PREMIUM  LA FIESTA

El peor lugar para esconderse: detienen a un hombre en busca y captura que estaba de fiesta en San Fermín

La Policía Foral le ha identificado por participar en una pelea en la Plaza del Castillo y ha descubierto que estaba siendo buscado por agredir a otros agentes.

La Policía Foral pasa delante de un puesto de venta ambulante de globos en el dispositivo de seguridad de Sanfermines durante el Chupinazo de 2017. IÑIGO ALZUGARAY
La Policía Foral pasa delante de un puesto de venta ambulante de globos en el dispositivo de seguridad de Sanfermines durante el Chupinazo de 2017. IÑIGO ALZUGARAY  

Los Sanfermines no son el mejor lugar para eludir la justicia. Cientos de policías velan por la seguridad de las fiestas en amplios dispositivos en los que participan todos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En este caso ha sido la Policía Foral la que ha detenido recientemente a cuatro personas que se encontraban en busca y captura, con sendas órdenes de detención, personación y/o ingreso en prisión.

Uno de los arrestados pudo ser localizado después de haber participado en una pelea en plena Plaza del Castillo. La Policía Foral que prestaban servicio en las inmediaciones fue a identificarlo y confirmó en ese momento su 'secreto'.

El hombre estaba reclamado por un juzgado de Zaragoza con motivo de un atentado contra agentes de la autoridad, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales, según ha informado en un comunicado el cuerpo policial.

Durante un control de tráfico se ha localizado además a otro fugado de la justicia. Se trata de un vecino de Sevilla de 46 años al que agentes del Área de Tráfico y Seguridad Vial que realizaban un control de alcoholemia le dieron el alto.

Al comprobar sus datos desde el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral informaron que tenía una requisitoria en vigor de un juzgado sevillano, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Por su parte, lejos de los Sanfermines, en Tudela un vecino de la capital ribera de 36 años, fue detenido en un control de seguridad vial realizado por agentes forales especializados en materia de tráfico, adscritos a la comisaría de la capital ribera. Al identificarlo comprobaron que sobre él pesaba una orden de búsqueda, detención y personación emitida por un juzgado de Barakaldo en relación con un presunto delito de impago de prestaciones familiares.

En Falces, una patrulla de la comisaría de Tafalla procedió a la detención de un vecino de Burlada de 28 años que debía ingresar en prisión al tener en vigor un requerimiento de localización, detención e ingreso en prisión emitido por un juzgado pamplonés en relación con un impago. Una vez detenido fue trasladado directamente a la prisión provincial donde quedó ingresado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El peor lugar para esconderse: detienen a un hombre en busca y captura que estaba de fiesta en San Fermín