SAN FERMÍN

El análisis de Bildu de los 'no Sanfermines': Maya fue a misa y el euskera en el pañuelo del Ayuntamiento fue pequeño

La formación independentista vasca ha atacado también el despliegue policial, invalidado en su opinión por "la lección de civismo de la ciudadanía".

El portavoz de EH Bildu, Joseba Asirón, accede a su asiento en el salón de plenos del Ayuntamiento de Pamplona. PABLO LASAOSA
El portavoz de EH Bildu, Joseba Asirón, accede a su asiento en el salón de plenos del Ayuntamiento de Pamplona. PABLO LASAOSA  

El comportamiento ejemplar de la ciudadanía, que contrasta con la confusión de los llamamientos y comportamientos del equipo de gobierno, así como, una vez más, la discriminación del euskera en la imagen institucional son las tres características que, a juicio del grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Pamplona, han marcado el desarrollo de los denominados “no Sanfermines”.

“La ciudadanía de Pamplona ha dado una lección de civismo, de responsabilidad y de madurez, demostrando a todo el mundo que esta es una ciudad que sabe cumplir cuando las circunstancias lo exigen y que sabe cumplir, sobre todo, por la conciencia cívica de las personas que la habitan”, sostiene la formación independentista.

“Desde EH Bildu queremos transmitir nuestra felicitación más efusiva y nuestra mayor gratitud a la ciudadanía por ese comportamiento ejemplar que ha sabido mantener aun por encima de los mensajes confusos y contradictorios mandados por quienes ostentan el gobierno municipal”, manifiesta Bildu.

“La demostración más palpable de esa responsabilidad ha sido dejar en evidencia el desproporcionado despliegue policial de algunos días, que no se justificaba salvo por no tener confianza respecto a cómo iban a responder los pamploneses a la suspensión de los Sanfermines”, añade el partido abertzale.

“En general, y salvo los casos de Covid-19 detectados en los rebrotes relacionados con celebraciones privadas de alguna cuadrilla, a quiénes por supuesto deseamos una pronta recuperación, se puede decir que estos días han transcurrido con una normalidad en la que muy pocos de quienes nos gobiernan creían”, asegura la coalición.

En el plano de lo negativo de estas no fiestas, Bildu destaca dos cuestiones: la falta de ejemplaridad del alcalde y su equipo de gobierno, y la discriminación del euskera en la imagen institucional.

"ABSOLUTAMENTE CRITICABLE"

Respecto a la primera cuestión, “es absolutamente criticable que el alcalde, Enrique Maya, saltándose el criterio de la mayoría del pleno, contradiciendo el llamamiento institucional a no secundar actos convocados estos días y por encima incluso de la prudencia, acudiera con trato de favor y reserva en primera fila incluidas, a las celebraciones religiosas de la parroquia de San Lorenzo, tratamiento especial que se relaciona no con la condición de creyente del edil, sino por su condición de alcalde”, denuncia EH Bildu.

“Una vez más, el tripartito de derechas ha demostrado su doble vara de medir, limitando, desconvocando e incluso prohibiendo determinados actos, mientras fomenta los que agradan a su público, a sus bases o a sus creencias”, añade la coalición, que ya anuncia que exigirá explicaciones a Maya en la primera comisión de Presidencia tras el período estival.

El despliegue de un pañuelo gigante el día 6 a las 12 del mediodía en la fachada de la Casa Consistorial o la organización de conciertos de pago en la Ciudadela son otros dos ejemplos de la “confusión interesada con la que NA+ ha enfrentado estos no Sanfermines sin renunciar a una suerte de Chupinazo que les garantizara cierta proyección mediática, ni a una alternativa a su gusto con la que decorar el fin de semana, no con música para todos los públicos, sino con música para quien la pueda pagar”.

Como tercer elemento de análisis, Bildu protesta por la supuesta discriminación del euskera en la imagen institucional del Ayuntamiento de Pamplona "impuesta por el tripartito de derechas, una discriminación que queda muy clara en el pañuelo desplegado en la fachada de la Casa Consistorial, donde una de las dos lenguas propias de la ciudad es tratada como ajena y equiparada a lenguas foráneas, como el inglés o el francés”.

CONFRONTACIÓN IDENTITARIA

“La euskarafobia es una de las características que define a Navarra Suma, pero no se puede consentir que, saltándose incluso su propia ordenanza, fomenten una vez más la confrontación identitaria, atacando o menospreciando sin justificación alguna a quienes sienten cerca una lengua que nos es propia a todos los pamploneses”, sentencia. Al respecto, Bildu ya adelanta que estudiará las acciones que sean oportunas para exigir “rectificación, responsabilidades y disculpas”.

Finalmente, y a falta de unas horas para que acaben los no Sanfermines, la coalición independentista ha hecho un emplazamiento a la ciudadanía a “encontrarnos en los Sanfermines del 2021, una celebración en la que trabajaremos para que, como se hizo en la legislatura pasada, siga recuperando la esencia popular de unas fiestas que nacen y se nutren de las gentes de esta ciudad, de sus peñas, de sus organizaciones vecinales y de su amplio tejido social, y cuya idiosincrasia, con estas bases, las convierte en las mejores fiestas del mundo”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El análisis de Bildu de los 'no Sanfermines': Maya fue a misa y el euskera en el pañuelo del Ayuntamiento fue pequeño