• viernes, 19 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

Los nuevos cabestros no son tan rápidos pero protagonizan los principales momentos de peligro

Abrieron manada hasta la Plaza del Ayuntamiento y buena parte de la Estafeta.

Los toros de la ganadería gaditana Núñez del Cuvillo en la bajada al callejón durante el primer encierro de los Sanfermines 2022. EFE
Los toros de la ganadería gaditana Núñez del Cuvillo en la bajada al callejón durante el primer encierro de los Sanfermines 2022. EFE

Los cabestros debutantes en los encierros de Pamplona se han erigido en protagonistas de los momentos de peligro más reseñables del encierro de este 7 de julio.

Las reses de la ganadería de Macua han hecho su propia carrera guiando, más que arropando- a los toros de Núñez del Cuvillo en un tiempo de 2:25'. 

Los cabestros han salido los primeros del corral de Santo Domingo y han liderado la manada durante toda la cuesta. En el tramo final, justo antes de entrar en la Plaza Consistorial donde se ha visto el primer gran momento de peligro en la parte derecha del vallado. Los toros han tomado protagonismo entonces durante el tramo de Mercaderes, pero al empotrarse en la curva de la Estafeta, los mansos han recuperado la cabeza del grupo de animales. Poco a poco han cogido distancia respecto a cinco toros, viéndose solo acompañados por un astado en el tramo de Telefónica y Callejón.

Por fortuna ningún toro se ha vuelto, eso sí, han tenido que arroparse a si mismos varios metros por detrás de los cabestros y, posibilitando bonitas carreras.

Recordamos que en los dos últimos Sanfermines (2018 y 2019) los cabestros se convirtieron en el punto de mira de corredores y aficionados y provocaron, por primera vez en años, una sentada histórica de protesta por su comportamiento. Messi y Cristiano Ronaldo, como llamaron a estos mansos de la ganadería El Uno no han vuelto a ser llamados este año por la Casa de Misericordia 

Las quejas de los corredores eran sencillas: los cabestros corrían por delante de la manada, lideraban todo el trayecto, imposibilitaban a los mozos correr delante de las astas de los toros y "desnaturalizaban" el encierro de Pamplona. 

Sirva como dato que los encierros de 2018 fueron los menos peligrosos en 30 años. Sólo hubo dos mozos heridos por asta y todas las carreras se caracterizaron por su velocidad. Los de 2019 no le fueron a la zaga. Ningún encierro pasó de los 3 minutos de duración, con la velocidad por las calles como punto predominante.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los nuevos cabestros no son tan rápidos pero protagonizan los principales momentos de peligro