SAN FERMÍN

Enrique Maya asegura que están trabajando para que los Sanfermines del 2021 sean "unas fiestas dobles"

El alcalde de Pamplona ha anunciado que, tras la suspensión de las fiestas de este año, en el 2021 "hay que hacer algo especial".

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, observa desde el interior del Ayuntamiento el balcón de acceso a la plaza, cuyas puertas permanecerán cerradas el día 6 de julio. EFE/Jesús Diges
El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, observa desde el interior del Ayuntamiento el balcón de acceso a la plaza, cuyas puertas permanecerán cerradas el día 6 de julio. EFE/Jesús Diges

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha asegurado que, tras la suspensión de este año, en los próximos Sanfermines "hay que hacer algo especial" y hay que trabajar para que sean unas fiestas "dobles", en las que "nos podamos resarcir de todo el sufrimiento que hay".

En una entrevista, Maya ha declarado que los de este año también deben ser "unos Sanfermines de homenaje a los que tanto han hecho por todos, personal sanitario especialmente".

"Yo, que he pasado el coronavirus, estoy deseando pasar los Sanfermines de una manera singular", ha dicho Maya, que ha afirmado que "estoy aquí gracias a un personal sanitario estupendo que me ha hecho recuperarme y, como yo, hay cientos de personas".

El próximo año "va a ser todo muy emotivo, muy especial, y tenemos que medir todo muy bien y tiene que ser un poco el punto de partida de lo que queremos para los Sanfermines, eliminando lo negativo y potenciando lo positivo", ha destacado el alcalde.

Maya, que ha reconocido que nunca imaginó que iba a vivir un año sin Sanfermines, ha recordado que el 21 de abril, cuando aún estaba de baja por el Covid-19, siguió la intervención de la teniente de alcalde, Ana Elizalde, anunciando la suspensión y vio "la emoción que tenía, porque se le notaba".

"Sentí una mezcla de tristeza, mucho sentido de la responsabilidad, de que finalmente la suspensión fuera aceptada a nivel social, y la seguridad de que era lo correcto", ha aseverado.

"ME HE SENTIDO MUY APOYADO"

De hecho, ha agregado, "tengo que agradecer la reacción de la inmensa mayoría de los ciudadanos, por supuesto de los partidos políticos, de las asociaciones de hostelería, de todos los implicados por esa suspensión. Me he sentido muy apoyado".

Tras reconocer que el temor a las aglomeraciones "está ahí", el alcalde ha subrayado que "preparar los Sanfermines es mucho más sencillo que preparar los no Sanfermines. Los recursos que tienes que poner en uno y otro caso no son los mismos, no te puedes quedar ni corto ni largo".

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, abre las puertas que dan al balcón de la Casa Consistorial desde donde se lanza el Chupinazo todos los 6 de julio, y que este año permanecerán cerradas. EFE/DIGES

"Confías en la responsabilidad de la gente y tienes temor de que una parte de esas personas no cumpla", ha señalado Maya, que ha comentado: "Por supuesto que estoy preocupado; mentiría si dijera que estoy tranquilo, no puedo estarlo, porque hay incógnitas", aunque "está todo organizado" para intentar que no haya problemas.

En la plaza Consistorial y en la plaza del Castillo, donde se va a limitar el aforo el 6 de julio, ha explicado, "es evidente que alguna medida había que adoptar". Además, ha añadido, "lo que me transmite la Policía Municipal de Pamplona, en contacto con la Policía Foral y la Policía Nacional, es un mensaje de que está todo organizado, desde el punto de vista sanitario y desde el punto de vista de la limpieza".

CUMPLIR LAS REGLAS

El regidor municipal ha afirmado que entiende "perfectamente" a los hosteleros, que son uno de los sectores más damnificados por la suspensión de las fiestas, y les ha animado a que "cumplan con las reglas". La Policía Municipal de la capital navarra, ha declarado, "al que quiere cumplir las normas, le va a entender y va a trabajar desde esa comprensión".

En fechas de Sanfermines, ha apuntado, se va a trabajar "siempre con mucha ponderación, con mucha mano izquierda, para que no haya aglomeraciones, pero desde el sentido común y explicando a los ciudadanos lo que tienen que hacer".

El alcalde ha considerado que, del 6 al 14 de julio, la imagen de Pamplona "está muy en juego", y "lo que ha sido siempre un orgullo, que a las doce del mediodía del día 6 seamos el centro del mundo, es una preocupación". "Lo que se transmita ese día a esa hora trasciende a todo el mundo. No son unas fiestas cualquiera, por lo tanto, no son unas 'no fiestas' cualquiera", ha resaltado.

Maya ha insistido en que le preocupa la imagen que transmita Pamplona, porque, "si esto se hace bien, vamos a ser una ciudad admirada a nivel mundial", pero, "si esto se hace mal y acaba mal, nuestra imagen va a acabar dañada".

"POLÉMICA POLÍTICA"

Respecto a las críticas de otros partidos por su intención de acudir a título personal a la misa de San Fermín del 7 de julio, ha señalado que le parece "imposible de comprender, sinceramente".

"Me parece una polémica absolutamente buscada desde el punto de vista político", ha manifestado Maya, que ha opinado que, "si hubiera sido otro evento, como una entrega de premios de fotografía, seguramente no hubieran dicho nada".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Enrique Maya asegura que están trabajando para que los Sanfermines del 2021 sean "unas fiestas dobles"