Nº23, 34.085 para el vale de compras Nº24, 25.145 para el vale de compras Nº25 y 08.830 para el vale de compras Nº26.

BALANCE POSITIVO DE LA TÓMBOLA

Ana Urmeneta, responsable de comunicación de la Tómbola de Cáritas, ha hecho un balance positivo del transcurso de la actual edición.

"La gente ha respondido y los voluntarios han trabajado como unos jabatos, con mucha dedicación", ha señalado Urmeneta.

El año pasado se agotaron todos los boletos preparados, por lo que este año Cáritas decidió aumentar el número total hasta 2.600.000 papeletas. "Al final hemos vendido prácticamente igual que en 2018, lo que pasa que al quedarnos sin más que vender este año decidimos hacer algunos más", señala la responsable.

El balance económico no podrá realizarse hasta pasado el 16 de agosto, cuando todos los regalos se entreguen y desde Cáritas comiencen a hacer números.

LA TÓMBOLA VOLVERÁ EN 2020

Tras el sorteo de los últimos vales de compra, la actual estructura de la Tómbola se ha cerrado. Pero no es un adiós, sino un hasta pronto.

Algunas personas se han acercado en los últimos días hasta los vendedores y voluntarios para preguntar si era el último año que Cáritas iba a organizar su tradicional Tómbola.

"Ni mucho menos", aclara Urmeneta, "el año que viene cumplimos 75 años y seguiremos aquí en Sarasate, igual que siempre pero con una estructura renovada".

La nueva estructura estará realizada por un grupo de alumnos de cuarto curso de Arquitectura de la Universidad de Navarra, que han ganado un concurso convocado por Cáritas junto con el centro académico.

El diseño ganador que se pondrá en pie dentro de menos de un año ha sido creado por Carlota Esquíroz, Patricia Rey-Baltar, Marc Ribert y Pablo Elosúa.

De esta manera, la Tómbola de Cáritas cumplirá 75 años y seguirá inundando de solidaridad y regalos los Sanfermines.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Tómbola cierra después de San Fermín con una gran duda entre sus asistentes: "No cerramos para siempre, ni mucho menos"