• viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 07:03

 

 
 

SAN FERMÍN 2022

Los apartamentos turísticos también se llenan en Pamplona por San Fermín: los precios

Con precios por noche que oscilan entre los 300 y los 2.000 euros, las reservas de apartamentos turísticos avanzan a buen ritmo para la semana de San Ferrmín

Ambiente por las calles de Pamplona tras el Chupinazo 2019. IÑIGO ALZUGARAY
Ambiente por las calles de Pamplona tras el Chupinazo 2019. IÑIGO ALZUGARAY

Con la vista puesta en las fiestas de San Fermín 2022, las reservas de alojamientos en Pamplona para la primera quincena de julio se han disparado. Los hoteles de la ciudad esperan alcanzar el 90 % de ocupación durante esos días y algunos de ellos ofertan ya sus últimas plazas.

Algo parecido sucede con los apartamentos turísticos. La página de Airbnb, por ejemplo, recibe estos días miles de consultas relativas a Pamplona entre los días 6 y 14 de el séptimo mes del año. 

De hecho, al hacer una búsqueda de alojamiento para una pareja, del 6 al 8 de julio, la web lanza un mensaje de advertencia: "Las búsquedas para estas fechas han aumentado más de un 250 % con respecto a la media de los últimos 6 meses", reza.

No obstante, los más rezagados todavía pueden encontrar opciones para visitar la capital navarra en los días en los que el espíritu sanferminero está en su pleno apogeo. 

En concreto, en la página de Airbnb se puede elegir todavía entre medio centenar de alojamientos, repartidos entre el centro y la periferia de la ciudad. Como ya ocurría en el caso de los hoteles, las opciones más caras se encuentran en en centro. Además, el precio varía en función de optar por una habitación privada dentro de un piso compartido o por un apartamento entero. 

Así, alojarse en la calle Mayor en un apartamento entero asciende a 2.312 euros para esos días. No obstante, en la calle de la Chapitela se encuentra otra opción similar por 1.674 euros. Aunque la búsqueda se ha realizado para dos personas, ambos alojamientos permiten alojarse a grupos más grandes. En concreto, el primero tiene una capacidad de hasta cinco personas y el segundo de cuatro huéspedes, de manera que el precio puede reducirse. 

En los ensanches, las opciones son parecidas. De hecho, en la avenida de San Ignacio se alquila un apartamento por 1.675 euros las dos noches. Y para encontrar alojamientos más baratos hay que dirigirse al límite del Casco Antiguo, en la zona del Portal Nuevo, donde se alquila una habitación por 761 euros y un apartamento entero por 960 euros. Este último dispone de una sola habitación con capacidad para dos huéspedes. 

MUCHAS RESERVAS

Stephanie Mutsaerts, presidenta de la Asociación de Apartamentos Turísticos de Navarra (Aparturna), indica que el precio por noche en un apartamento turístico durante la segunda semana de julio oscila entre los 300 y los 2.000 euros. Recuerda, eso sí, que estas cifras varían en función de la demanda. Y este año las perspectivas son buenas: "Hay bastantes reservas". 

De hecho, la presidenta de la asociación alquila seis apartamentos para esas fechas. "Todos son de gama alta", especifica. Y a pesar de eso, el más caro ya está reservado para todos los Sanfermines. "Tengo otro, de una habitación y capacidad para cinco huéspedes, con disponibilidad para los últimos días", concreta.

En su caso, la mayoría de los clientes son extranjeros, sobre todo norteamericanos. Ella no ha notado un retraso en las reservas, ya que estos viajeros planifican con tiempo su visita a Pamplona.

Tras dos años sin que Pamplona celebre sus fiestas, Mutsaerts asegura que este año hay muchas ganas. "Para mí todos los días de San Fermín son especiales y en esta ocasión algunos de los que repiten han optado por reservar otros días, en vez de los primeros", pone en valor. Según su experiencia, los turistas suelen reservar entre una y cuatro noches: "Pocos se quedan todas las fiestas". 

Este tiempo sin fiestas San Fermín ha servido para aumentar la reputación de los apartamentos turísticos. Así lo cree la presidenta de la asociación, quien asegura que el cliente nacional también apuesta cada vez más por este tipo de alojamiento. 

De hecho, el pasado verano, a pesar de que no se celebraron las fiestas, estos alojamientos ya contaron con un buen número de reservas. "La gente nacional se dio cuenta de que podía evitar los mogollones al mismo tiempo que disfrutaba en familia de un lugar y una casa distintos", comenta la presidenta de la asociación, quien espera que esa tendencia se mantenga en el tiempo. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los apartamentos turísticos también se llenan en Pamplona por San Fermín: los precios