PREMIUM  LA FIESTA

El tradicional alarde de txistularis en San Fermín hace protagonistas a la naturaleza, el sol y el agua

Con el título, “Ama Lur, Eguzki eta Ur”, el espectáculo ha reunido sobre el escenario a 111 txistularis y músicos.

El tradicional Alarde de Txistularis de San Fermín, que este año alcanza su 59ª edición, se ha celebrado este lunes, 9 de julio, en la plaza de San José, dedicado a la naturaleza, el sol y el agua.

Con el título, “Ama Lur, Eguzki eta Ur”, el espectáculo ha reunido sobre el escenario a 111 txistularis y músicos. El alarde cuenta con la dirección y coordinación de Patxi Rodríguez, la dirección musical de Aitor Urquiza y está organizado por Euskal Herriko Txistulari Elkartea Nafarroa.

Este espectáculo continúa con la línea emprendida hace unos años en la que el Alarde de Txistularis ha apostado por abrirse a nuevas formas creativas con espectáculos en los que el txistu sigue siendo el protagonista, pero con otras líneas de trabajo, empleando una imagen moderna y versátil.

La obra se estructura en doce temas que han sido compuestos por autores como Íñigo Casalí, Joaquín A. Lecumberri, Jesús Mari Beltza, Aitor Urquiza, Jokin Zabalza o Urtzi Iraizoz Remiro. Las piezas reflejan los doce meses del año, como reza el título de cada una de ellas, y sumirán al público en las sensaciones del otoño, el invierno, la primavera y el verano.

Los propios nombres de los meses indican alguna de sus características y las personas van acoplando sus vidas y sus ritmos al propio ciclo de la naturaleza, tal y como marcan las estaciones. El frío de febrero (Otsail, Otzail) inspira lobos, intemperie, heladas, necesidad de abrigo. El calor de julio (Uztail, Garil) y agosto (Agorril, Abuztu) a cosecha, granero lleno y, por supuesto, a fiesta.

El espectáculo incluye en su título “Eguzki eta Ur”, Sol y Agua, una combinación que garantiza que la naturaleza se llene de vida. Una vida que las personas tienen que compartir. Según los autores, hay que vivir la naturaleza para conocerla; hay que conocerla para amarla; hay que amarla para respetarla. De hecho, al igual que en otras culturas del mundo, aquí también se toman como base en la organización del calendario anual elementos como el Sol (Eguzki, Egun), la Luna (Ilargi, Hil), el agua (Ur, Urte).

El Alarde de Txistularis se celebra en San Fermín desde 1959, lo que le convierte en uno de los actos más antiguos del programa sanferminero. La presencia del txistu en las fiestas de San Fermín está documentada desde el siglo XIV.

Desde entonces son innumerables los testimonios de participación de txistularis en las fiestas en una tradición que se mantiene hasta nuestros días en actos como la Biribilketa, los bailables de txistu y gaita o los gigantes y cabezudos durante las fiestas. Las últimas ediciones de los alardes han contando con la asistencia de cerca de cuatro mil personas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El tradicional alarde de txistularis en San Fermín hace protagonistas a la naturaleza, el sol y el agua