• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 22:54

 

 
 

SAN FERMÍN 2021

A San Fermín pedimos: por qué se canta esta letra antes de cada encierro en Pamplona

Se cumplen 40 años de la construcción de la hornacina de la cuesta de Santo Domingo, aunque el cántico en el encierro es de unas décadas antes. 

La imagen de San Fermín en la hornacina de la Cuesta de Santo Domingo donde los mozos le cantan todos los días antes de comenzar los encierros pidiendo su protección durante la celebración de las carreras. EFE/Jesús Diges
La imagen de San Fermín en la hornacina de la Cuesta de Santo Domingo donde los mozos le cantan todos los días antes de comenzar los encierros pidiendo su protección durante la celebración de las carreras. EFE/Jesús Diges

Cada vez que Pamplona celebra un encierro de toros, una estrofa y un cántico son entonados por los mozos en la cuesta de Santo Domingo ante la hornacina del santo, pero también por cientos de pamploneses y navarros que siguen con emoción el encierro. 

Aunque en julio de 2021 no habrá Sanfermines por la crisis del coronavirus, es posible que cada vez falte menos para volver a disfrutar de las fiestas de San Fermín. Mientras llega ese momento, nos conformamos con recordar momentos entrañables de nuestras fiestas. 

Te vamos a contar la historia del cántico a San Fermín, quién es el autor de la letra y por qué se comenzó a cantar en Pamplona antes de cada encierro.

 

ORIGEN DE LA HORNACINA

La hornacina de Santo Domingo, donde los mozos cantan al santo, fue construida en la primavera de 1981 por parte del Ayuntamiento de Pamplona, pero el cántico conocido en medio mundo data de varios décadas antes.

Antes de la hornacina en el muro de la pared, las monjas que se encargaban del antiguo hospital militar en la cuesta de Santo Domingo, colocaban en una ventana una figura de San Fermín con una velas para que protegiera a los mozos. Así, debajo de la imagen del santo, nació un cántico fundamental en la historia de Pamplona antes de cada encierro de toros. Ese edificio es ahora la sede del departamento de Educación del Gobierno de Navarra. 

La comisión especial de fiestas solicitó en su reunión del 28 de febrero de 1981 "estudiar la instalación de la hornacina en Santo Domingo" de manera permanente. Gobernaba la ciudad Julián Balduz (PSN). Se decidió su construcción por 12 votos en la muralla de Santo Domingo, si bien las peñas se decantaban por el lado contrario.

El primer cántico de los mozos en la actual hornacina tuvo lugar justo hace ahora 40 años, en el encierro del 7 de julio de 1981, corrido con toros de la ganadería de Pablo Romero. 

 

LETRA DE A SAN FERMÍN PEDIMOS

A San Fermín pedimos
por ser nuestro patrón
nos guíe en el encierro
dándonos su bendición

Esta estrofa pertenece al himno de la peña La Única, una de las 16 sociedades sanfermineras de Pamplona, reconocida en este caso por su pañuelo verde, color de la bandera de Pamplona. La canción del himno de La Única es obra del Maestro Turillas y fue grabada en unos estudios de San Sebastián en 1956 por el famoso y conocido grupo local Los Iruña'ko. 

Durante la grabación de aquel disco con varias canciones más, lo cierto es que la duración del himno de La Única era algo corto y Joaquín Zabalza, integrante del grupo, compuso esa pequeña copla que se introdujo en la grabación. Zabalza llamó por teléfono a Turillas desde los estudios de San Sebastián para explicarle lo ocurrido y pedirle autorización para añadir la estrofa en el himno, algo que el Mestro aceptó encantado, siempre generoso. 


La canción del himno de la peña La Única se hizo popular en Pamplona, como muchos otros temas sanfermineros que sonaban sin cesar tocados por las charangas durante los Sanfermines de los años 50 y 60 y fueron varios mozos habituales del encierro los que comenzaron a cantar la popular estrofa antes del encierro ante la imagen de San Fermín colocada por las monjitas del antiguo hospital.

 

EL SANTO EN LA ACTUALIDAD

Aunque la hornacina se construyó en 1981, la imagen sólo estaba presente durante los minutos previos al encierro, ya que al terminar cada carrera se quitaba para volverla a colocar al día siguiente junto a los pañuelos de las peñas. 

Tampoco había santo durante el resto del año y la hornacina permanecía completamente vacía hasta la llegada del próximo 7 de julio. No fue hasta el año 2001 cuando miembros de la Corte de San Fermín y el consistorio decidieron colocar una imagen permanente. Fue con motivo de la escalera del 2 de febrero de aquel año. Junto al santo, se colocó el cristal de protección. El San Fermín de la hornacina estrenó en un nuevo capotillo, regalo de Joan Varela, corredor de Onda (Castellón) habitual del encierro. Lo regaló tras evitar la cornada de un toro de Jandilla en un encierro de 2005.

La efigie actual que se coloca antes de cada encierro es propiedad de las peñas y durante el año está depositada en un domicilio. Las mañanas del 7 al 14 de julio, todos los días que hay encierro, la imagen original se coloca en la hornacina para que los mozos, periódico en mano le canten minutos antes del inicio del encierro: a las 7.55, las 7.57 y las 7.59 horas. Con la imagen se coloca, además, candelabros, velas, un panel con el escudo de las peñas, y flores.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A San Fermín pedimos: por qué se canta esta letra antes de cada encierro en Pamplona