• jueves, 09 de diciembre de 2021
  • Actualizado 03:33

 

 
 

ENCIERRO

El último encierro de los pastores 'Rastrojo' y 'Chichipán': más de 600 mañanas en las carreras de San Fermín

José Miguel Araiz 'Rastrojo' ha estado en Pamplona 45 años y Vicente Martínez Lezano ha ayudado a los mozos durante 33 años. 

Último encierro de los pastores Chichipan y Rastrojo. PABLO LASAOSA 05
Vicente Martínez 'Chichipán' y José Vicente Araiz 'Rastrojo' minutos antes de su último encierro en Pamplona con toros de Miura. PABLO LASAOSA

Suman entre ambos 624 encierros en las mañanas de San Fermín. El próximo año, cuando el cohete del primer encierro del 7 de julio surque el cielo en Santo Domingo la vara de José Miguel Araiz Rastrojo, de 65 años, no azuzará a los toros para que salgan de los corrales. Tampoco estará en Telefónica la silueta menuda de Vicente Martínez Lezano Chichipán, de 60 años.

Después de 45 y 33 años respectivamente, ambos han puesto fin con el encierro de Miura del 14 de julio de 2017 a su trayectoria como pastores del encierro de Pamplona. Agricultor uno y chófer del Gobierno de Navarra, el otro, llegaron de la mano de Teodoro Lasanta, uno de los referentes en los encierros de Pamplona. Ambos son naturales de Caparroso. 

Rastrojo ha visto correr por la Estafeta a más de 2.100 toros, mientras que Chichipán se las ha visto en el encierro con 1.500 astados. Unas cifras que abruman. Entre todas esas carreras, momentos de todo tipo. Muchos encierros limpios, toros sueltos, cornadas, quites a los mozos, varazos a los impertinentes e incluso momentos de mucha tensión. 

"Ya tomé la decisión el año pasado porque quería llegar a los 45 años en el encierro. Yo creo que esta cifra será ya difícil de superar. Estoy bien, pero cada vez cuesta más. La verdad es que te pones a pesar y son muchísimos años. Yo cuando vine era un crío, llegué con 21 años", rememora José Miguel Araiz

Fue Teodoro Lasanta, que me conocía de nadar con el ganado de Ángel Macua de chaval y él buscaba algo positivo. Vine a San Fermín y Lasanta fue aquí mi padre en Pamplona y en el encierro. Me enseñó mucho. Casi todos los pastores que han venido aquí de manera posterior en otros años años han venido por mí. Es importante que entre gente que valga, esto no es lo que parece, es mucho más duro", aseguraba Rastrojo minutos antes del último encierro. 

Sobre la gente que les puede sustituir en el encierro, aún no quieren desvelar nombres concretos, pero mantienes que será gente buena y que ya lo tienen pensado.

"EL ÚLTIMO ENCIERRO, COMO SI FUERA EL PRIMERO"

Por su parte, Vicente Martínez Chichipán ha comentado que ya corría el encierro en Pamplona antes de casarse. "Una vez que me casé a través de mi suegro y de Teodoro Lasanta me metieron como pastor en San Fermín. Desde entonces no he fallado ningún año, ni siquiera un año que tuve una lesión y se solventó antes de los encierros", explica. 

Chichipán ha estado durante su trayectoria en tramos como Santo Domingo, plaza consistorial, curva de Estafeta y, en sus últimos años, en Telefónica

"La decisión de dejarlo es por hacerlo cuando se está en lo más alto y no aguantar unos años más y meter la pata y que parezca que ya no puedo. Me encuentro muy bien físicamente, todo llega, todo acaba y hay que dejar paso a la juventud", explica Vicente Martínez, que desea que su hijo Álvaro, que ha estado desde pequeño en los corrales, pueda ser su sustituto el año que viene. 

"El último encierro lo he vivido como si fuera el primero. Y aunque existe algo de pena, no se acaba el mundo. Yo seguiré viniendo por aquí con los compañeros, intentando aconsejar, seguiremos en la brecha, pero ya sin trabajar. 

Al término del encierro, sus compañeros han sacado a hombros a los dos pastores en la plaza de toros y el Ayuntamiento les ha entregado un pañuelico y una figura con la fachada del consistorio pamplonés


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El último encierro de los pastores 'Rastrojo' y 'Chichipán': más de 600 mañanas en las carreras de San Fermín