SAN FERMÍN

Un conocido local de Pamplona, obligado a cerrar ante la dificultad de que sus clientes usen mascarillas

El establecimiento no superaba el aforo máximo del 75%, pero no se guardaban las distancias de seguridad necesarias en esta pandemia de Covid-19.

Estado que presentaba el interior de un conocido local en Pamplona. CEDIDA
Estado que presentaba el interior de un conocido local en Pamplona. CEDIDA

Las primeras horas de los "noSanfermines" han transcurrido con "normalidad", con algunos cortes puntuales del tránsito por algunas zonas del Casco Viejo debido a que se superaba el aforo establecido ante el Covid-19, pero sin mayores incidencias, ha informado la Policía Municipal de Pamplona.

"En general ha ido bien", han señalado desde la Policía Municipal, que ha catalogado la pasada noche, la del 6 al 7 de julio, en la que tradicionalmente miles de personas se dan cita en las calles de Pamplona para celebrar el inicio de los Sanfermines, como la de "un sábado flojo".

Con el objeto de evitar aglomeraciones y garantizar el cumplimiento de la normativa sanitaria se han fijado aforos para determinados espacios del Casco Viejo y se ha establecido un dispositivo policial para garantizar su cumplimiento.

Este dispositivo ha tenido que cerrar, a lo largo de la tarde y la noche del 6 de julio, el tránsito peatonal en "momentos puntuales" en las zonas de Navarrería, Jarauta, Calderería y en la parte superior de la Estafeta.

Han precisado, no obstante, que han sido "cierres muy pasajeros, se cerraba la calle, al moverse la gente se desalojaba y cuando se notaba fluidez se volvía a abrir de nuevo, sin llegar en ningún momento a ningún cierre mayor".

Respecto a los establecimientos de hostelería, han asegurado que están "satisfechos", puesto que ha ido "en general, muy bien", y tan solo un local ha sido denunciado por estar abierto fuera de horario.

No obstante, en otro local conocido de Pamplona situado en la Plaza de los Burgos, los propios dueños se han visto obligados a cerrar después de que los clientes no cumplieran la normativa de ponerse la mascarilla si la distancia social es inferior a 1,5 metros.

En este sentido, este diario ha conocido que sobre las 00.50 horas de esta madrugada, los agentes avisaron al local para que comunicara a sus clientes, a través de la megafonía, las medidas sanitarias que deben cumplirse durante esta 'nueva normalidad'.

A pesar de esta comunicación, los propietarios decidieron dejar al local sin música sobre la 1.05 horas y finalmente se optó por el cierre a pesar de que el establecimiento cumplía con la normativa de aforo, fijada en un máximo de 75%.

Sobre esta cuestión, la sala Zentral ha emitido un comunicado en el que aseguran que se cumplieron con todas las medidas de seguridad por su parte y que añaden que el aforo máximo alcanzado nunca superó el 30% a pesar de que podian albergar hasta un 75%.

"No se han detectado irregularidades en ningún momento", han señalado al mismo tiempo que han denunciado un "linchamiento público" de unas imágenes sacadas "fuera de contexto".

Por otro lado, los agentes además han controlado la venta de alcohol a menores en tiendas y en cuanto a los botellones, han apuntado que "no había mucha gente" y han señalado que han instado a mantener las distancias, sin tener que llevar a cabo mayores actuaciones.

Los agentes han intervenido en seis ocasiones por agresiones entre particulares, que se han saldado con dos personas trasladadas al Complejo Hospitalario de Navarra.

En un caso una persona ha sufrido un fuerte golpe en la espalda, por lo que se han abierto diligencias judiciales contra el presunto autor y en otro, una persona ha sufrido un corte con un cristal lo que ha llevado a la detención del supuesto responsable.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un conocido local de Pamplona, obligado a cerrar ante la dificultad de que sus clientes usen mascarillas