PREMIUM  SAN FERMÍN 2018

A vueltas con las barracas: el traslado a la Ciudadela deja en jaque al concurso de fuegos artificiales

UPN ha solicitado informes que avalen las posibles nuevas ubicaciones ante la incompatibilidad del traslado a la Ciudadela y el actual sistema de fuegos.

Cientos de personas se divierten en las barracas, ubicadas en el parque de la Runa, durante los Sanfermines de 2018. MIGUEL OSÉS
Cientos de personas se divierten en las barracas, ubicadas en el parque de la Runa, durante los Sanfermines de 2018. MIGUEL OSÉS  

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha solicitado este martes “los informes técnicos municipales que evalúen las posibles nuevas ubicaciones de las barracas de San Fermín”.

Después de que el alcalde Joseba Asirón se haya posicionado en favor de un cambio y de un espacio concreto, como los fosos de la Ciudadela, los regionalistas consideran que “un alcalde no puede ser tan irresponsable de manifestarse tan rotundamente si no cuenta con informes técnicos que avalen su postura”.

“Una vez más, Asirón ha abierto una polémica innecesaria, generando nerviosismo en unos pamploneses y expectativas que corren el riesgo de frustrarse en otros”, han subrayado.

De hecho, los concejales de UPN valoran los fosos de la Ciudadela como “un espacio con graves dificultades para la instalación de esta actividad, derivadas sobre todo de su incompatibilidad con el disparo de fuegos artificiales actual, así como otras relacionadas con el patrimonio, la seguridad y las vías de evacuación”.

En este sentido, consideran “prioritario y de sentido común no modificar el certamen internacional de fuegos artificiales, la actividad con más público de todos los Sanfermines, con alrededor de 440.000 este año, según los datos del propio Ayuntamiento”.

También ha criticado UPN que “en ningún momento se ha hecho mención alguna a la escasísima distancia entre el recinto ferial y viviendas de otras propuestas, como la del solar de la antigua cárcel, en San Juan”.

En cualquier caso, los regionalistas han lamentado que “Asirón se dedique a generar polémicas con las que tapar el evidente descenso de participantes en los Sanfermines de este año”.

“Aunque Bildu prefiera cerrar los ojos ante la evidencia y atacar a la oposición, es indiscutible elaborar un plan serio y potente para mejorar la imagen exterior de nuestras fiestas, porque afecta de forma inequívoca a la reputación de nuestra ciudad y por tanto a su progreso económico”, han concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A vueltas con las barracas: el traslado a la Ciudadela deja en jaque al concurso de fuegos artificiales