• martes, 11 de mayo de 2021
  • Actualizado 03:12

 

 
 

SAN FERMÍN 2021

Otro año sin ti, San Fermín: la Covid arrebata por segundo año las fiestas a Pamplona

A pesar de los intentos del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, por celebrar estas fiestas; la situación epidemiológica por la Covid-19 obliga a cancelar los Sanfermines 2021.

GRAFCAV4769. PAMPLONA, 21/04/2020.- Una mujer pasa por delante de un graffiti de San Fermín en la curva de Mercderes de Pamplona en una jornada en la que el Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado la suspensión de las fiestas de 2020 por la crisis del coronavirus. EFE/Villar López
Una mujer pasa por delante de un graffiti de San Fermín en la curva de Mercderes de Pamplona. EFE/Villar López

Hoy es un día gris para Pamplona y el cielo lo sabía.

La capital de Navarra volverá a quedarse, por segundo año consecutivo, sin sus Sanfermines. Una decisión que el alcalde Enrique Maya ha anunciado este mismo lunes, 26 de abril, aunque era un secreto a voces no exento de polémica durante los últimos meses.

De esta manera, la Covid-19 ha vuelto a robar a Pamplona sus encierros, sus actos más tradicionales y emotivos y, en definitiva, la alegría del blanco y rojo que año tras año ha salpicado la ciudad hasta la irrupción del virus.

El alcalde ha recordado que Navarra es una de las comunidades autónomas con mayor incidencia de casos de COVID, con 432 casos en las dos últimas semanas por cada 100.000 habitantes”.

Además, se encuentra en alerta 4 y hay más de 200 personas hospitalizadas y, 35 de ellas en las unidades de cuidados intensivos. Mientras tanto, “el ritmo de vacunación avanza mucho más despacio de lo previsto, y solo 202 personas de cada 1.000 han recibido una dosis y 83 de cada 1.000 han recibido las dos” cuando “las previsiones hablaban de un 70% de la población vacunada en junio..

Con el paso a 2021, y con la mirada puesta ya en el verano, la primera en cerrar la puerta a esta popular fiesta fue la presidenta del Gobierno de Navarra.

María Chivite, en una entrevista celebrada en Madrid el 26 de enero, puso en duda que este tipo de eventos “multitudinarios” pudieran producirse incluso con el calendario vacunal “muy adelantado”.

“Estas fiestas trascienden a lo que tiene que ver con un municipio y atraen a muchísima población extranjera y de otras comunidades", sentenció la propia presidenta sembrando las primeras dudas sobre la celebración de los Sanfermines 2021.

Las declaraciones de Chivite pronto calaron en la población navarra y corrieron como la pólvora a nivel nacional a través de los medios de comunicación.

Precisamente, estas palabras provocaron el enfado del alcalde de Pamplona, Enrique Maya, que también consideró un día después lo complicado de la situación para poder celebrar estas fiestas.

No obstante, el primer edil de Pamplona no ha querido perder la esperanza y ha mantenido en vilo a la ciudad casi hasta el último momento.

El 4 de febrero, Enrique Maya aseguraba que no descartaba “celebrar actos y alguna corrida de toros en fechas cercanas o, incluso, en mitad de los Sanfermines. Lo que sí quedaban zanjados eran los encierros por su extrema dificultad para organizarlos.

"Todo serían ventajas, espero que sea posible, ese es mi objetivo", declaró el alcalde a preguntas de los medios de comunicación.

Así, Maya planteó que "si en cualquier ciudad donde no existen unas fiestas de ese calado se pudieran celebrar corridas de toros en la fecha que coincide más o menos con los Sanfermines, por qué vamos a renunciar en Pamplona".

Sin embargo, la propia Casa Misericordia (propietaria de la Plaza de Toros) zanjó la polémica días después y aseguró que no se encontraban trabajando en esto.

Y mientras tenía lugar el rifirrafe político entre Chivite y Maya sobre la suspensión o no de los Sanfermines, la consejera de Salud entró también al ruedo para confirmar que hablar de estas fiestas en pleno invierno era un “debate estéril”.

Con el paso de los días, las voces críticas contra la idea de Maya comenzaron a alzarse desde diversas perspectivas. La oposición en Pamplona así como las Peñas de la ciudad animaron al primer edil a que suspendiera las fiestas previa convocatoria de la Mesa de los Sanfermines; un órgano consultivo pero que, en esta ocasión, pretendía dejar de serlo para tomar parte de esta decisión tan importante para la ciudad y que se repite por segundo año consecutivo.

A pesar de la propuesta de algunos grupos de la oposición y la propia Mesa de los Sanfermines de tomar parte de esta decisión, el alcalde de Pamplona aseguró que se convocaría este órgano pero que la decisión no recaería en él.

“Parece que están deseando que se suspendan”, decía Enrique Maya mientras el debate político en el interior del Consistorio de Pamplona continuaba subiendo de tono ante la negativa del alcalde de cancelar inmediatamente las fiestas.

Entre marzo y abril, Maya continuó sin despejar la duda. Pamplona se encontraba a expensas del virus y con la llegada de la Semana Santa la situación sanitaria no parecía mejorar.

Entre tanto, el Ayuntamiento de Pamplona continuaba estudiando diferentes propuestas para adaptar los actos de Sanfermines al calendario estival como parece que así será. Una situación que quedó confirmada en la última reunión, celebrada este pasado jueves en el Gobierno de Navarra, a la que acudieron diversos representantes de la Federación Navarra de Municipios y Concejos junto a parte del Departamento de Salud.

Tras el encuentro, que se prolongó durante más de dos horas, la actitud de Maya cambió. "La percepción general es la gran dificultad de celebrar fiestas patronales al uso", incidió Maya "a la vista de la información que se nos ha dado”.

En cualquier caso, deslizó que a pesar de la suspensión de los Sanfermines Pamplona contaría con otros actos en la ciudad. “La hostelería y las terrazas estarán abiertas, la gente saldrá, y si puede haber alguna actividad cultural compatible con el estado del coronavirus la habrá”.

De esta manera, el Consistorio trabaja ya en un "programa de verano" que supla, si de algún modo se puede, la ausencia del Santo Morenico por segundo año consecutivo en las calles de Pamplona.

OCIO SEGURO EN VERANO

En la rueda de prensa, el alcalde ha anunciado que Pamplona destinará gran parte del presupuesto de este año destinado a San Fermín a una “amplia y ambiciosa” programación, principalmente cultural, para ofrecer propuestas de ocio seguro a las personas de Pamplona y a quienes visiten la ciudad de junio a septiembre para hacer de Pamplona una ciudad viva.

En estos momentos, se está ultimando un programa que ofrecerá actividades para disfrutar de la ciudad, una iniciativa que multiplicará las posibilidades de ocio y conllevará el impulso de la economía local en sectores afectados por la crisis económica como el de la cultura, el comercio o la hostelería.

El presupuesto municipal para este año cuenta con una partida denominada Sanfermines/Covid que posibilitará organizar actividades como conciertos y torneos deportivos, o, como ha señalado el alcalde, “incluso alguna corrida de toros, por ejemplo, aunque es decisión de la Meca”. En todo caso, se llevarán a cabo “con responsabilidad, evitando el efecto llamada y priorizando siempre la salud pública, que es lo más importante”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Otro año sin ti, San Fermín: la Covid arrebata por segundo año las fiestas a Pamplona