PREMIUM  TOROS

El 'pirata' Padilla anuncia su retirada de los ruedos y una gran gira de despedida para 2018

El torero, muy querido por la afición navarra, ha asegurado que "ya no podía estirar más la cuerda ni seguir tentando a la suerte".

Caluroso recibimiento a Padilla, Escribano y El Fandi en el patio de caballos de la plaza de toros de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY (23)
Caluroso recibimiento a Padilla, Escribano y El Fandi en el patio de caballos de la plaza de toros de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY (23)  

El torero Juan José Padilla se retirará definitivamente de los ruedos y pondrá así fin a veinticinco años de alternativa, según ha anunciado este viernes el diestro en una rueda de prensa. Además, el 'pirata', muy querido por la afición taurina navarra, especialmente la sanferminera, ha anunciado una gran gira de despedida en 2018.

El diestro debutó en Pamplona en 1999, una corrida que significó su paso definitivo a las grandes plazas, gracias al éxito que cosechó. Desde entonces comenzó a ser considerado un 'torero del norte' y a ponerse delante de las astas de ganaderías conocidas como 'duras', entre las que se enmarca la legendaria Miura

En 2001 sufrió una gravísima cogida en el cuello en el coso pamplonés, en la que se llegó a temer por su vida, pero la pronta y eficaz intervención de los médicos consiguió salvarle. 

Desde entonces, ha participado de forma casi ininterrumpida en la Feria del Toro de Pamplona, exceptuando algunos años, además de participar en distintos festejos taurinos de otras plazas navarras. En total, en Pamplona ha realizado 25 paseíllos, ha cortado 17 orejas y ha salido a hombros en 6 ocasiones

Los pasados Sanfermines, formó la terna con Manuel Escribano y El Fandi, ante los toros de Fuente Ymbro, aunque se fue sin trofeos. El torero jerezano ha estado siempre muy vinculado a Pamplona, a San Fermín y a los encierros. Es habitual verle en el recorrido e incluso lo ha corrido en algunas ocasiones. Además, tiene una relación cercana con los pastores y es muy querido por la afición, que suele arroparle con banderas piratas durante sus faenas. Es también habitual escuchar cánticos de apoyo en la plaza pamplonesa, como "illa illa illa, Padilla maravilla".

"LO HE DADO TODO POR EL TORO"

"He tomado la decisión más importante de mi carrera y ya no hay vuelta de hoja. Siento que ya non podía estirar más la cuerda ni seguir tentando a la suerte. Cuando acabe 2018 me voy del toreo y me voy con la satisfacción de haberlo dado todo por el toro y por mi profesión", ha manifestado el jerezano.

Padilla, que ha estado acompañado de su familia y de Diego Robles, su hombre de confianza desde hace muchísimos años, ha asegurado que en la próxima temporada espera "pisar" las plazas donde él se ha sentido "tan querido" como Pamplona, Bilbao o Zaragoza. Tampoco descarta ir a América, "si las circunstancias así lo dan", ha añadido.

"Lo que quiero es irme bien, estar en los sitios más señeros de mi carrera y cumplir con máxima responsabilidad para una vez acabado el año me pueda ir con la conciencia tranquila y con la sensación del deber cumplido", ha apostillado.

El año que viene hará 25 como matador de toros, un "número redondo" que también le ha ayudado para tomar esta decisión, de la que no habrá "marcha atrás", insiste.

TERRIBLE PERCANCE EN 2011

También ha querido agradecer a toda la familia taurina "el cariño y el respeto" que le han profesado durante su dilatada trayectoria, especialmente en esta última parte, marcada por terrible percance en Zaragoza en 2011.

"Aquella tarde marcó mi vida. Perdí un ojo y cambió todo el planteamiento de mi carrera, entrar en otros tipos de carteles y corridas más 'amables'. Si hubiera tenido que seguir matando 'miuras' o 'cebadas' seguro que no hubiera vuelto. Y eso el público lo ha entendido y me lo ha respetado", confesaba.

"Por eso nada más que puedo dar las gracias, a todos mis compañeros, a los empresarios, a los ganaderos, a la afición... Gracias por tanto", ha concluido.

Nacido en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1973), Padilla uno de los toreros más carismáticos de las últimas décadas, recibe el apodo del "ciclón" y es especialista en corridas de Miura.

El torero jerezano, cuyo último paseíllo los hizo el 15 de octubre en Cieza (Murcia), ha sido muy castigado por los toros, sufriendo el peor percance de toda su carrera en 2011 en Zaragoza, cuando un astado de Ana Romero le propinó una cornada que le costó la pérdida del ojo derecho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El 'pirata' Padilla anuncia su retirada de los ruedos y una gran gira de despedida para 2018