PREMIUM  TERCER ENCIERRO 2019

La corredores se hartan de los cabestros del encierro: "Es imposible coger toro, son como galgos"

Quejas unánimes entre los mozos de San Fermín por el comportamiento de los bueyes, siempre abriendo manada y con mucha velocidad. 

Los cabestros de la ganadería de El Uno, en cabeza del tercer encierro de San Fermín 2019 con toros de José Escolar en el tramo vallado de Telefónica. IÑIGO ALZUGARAY
Los cabestros de la ganadería de El Uno, en cabeza del tercer encierro de San Fermín 2019 con toros de José Escolar en el tramo vallado de Telefónica. IÑIGO ALZUGARAY  

La polémica por los cabestros del encierro de San Fermín no termina, menos después de las tres primeras carreras que han puesto de manifiesto que la dinámica de los últimos años se repite, y de forma mucho más marcada todavía. 

La ganadería El Uno, ubicada en la localidad madrileña de Estremera, facilita estos mansos a la Casa de Misericordia para los encierros y el resto de labores necesarias, como el movimiento de corrales, el encierrillo, etc. 

Sin embargo, el comportamiento de estos bueyes molesta a los corredores del encierro, que no encuentran la manera de correr delante de los toros. Cada día es la misma historia, con cuatro o cinco mansos abriendo la manada y dificultando en todo momento las carreras de los mozos. 

"Los cabestros se ponen en forma de cuña y es imposible coger sitio. En lugar de cabestros parecen más galgos, van como flechas. Si quieres correr delante solo hay cabestros y es imposible meterse", explicaba un mozo en los micrófonos de RTVE nada más terminar el encierro. 

Igual opinan corredores de distintos tramos del recorrido, que comprueban con desazón como los mansos se colocan desde la salida de los corrales en primera línea y ya no abandonan esa posición en todo el encierro. 

José María López, ganadero de El Uno, el hierro madrileño que proporciona a los mansos, explica las semanas previas a los encierros. "Los preparamos dos a tres días a la semana durante los tres meses previos con carreras. Estamos muy contentos porque aquí traemos lo mejor y es una satisfacción verles hacer así su trabajo", ha añadido. 

Sobre las quejas de los corredores, el ganadero lo tiene claro: "Me contratan para esto, los mansos protegen a los toros y es lo que tienen que hacer. Luego los toros tienen que ser lidiados por los toreros, que se juegan la vida y es para lo que corren los toros", ha sentenciado. 

"Los corredores arriesgamos mucho y luego delante sólo nos encontramos mansos", explicaba otro mozo del tramo de Santo Domingo. 

El presidente de Oberena, Jorge Casado, ha comentado también en antena que no merece la pena entrenar tanto a unos cabestros y que cuanto más se exponen los corredores más fácil es ser arrollados por un manso. "Yo soy más de los encierros en los que no se sabía lo que va a pasar. Echamos en falta eso. Yo seguiré participante, porque lo importante son las sensaciones que sentimos cada mañana", ha asegurado. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La corredores se hartan de los cabestros del encierro: "Es imposible coger toro, son como galgos"