SANFERMINES

Recuperan un documental grabado en Pamplona hace 44 años con imágenes inéditas de los Sanfermines de 1977

La película fue grabada por dos cineastas estadounidenses y fue emitida para todo Estados Unidos a finales de los años 70. 

Varios momentos del documental filmado en Pamplona en 1977 por Bill y Esti Marpet, abajo a la derecha
Varios momentos del documental filmado en Pamplona en 1977 por Bill y Esti Marpet, abajo a la derecha

Los Sanfermines de 1977 fueron bien distintos en muchos aspectos a los que hemos podido disfrutar en los últimos años, hasta que la crisis sanitaria del coronavirus ha puesto patas arriba nuestra forma de disfrutar y divertirnos en Pamplona cada mes de julio. 

Para ratificarlo, basta con ver las imágenes que hace más de 40 años tomaron dos cineastas americanos, Bill y Esti Marpet, que viajaron hasta Pamplona para filmar con sus cámaras de mano lo que ocurría en esta pequeña ciudad del norte de España y que dejaron plasmado en un documental titulado "Running with the bulls". 

Una auténtica joya para muchos pamploneses y sanfermineros que se ha podido recuperar tras 4 décadas escondida y que deja momentos únicos.

La historia de la película, que fue emitida a finales de los 70 para todo Estados Unidos a través del Canal 30, comenzó cuando el escritor Robert Delay les contó a los cineastas que conocía a un americano que acudía todos los años a Pamplona a correr delante de los toros. 

El hombre no era otro que Joe Distler, estadounidense que llegó a Pamplona por primera vez en 1968 y que, desde entonces, ha sido un habitual de las fiestas, hasta el punto de que tiene una casa en Pamplona que visita 3 o 4 veces al año, además de su cita imperdible en el mes de julio. 

Distler había entonces ya trabado amistad con Matt Carney, uno de los referentes entre los "guiris" en San Fermín, además de con otros corredores de Pamplona, como Atanasio, Miguel Ángel Eguíluz, Jokin Zuasti, Tito Murillo, Chema Esparza o Julen Madina, entre otros

"Viajamos a Pamplona para grabar en 1977 y todo se hizo de manera natural, no hay nada guionizado ni preparado en las imágenes", explica Joe Distler recién inaugurado 2021 desde París, donde reside desde hace una década con su familia tras vender sus negocios de hostelería en Estados Unidos, donde aún conserva un local en Nueva York. 

Profesor de Literatura ya jubilado, este asiduo de los Sanfermines ha vuelto a disfrutar con el documental grabado hace ya casi 44 años y que hace mucho tiempo que no se podía consultar, porque nadie lo tenía ni lo había subido a ninguna plataforma

Junto a Marpet, colaboró en la película un entonces casi desconocido Jim Hollander, ahora afamado fotógrafo y habitual también de los Sanfermines, que ha cubierto con su cámara en decenas de ocasiones las fiestas de Pamplona y es autor de un cartel de la Feria del Toro, al igual que su padre. 

"Creo que hubo algún problema con las cámaras de color, por eso alguna parte de la película es en blanco y negro", rememora con nostalgia Joe Distler, que enumera con frecuencia a todos sus amigos en Pamplona con los que espera volver a juntarse después de cada encierro cuando puedan volver a celebrarse las fiestas. "Para mí el mayor honor fue cuando me permitieron acudir al día 14 a almorzar a Casa Paco con todos los corredores, nunca ningún extranjero había estado allí con ellos", rememora. 

La película comienza con una llamada telefónica de un jovencísimo Distler desde Brooklyn (Nueva York) en el mes de junio, mientras cierra los preparativos para viajar a Pamplona en unos días. A los pocos segundos ya se pueden ver las primeras escenas del Chupinazo, que aquel año fue lanzado por Joaquín Sáez Arguiñano, presidente de la comisión municipal de fiestas.

Las imágenes muestras unas calles abarrotadas, pero una plaza consistorial mucho más ordenada de la que podemos ver ahora cada 6 de julio, donde todavía se respetaba el cordón policial para la salida de bandas. 

Pronto las charangas y el ambiente se adueñan de la ciudad y el documental recorre con ellas las primeras horas de fiesta. 

Uno de los primeros momentos curiosos es poder ver unos instantes a la Coral Santiago, con el ya fallecido Joaquín Madurga en la dirección, entonar por primera vez la Jota a San Fermín en la plaza del Consejo. Aunque es un fragmento muy corto, 1977 fue el año en el que se estrenó la famosa composición musical, quizá una de las más conocidas ahora. 

Las primeras imágenes del encierro muestran al corredor Javier Hermosilla saludando a Distler en la cuesta de Santo Domingo y dirigiendo el cántico al santo antes del encierro. Se puede ver que la hornacina no está colocada donde ahora la conocemos, en el muro de hormigón, sino en una ventana del antiguo hospital, tradición que comenzaron las monjas y que se mantuvo hasta inicios de los 80. 

Al término del encierro todos los protagonistas se reúnen en el Bar Txoko de la Plaza del Castillo para comentar la carrera. Unas escenas de deporte rural en la plaza de los fueros dan paso a algunos de los momentos más dramáticos del vídeo. 

Los cineastas lograron grabar el tremendo montón ocurrido el 8 de julio de 1977 a la entrada de la plaza de toros en el segundo encierro de aquel año que terminó con la muerte de José Joaquín Esparza Sarasíbar, joven pamplonés y atleta de Irabia. "Yo me vi involucrado en este montón, corría en el último tramo de Estafeta hasta la plaza de toros. Fue la demostración de lo peligroso que puede ser correr con los toros", analiza Distler. Las imágenes son tremendas. 

Poco después, el documental muestra el toque de silencio en la plaza de toros en memoria del joven fallecidos antes del comienzo de la corrida de toros, con ganadería de Miura para Ruiz Miguel, Antonio José Galán y José Luis Parada. Curiosamente, el presidente de esa corrida fue el lanzador del Chupinazo unos días antes. 

El documental muestra también los momentos íntimos de José Mª Manzanares vistiéndose en la habitación del hotel antes de la corrida del 13 de julio o la famosa suerte de Galán entrando a matar sin muleta a un toro de Miura. 

El día 10 de julio Matt Carney fue herido en el encierro con una cornada de 24 centímetros producida en Telefónica por un toro de Concha y Sierra. El documental muestra la preocupación de sus amigos, especialmente Distler, mientras lo buscan tras el encierro y hasta que lo localizan en el Hospital de Navarra, donde concede una entrevista tras ser operado. 

El Pobre de Mí y la despedida de Joe de Pamplona hasta el año siguiente cierran las imágenes de un documental que ofrece también momentos de almuerzos y diversión en Casa Marceliano, donde los protagonistas coincidieron con Charles Patrick Scanlan, que fue novillero en México. 

El documental de Bill Marpet y Esti Galili Marpet se puede ver a continuación. Joe Distler no ha faltado a su cita con San Fermín en todos estos años, salvo en 2013 cuando un viaje a China para recoger a sus hjijas del orfanato se lo impidió. 
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Recuperan un documental grabado en Pamplona hace 44 años con imágenes inéditas de los Sanfermines de 1977