• lunes, 23 de mayo de 2022
  • Actualizado 00:51

 

 
 

SAN FERMÍN 2022

Los hosteleros de Labrit cargan contra Maya por prohibir las carpas: "Es un golpe durísimo"

Los hosteleros lamentan la prohibición de unas carpas que generaban 175 puestos de trabajo y avisan del riesgo de  degradación de la zona.

La zona del Labrit de Pamplona después del Chupinazo de San Fermín 2018 (05). IÑIGO ALZUGARAY
La zona del Labrit de Pamplona después del Chupinazo de San Fermín. IÑIGO ALZUGARAY

Los hosteleros que organizan la carpa en la Cuesta de Labrit durante los Sanfermines han afirmado que la eliminación de este espacio "da un golpe durísimo" a los establecimientos del sector y han pedido al Ayuntamiento de Pamplona que mantenga "uno de los centros neurálgicos de la fiesta en la calle".

En un comunicado, estos establecimientos hosteleros han criticado que se argumente la eliminación de este espacio festivo "en el número de incidencias que dice el Ayuntamiento se producían en la zona, la basura acumulada y las denuncias vecinales por la música existente". En cuanto a las incidencias y basuras han pedido al Consistorio "datos completos, no sesgados, con comparativas respecto al total y su evolución a lo largo de los últimos".

Por el contrario, han considerado que "con las actuaciones que habíamos emprendido los últimos años se había mejorado, de forma notable, tanto el ambiente como la limpieza y la seguridad de la zona".

En cuanto a las denuncias vecinales, se han preguntado "¿en qué zona del casco o incluso fuera de él no hay quejas o denuncias vecinales durante los Sanfermines?". "¿Se van a eliminar, por ello, sin embargo todos los espacios festivos y/o espectáculos nocturnos que puedan generar ruido o música y por lo tanto molestar a otros vecinos?", se han cuestionado.

Los hosteleros han destacado, además, que "hace 6 años propusimos al Ayuntamiento una serie de medidas que nos supusieron un gran esfuerzo económico, no recuperado todavía, para mejorar y dignificar este espacio: mejorando los accesos e incorporando varias salidas de emergencia, unificando la música de los bares y reorientando los altavoces para minimizar las molestias vecinales, reduciendo el horario de emisión musical, contratando personal auxiliar para evitar la entrada de botellón, colaborando en la limpieza de la calle".

Sin embargo, han lamentado que "sorpresivamente, y con poco más de tres meses de antelación, se nos comunica la eliminación de este espacio cuando había esperanzas por recuperar parte de lo perdido estos años". En este sentido, han destacado que este espacio festivo "generaba empleo directo para cerca de 175 personas" e indirecto "para más de 200 de empresas navarras", además de aportar al erario público municipal "cerca de 35.000 euros en concepto de tasas".

"Resulta paradójico que, tras dos años de una pandemia, que todavía no ha acabado, se quieran suprimir espacios festivos exteriores donde parece que los contagios pueden minimizarse más fácilmente", han criticado, para añadir que "ha sido el propio Ayuntamiento en los últimos tiempos el primer interesado en facilitar el consumo en terrazas y/o exteriores para evitar contagios, terrazas que a nosotros se nos ha negado durante todo este tiempo por diferentes causas frente al trato magnánimo mantenido hacia otros establecimientos hosteleros".

Asimismo, han resaltado que "la pandemia ha hecho especial mella en nuestros establecimientos; en los bares especiales y discotecas que somos la mayoría de los locales de la zona". "Con la eliminación de este espacio festivo se da un golpe durísimo a los establecimientos del sector que peor lo han pasado durante la pandemia", han lamentado.

Además, han afirmado que la supresión de este espacio "deja huérfanos de oferta de ocio a un importante sector de pamploneses y de muchos visitantes que valoraban otro tipo de ambiente y una oferta de ocio nocturno de calidad".

Los establecimientos hosteleros que organizan la carpa de Labrit en San Fermín se han mostrado dispuestos a hablar con el Ayuntamiento para "mejorar e incrementar aun más si cabe la seguridad de la calle, con la implementación de las medidas que fuesen necesarias: más cámaras, más personal de seguridad y colaboración para definir las entradas y controlar el aforo, y minimizar las posibles molestias al vecindario, reduciendo incluso el horario de música en la carpa".

Y han advertido de que, con la supresión de este espacio, "la zona pueda correr el riesgo de degradarse, como en la época anterior a la colocación de las carpas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los hosteleros de Labrit cargan contra Maya por prohibir las carpas: "Es un golpe durísimo"