SEGUNDO ENCIERRO

Hillmann, horas después de ser corneado en el segundo encierro: "En dos o tres días espero volver a estar corriendo otra vez"

El mozo y escritor norteamericano ha sufrido una cornada en la zona perianal cuando corría en Santo Domingo: "De repente el toro ha desaparecido y al momento lo tenía encima".

Bill Hillmann en el hospital arropado por Juan Pedro Lecuona, corredor y amigo personal. CEDIDA
Bill Hillmann en el hospital arropado por Juan Pedro Lecuona, corredor y amigo personal. CEDIDA  

Unas horas después de haber sido corneado en el encierro de los toros de Escolar en Pamplona, el norteamericano Bill Hillmann ya piensa en volver a correr sobre el adoquinado. "Estoy bien pero realmente cansado", confiesa el mozo de 35 años, un profundo amante de los Sanfermines.

Hillmann ha sufrido un puntazo en la región perianal cuando corría en los últimos metros de la cuesta de Santo Domingo. Ha tenido que ser intervenido en el Complejo Hospitalario de Navarra y a mediodía ya ha podido pasar a planta, donde se recupera favorablemente. "Ha sido una operación sencilla y ha ido bastante bien", explica.

Con el paso de las horas, Bill Hillmann recuerda cómo ha sido el momento de la cogida, que le ha sobrevenido en una zona del recorrido en la que nunca había corrido y que afrontaba por primera vez para grabar un documental. "Había mucha gente y los toros iban muy rápido", rememora, "de repente el toro ha desaparecido y luego ya estaba aquí, lo tenía encima".

Es la segunda cogida que sufre este corredor de encierros y escritor de libros, en los que plasma en palabras la pasión que siente en cada carrera y que según confiesa él mismo, le ha ayudado a superar reveses tan duros como la adicción a las drogas o el diagnóstico de una bipolaridad.

En 2014 también fue corneado y tres años después ha vuelto a sentir en su primera persona el dolor del asta rasgando la piel. En aquel momento, con una lesión en la zona inguinal, se alegró de haber salvado 'las pelotas' y ahora, con el susto ya pasado, asegura que ha "salvado el culo".

"He sido afortunado de que no me haya pasado nada más grave", se alegra Hillmann desde la cama del hospital. Y no piensa en una retirada de los encierros, ni mucho menos: "En dos o tres días espero volver a estar corriendo otra vez". Aunque deberá continuar ingresado en el Complejo Hospitalario de Navarra durante un par de días, el norteamericano ya piensa en volver y continuar con su proyecto de grabar un documental del encierro.

"Se trataba de correr paso a paso en todos los sectores del recorrido, por eso esta parte de Santo Domingo era nueva para mí", dice Hillmann, que aunque ha corrido en varias zonas su lugar preferido ha sido siempre el tramo de Telefónica, donde se le puede reconocer en cada carrera por su clásica gorra que siempre lleva encima.

Bill Hillmann confía en volver en estos mismos Sanfermines a las calles de Pamplona para ponerse delante de los toros y completar las grabaciones de su obra audiovisual. Mientras tanto continúa atendiendo llamadas y mensajes de los amigos que le conocen por correr en decenas de encierros a lo largo de toda la geografía española y que le recuerdan en días como éste que es un hombre "realmente afortunado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Hillmann, horas después de ser corneado en el segundo encierro: "En dos o tres días espero volver a estar corriendo otra vez"