SEGUNDO ENCIERRO

¿Es necesario en todo el recorrido? El antideslizante divide a corredores y pastores del encierro

El antideslizante utilizado en el encierro de este domingo para combatir la lluvia ha propiciado un encierro rápido y sin emoción.

Limpieza y aplique del líquido antideslizante en parte del recorrido del encierro. PABLO LASAOSA
Limpieza y aplique del líquido antideslizante en parte del recorrido del encierro. PABLO LASAOSA  

El segundo encierro de estos Sanfermines lo han protagonizado los toros de la ganadería de José Escolar. Ha sido un encierro rápido, que ha dejado cuatro heridos y ningún corneado. 

Algo inusual en los encierros de esta ganadería, que en los tres últimos años había habido algún corneado y además, en todos ellos algún toro se había descolgado al inicio de la cuesta de Santo Domingo.

A mitad de recorrido, un toro ha perdido las manos y ha acabado el encierro en solitario, a escasos metros de la manada y de una forma muy rápida y nada peligrosa.

Pero sin lugar a dudas, el elemento más destacable de este segundo encierro de los Sanfermines de 2018 ha sido el antideslizante. Pamplona ha amanecido con una incesante lluvia que ha sido contrarrestada con la utilización de este material sobre las calles del Casco Viejo.

Para las personas desconocedoras de la utilización del antideslizante, el pavimento mojado podría hacer presagiar que se iba a producir un encierro muy peligroso en el que tanto los corredores como los toros podrían sufrir numerosas caídas.

Sin embargo, este producto ha permitido que se produzca un encierro sin grandes situaciones de peligro, rápido y en parte, para algunos, poco emocionante.

Un toro de José Escolar tomando la curva de Mercaderes marcada por el antideslizante

Navarra.com ha querido conocer la opinión de distintas personas expertas de los encierros, en relación al uso del antideslizante y los efectos que el mismo produce sobre las carreras sanfermineras.

Teo Lázaro, corredor con gran experiencia en el encierro, ha manifestado en declaraciones a TVE que "ayuda a que el encierro no se parta". No obstante, de esta forma "ha perdido plasticidad en cuanto a la posibilidad de que las manadas se partieran, se estirasen y se produjeran más carreras bonitas". 

"Hay verdaderos corredores y aficionados al mundo del toro que son más bien detractores totales de que se aplique el antideslizante", ha explicado. A nivel personal, este corredor ha asegurado que "le da pena que se aplique, pero considera que es también una parte importante de la salvaguarda de la integridad del animal, ya que para ellos es fundamental que el animal llegue en perfectas condiciones a la lidia".

Asimismo, el propio Lázaro ha asegurado que el mismo se "ha equivocado de manera afortunada" porque antes del encierro "ha pensado que en la parte baja de la cuesta de Santo Domingo, donde no hay aplicado antideslizante, probablemente los toros se iban a resbalar e iba a provocar que la manada se estirase".

UN JOVEN CORREDOR PAMPLONÉS

Es también importante para este factor la opinión de los jóvenes y las generaciones que el día de mañana correrán los encierros. Javier Munárriz es un joven pamplonés corredor del encierro desde hace 6 años y gran aficionado del mismo y de las corridas de toros.

"Considero que el antideslizante es necesario pero no en todo el recorrido que se aplica", ha señalado. "Hoy en día se aplica desde que finaliza Santo Domingo hasta los primeros metros de Estafeta, pero creo que es necesario solamente en Mercaderes, donde los toros pueden sufrir más en la curva".

Justifica su propuesta diciendo que "para los que nos gusta el encierro y somos de aquí, el encierro ha perdido emoción, ya que son encierros muy monótonos". "El encierro de esta mañana, a pesar de haber estado desde las 7 de la mañana lloviendo parecía un vagón de tren, todos juntos".

"Puede que sea más seguro en parte el encierro, se aseguran que haya menos heridos, pero creo que la seguridad habría que conseguirla de otra manera", señala Munárriza. Añada que "garantiza la seguridad de la gente que está en el encierro por estar, no por correrlo adecuadamente".

"El encierro en su esencia tiene que ser el traslado de los toros de los corrales a la plaza, y tiene que ser lo más seguro posible y que llegue el toro bien, pero también debe tener emoción para los que estamos esperando todo el año estos días para correrlo". "Antes había mucha gente que comenzaba a correr al principio de Estafeta y casi entraba hasta la Plaza de Toros" ha sentenciado el joven corredor pamplonés.

LA OPINIÓN DE 'RASTROJO'

A parte de los toros y los propios corredores, los encierros tal y como se conocen no serían posibles sin la labor de los pastores, encargados de reconducir a los propios toros. Por ello, es más que determinante la opinión que tienen estos sobre la utilización del antideslizante en los encierros o la posibilidad de utilizar otras herramientas.

José Miguel Araiz 'Rastrojo', que 'colgó la vara' el año pasado tras 45 años recorriendo las calles de Pamplona, ha manifestado: "Me encanta trabajar por los encierros, por la gente, jugarme mi vida por otras, de hecho es lo que más feliz me ha hecho en mi vida, es lo que aprendí cuando tenía 16 años".

En cuanto al uso del antideslizante sobre las calles de Pamplona, señala que "utilizarlo es apropiado totalmente, pero sobre todo cuando hablamos del bienestar del animal". 

"Cuando llueve toda la noche el encierro está mucho mejor, los toros no tienen ningún problema nunca" ha sostenido. De hecho, de no haberse utilizado esta mañana el antideslizante según 'Rastrojo' "los toros habrían bajado a 'voltereta limpia'".

"Pisas y es como si te atasen el pie, tanto para los toros como para los corredores, de manera que ambos van más protegidos y no se paran tampoco", asegura el veterano pastor.

El pastor 'Rastrojo' en la Plaza de Toros de Pamplona

Sobre si este material rompe la esencia de los encierros, donde antiguamente se veían numerosas caídas y retrocesos de los toros y corredores, señala que "para él no rompe la esencia", ya que "la calle se ha cambiado totalmente, y estamos hablando de otro recorrido".

De esta forma, explica que "las rayas blancas que se colocaron en la Estafeta o el Ayuntamiento son un auténtico cepo". "Gracias a todo lo que se ha hecho por esas zonas se ha ganado en seguridad para los animales, por lo que creo que su uso es acertadísimo".

Asimismo ha asegurado que otro de los factores que han hecho evolucionar los encierros es "que los toros vienen de otra manera, que no son los de hace 20 años". Esto se debe en gran medida, según explica, a que "los ganaderos que vienen aquí quieren quedar lo mejor posible porque es su trabajo de toda una vida".

MIGUEL RETA PASTOR DEL ENCIERRO

Miguel Reta es otro apasionado del mundo del toro, que lleva varios años ejerciendo de pastor en los encierros de San Fermín en Pamplona. Su dilatada experiencia hace que sus palabras sobre el antideslizante sean más que interesantes.

"Esta mañana se ha visto claramente que su uso es apropiado para situaciones como estas". Se ha declarado "bastante preocupado antes del encierro porque se cayese alguno de los toros en la curva", pero ha asegurado que "ha funcionado, de manera que el último toro que ha llegado ha metido los riñones y ha salido a toda velocidad".

Por otra parte, asegura que "como no se rompe la manada los corredores no tienen huecos y se quejan, pero tienen razón". No obstante, defiende que "desde el punto de vista de la seguridad es una medida apropiada"

En cuanto a la posible pérdida de la emoción en los encierros, Reta ha señalado que "la emoción la ponen las circunstancias que en cada momento puedan pasar", aunque "quizás lo que no permite es esa manada estirada con tato hueco entre medio".

Señala que esto no se debe solo al uso de este producto, si no que también "cuenta mucho y tiene mucho peso específico el entrenamiento que tienen los toros, la morfología, la genética y la selección que se hace hoy en día".

Considera que no rompe la esencia de los encierros, "porque todo es una evolución". "Por poner un ejemplo, los toros de antes que se quedaban sueltos no tenían ni la mitad de emoción que tiene ahora cuando se queda un toro rezagado ya que un toro de estos cuando arranca, arranca de verdad porque están muy preparados y tienen mucho fondo físico"

"Esto es un castillo de naipes, hay un montón de factores que influyen en esta evolución, como los bueyes que son más jóvenes y están mas entrenados o los propios corredores que tienen más nivel", ha añadido.

"Cuando empecé yo se echaba arena con gravilla y también funcionaba, en otros sitios se sigue utilizando". "Es otra medida posible, pero desde luego se ha demostrado que el antideslizante funciona muy bien", ha sentenciado el experimentado pastor del encierro.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Es necesario en todo el recorrido? El antideslizante divide a corredores y pastores del encierro