PREMIUM  SAN FERMÍN 2019

Se quitaba la camiseta tras el encierro: multan con 1.000 euros al mozo que se colgó del asta de un Escolar

Las cámaras de seguridad repartidas por la ciudad han permitido captar la imagen de este imprudente corredor.

El corredor conocido como Carlos 13 durante el encierro de los José Escolar en el que se colgó de uno de los pitones. NAVARRA.COM
El corredor conocido como Carlos 13 durante el encierro de los José Escolar en el que se colgó de uno de los pitones. NAVARRA.COM  

La Policía Municipal de Pamplona ha localizado al corredor que este pasado martes, 9 de julio, corrió varios metros de encierro 'colgado' de uno de los pitones de un José Escolar y le ha sancionado con 1.000 euros por una infracción catalogada como "grave".

En concreto, durante las imágenes que pudieron verse a través de la televisión y las fotografías, se vio como un joven, con una camiseta naranja fosforita en la que podía leerse Carlos 13, atosigaba al toro durante buena parte de su carrera en la calle Estafeta.

Según han señalado los agentes pamploneses, "no ha sido fácil" dar con la identidad de este joven ya que después del encierro se quita inmediatamente la camiseta tal y como han recogido las cámaras de seguridad dispersas por diferentes puntos de la ciudad.

En concreto, a este corredor se le ha sancionado con 1.000 euros, aunque la Policía Municipal de Pamplona ha destacado que se trata de "la primera vez" que se le pilla infringiendo una de las normas básicas del encierro de Pamplona.

Cada mañana, los altavoz de la ciudad señalan todas las prohibiciones y las reglas para correr de manera segura una de las carreras más peligrosas del mundo.

Así, destacan la imposibilidad de correr con mochilas, bolsos o cualquier elemento que pueda entorpecer la carrera. Además, en este caso, el cuerno del toro podría quedar entre el objeto y el cuerpo del corredor.

También, se recuerda que no se puede correr en chancletas o con calzado inadecuado. Los toros alcanzar una gran velocidad, cercana a los 32 kilómetros por hora, y cualquier pisotón puede convertirse en una desgracia en las calles de Pamplona durante esta carrera.

Otra de las consignas que se citan es la prohibición de correr borracho o permanecer en el recorrido del encierro sin tener la intención de correr delante de los toros. Una norma que, por desgracia, suele incumplirse cada mañana del 7 al 14 de julio.

A todo esto se suma, una ‘nueva’ norma relacionada con los nuevos tiempos tecnológicos que corren. No se pueden sacar fotografías o grabar imágenes en el recorrido mientras se corre y, de hacerlo, las multas son aproximadamente de 600 euros como les ocurrió el pasado 7 de julio a dos ‘guiris’ que grabaron la carrera con su móvil.

En la relación entre corredor y toro, está terminantemente prohibido llamar la atención de los astados por detrás o tocar a las reses ya que pueden darse la vuelta y ocasionar serios problemas.

El incumplimiento de cualquiera de estas normas está penado con multas de hasta 3.000 en función de la gravedad del delito.

Así, se consideran faltas leves (hasta 750 euros de multa) por subirse a elementos no seguros como farolas, mantener las puertas abiertas de portales, llevar vestuario inadecuado o portar objetos que pueden entorpecer la carrera.

En el caso de las faltas graves, que acarrean sanciones de hasta 1.500 euros, se encuentran permancer borracho en el recorrido, arrojar objetos al recorrido del encierro o tocar, citar o llamar la atención, que es lo que ha ocurrido en varias ocasiones de este tercer encierro de 2019.

Las infracciones muy graves pueden suponer una multa de hasta 3.000 euros.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se quitaba la camiseta tras el encierro: multan con 1.000 euros al mozo que se colgó del asta de un Escolar