SAN FERMÍN 2020

De las riadas de gente a la tranquilidad: la transformación en un año de las calles de Pamplona en San Fermín

Se han establecido controles de acceso a las calles San Nicolás, Estafeta y Navarrería para controlar el aforo. 

Ambiente por las calles de Pamplona durante la tarde del 6 de julio de 2020. PABLO LASAOSA
Ambiente por las calles de Pamplona durante la tarde del 6 de julio de 2020. PABLO LASAOSA  

Pamplona respira tranquilidad en las horas siguientes al "no Chupinazo". 

Las multitudes habituales y el bullicio propio del 6 de julio, se sustituyen en esta ocasión por pequeños grupos en terrazas y bares de Pamplona. Incluso en algunas calles, los locales permanecen cerrados y reina el silencio. 

A las 12:50 horas, en la calle San Gregorio apenas cuatro bares están abiertos y solo en uno hay gente en el interior. Similar aspecto presenta San Nicolás, con algunas cuadrillas situadas en los laterales de la calle.

A medida que uno se acerca a la plaza del Castillo, se ven cada vez más prendas de color blanco y rojo. Las terrazas están llenas y la recién instalada figura de “Los viviremos" reúne a su alrededor unos cuantos curiosos. Sin embargo, el centro de la plaza y las zonas verdes están vacías.

A partir de este punto, el despliegue policial crece. Patrullas de Policía Foral y Policía Nacional vigilan la zona y hay furgones en los puntos de acceso a la plaza.

Calderería, Estafeta y Navarrería son las únicas calles donde se juntan un número considerable de personas. En la calle Navarrería, donde sorprende que haya tan pocas mascarillas, los presentes se colocan alrededor de la fuente.

La plaza del Castillo, vacía salvo la terrazas, momentos después del "no Chupinazo". JAVIER MEDRANO

Enclaves como la plaza del Ayuntamiento o la plaza San Francisco continúan prácticamente vacíos a estas horas de la tarde.

 A las 13:20 horas, una patrulla de Policía Foral comienza a supervisar la actividad de bares y peñas de la calle Jarauta. En un momento dado, acceden al interior de un local por posible exceso de aforo. Del interior sale una persona y tras conversar un par de minutos con los agentes, estos continúan su recorrido hacia el final de la calle.

Por el momento la conducta de los ciudadanos de Pamplona es ejemplar. El número de personas que hay en la calle es menor que el de cualquier sábado post-confinamiento

Vista aérea de la calle Mercaderes tras el "no Chupìnazo" de los Sanfermínes 2020. JAVIER MEDRANO

En el hotel Maisonnave, un camarero atiende a dos mujeres que toman algo en la terraza del hotel. “Esto es un vermut de domingo, y ni eso”, comenta a las clientas haciendo referencia a la cantidad de gente que se encuentra en la calle.

CONTROLES DE ACCESO A SAN NICOLÁS, NAVARRERÍA Y ESTAFETA

A partir de las 14:00 horas agentes de Policía Foral y Policía Municipal comienzan a colocar vallas azules que sirven como controles de acceso a las calles San Nicolás, Navarrería y Estafeta.

Uno de los controles de acceso a la calle Navarrería establecidos por la Policía Municipal el 6 de julio.JAVIER MEDRANO
Cuatro puntos de control en la calle San Nicolás, dos en Estafeta y tres en Navarrería. En esta última no se acepta más gente. Miembros policiales impiden acceder a quienes lo intentan. De las vallas de color azul cuelga un lona de plástico que en letras rojas anuncia “aforo completo”.

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De las riadas de gente a la tranquilidad: la transformación en un año de las calles de Pamplona en San Fermín