PREMIUM  SAN FERMÍN

Vuelve a Valencia tras ser dado de alta el corredor corneado en el cuello por los Pedraza de Yeltes

El corredor Sergio Perucha Torrent vuelve a Valencia tras 6 días hospitalizado por una cornada en el cuello el día 10 de julio.

El mozo enganchado en el callejón por uno de los toros de Pedraza de Yeltes. EFE  Peio Hernández
El mozo enganchado en el callejón por uno de los toros de Pedraza de Yeltes. EFE Peio Hernández  

El valenciano de 34 años ingresó el domingo 10 de julio tras el encierro de los toros de Pedraza de Yeltes, ganadería que se estrenaban en los sanfermines este año.

Este sábado 16 de julio se le ha dado el alta tras realizarle la cura del cuello, según los médicos la herida presentaba un buen aspecto y el hombre no tenía fiebre, por lo que se le ha dado el alta hospitalaria y este mediodía ha podido viajar hasta su casa en Valencia.

El seguimiento continuará en Valencia con su cirujano para que la herida termine de sanar correctamente.

CORNEADO EN EL CALLEJÓN Y OPERADO DE URGENCIA EN LA PLAZA

El corredor valenciano, Sergio Perucha Torrent,  fue alcanzado por uno de los toros salmantinos que lo arrastró varios metros con el hombre agarrado al asta. El hombre sufrió una herida por asta en el cuello de 12 centímetros que requirió de una intervención de urgencia en la enfermería de la plaza.

Fue trasladado al hospital con pronóstico grave aunque no se temía por su vida tal y como lo indicó en el parte médico el doctor Hidalgo de la plaza de toros de Pamplona.

Este corredor recibió una cornada de 12 cm desde el cuello hasta la base de la lengua y es el herido más grave del encierro del día 10. 

Sin comunicar con la cavidad oral, el asta diseccionó la tráquea y cartílago hioides, tal y como han informado desde el quirófano de la plaza. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Vuelve a Valencia tras ser dado de alta el corredor corneado en el cuello por los Pedraza de Yeltes