• miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

La hostelería en jaque por cómo afectará la subida de precios a los Sanfermines de la recuperación

No obstante, los hosteleros se muestran esperanzados y confían en que estas fiestas, así como el periodo estival, mejoren la situación del sector. 

Almuerzos de San Fermín el día 6 de julio de 2016
La hostelería tiene esperanzas en el empujón de San Fermín. ARCHIVO

El sector de la hostelería de Pamplona, que viene de una situación muy complicada por la pandemia del Covid-19, que ha obligado a cerrar los establecimientos durante 102 días en total, afronta estos Sanfermines con esperanzas de recuperación. No obstante, los profesionales de dicho sector dicen sentir "incertidumbre" por la notable subida del precio de la energía y los alimentos.

Además de haber tenido que cerrar durante más de 100 días, desde marzo de 2020 la hostelería ha abierto sus puertas otros 459 días con diversas restricciones en relación a los aforos, horarios, distancias entre mesas o prohibición de consumir en barra. Por ello, los hosteleros de la ciudad confían en que estos Sanfermines y el periodo estival sean un punto de inflexión en el proceso de recuperación del sector.

Este año, sin embargo, los Sanfermines llegan con cierta polémica para la hostelería. En primer lugar por las diez barras tipo mostrador en la Plaza del Castillo, que podrán abrir entre las diez de la mañana y las dos y media de la madrugada. Tendrán barra los bares Kabiya, Torreón del Castillo, Kiosko, Erronkari, El Mordisco, Gure Etxea, Tasca de Don José, Baviera, Txoko y Windsor.

Asimismo, este año se ha retirado la carpa en la Bajada del Labrit y el Ayuntamiento de Pamplona retoma la iniciativa del vaso verde reutilizable en San Fermin y pide a la hostelería que ponga en circulación 500.000 de ellos.

LOS HOSTELEROS SE CONFORMAN CON UNOS SANFERMINES "COMO SIEMPRE"

Juan Carlos Oroz, socio y director de Chez Belagua, en la calle Estafeta de Pamplona, y portavoz de Anapeh, ha comentado a Efe que, para estos Sanfermines, "las perspectivas son parecidas y la tónica es similar a la de los últimos años: demanda mayoritariamente para las comidas, con lo que se prevé que el vermut vaya a ser muy animado, y plazas libres todavía para las cenas".

"Es una tendencia que ya veníamos viendo antes de la pandemia y que después de ella no sé si va a cambiar. Luego en la barra hay más rotación, ahí sí que dependes más de la gente que haya en la calle y eso siempre es una incógnita", ha afirmado. En general, ha dicho, "nos conformaríamos con que fueran como siempre".

Oroz ha señalado que los hosteleros prevén que haya "mucho tirón" del 6 al 10 de julio. El 6 y 7 por ser los primeros días y el 8, 9 y 10 por el fin de semana, en el que hay gran afluencia de visitantes.

FALTA DE CAMAREROS Y ALZA DE PRECIOS

La falta de camareros es otro de los problemas que tiene la hostelería en estos momentos. El sector achaca en redes sociales la ausencia de estos profesionales a la falta de motivación: "Todo aquello que suponga un sobresfuerzo genera un rechazo". Las asociaciones Anapeh y AEHN aseguran no obstante que Navarra tiene el segundo mejor convenio del país y "los sueldos de los camareros son muy dignos".

El portavoz de Anapeh ha destacado que ese problema no existe en los días de San Fermín: "Para eso hay demanda suficiente como para cubrir las vacantes. Son ocho o nueve días y la gente sí está dispuesta a ese sacrificio o a ese sobreesfuerzo a cambio de ganarse un sueldo que le permita luego hacer otras cosas o tener otros caprichos. El problema lo tenemos para cubrir las plantillas habituales porque no hay gente que se quiera dedicar todo el año a nuestro sector".

Los precios son otro de los caballos de batalla para el sector. El INE calcula que la hostelería ha subido sus precios de media un 4,2 % interanual en abril, afectada por el incremento del precio en las materias primas y en la energía.


“Los precios ya han subido, la subida de la materia prima ha sido escandalosa, en nuestro caso la carne ha subido un 40 % en un año. Absolutamente todo, el café, el azúcar, el pan, todo lo relacionado con los cereales, y la subida de los gastos generales, encabezados por la luz y el gas, que prácticamente se nos han duplicado, nos han obligado a repercutir todo este aluvión de más costo en nuestros precios", ha asegurado Oroz.

En esta situación, ha apuntado, "es muy difícil dar un menú cerrado con un precio a un mes vista, porque no sabes si la semana que viene te van a subir otra vez las materias primas, con lo cual, ante tanta incertidumbre, es posible que algunos precios se encarezcan más de lo que ya se han subido estos meses atrás".

Por otro lado, un año más el sector denuncia lo que considera una "competencia desleal" en Sanfermines, que es la venta de bebidas y bocadillos en tiendas y locales que el resto del año no se dedican a esta actividad. Son establecimientos con las llamadas “licencias express”, aunque realmente para su apertura basta con presentar una declaración responsable en el Área de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona.

“Que se permita vender botellón y comida, porque al final un bocadillo, por muy envasado que esté, sigue siendo comida, en tiendas o en locales, en bajeras que están durante el resto del año cerradas, para nosotros es competencia desleal", ha declarado Oroz.

Esas "licencias express", ha resaltado, son "uno de los mayores problemas que la hostelería sufre desde hace muchos años en San Fermín, sobre todo a la noche, y por eso la noche estaba en clarísima decadencia, muchos locales ya no abríamos por la noche, porque se había convertido en un macrobotellón".

MAYA: "LAS PERSPECTIVAS SON MUY BUENAS"

Por su parte, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha puesto de relieve a Efe la complicada situación de la que vienen los hosteleros: “Lo que me transmiten muchas veces es que quieren ir eliminando préstamos. No nos damos cuenta a veces de lo que están pasando, han tenido que pedir préstamos para poder subsistir teniendo el negocio abierto".

“En todo caso", ha destacado, "estamos todos con mucha ilusión, muchas ganas de ver si finalmente, parece que sí, tenemos unos Sanfermines con mucha gente, con mucha diversión. En los restaurantes está muy complicado ya reservar. Las perspectivas son muy buenas, y necesitamos después de este tiempo una inyección económica para la ciudad".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La hostelería en jaque por cómo afectará la subida de precios a los Sanfermines de la recuperación