TELEVISIÓN

La pamplonesa Verdeliss se derrumba tras dejar a sus hijos por GH VIP: "Me consume la responsabilidad"

La concursante navarra afronta una semana muy complicada emocionalmente al echar de menos a su familia y estar nominada.

La pamplonesa Verdeliss rompe a llorar al ver un mensaje de sus hijos durante el último debate de Gran Hermano VIP TELECINCO 1
La pamplonesa Verdeliss rompe a llorar al ver un mensaje de sus hijos durante el último debate de 'Gran Hermano VIP'. TELECINCO

La pamplonesa Verdeliss está pasando una semana muy dura en 'Gran Hermano VIP'. Tras ser nominada por sus compañeros y estar en la cuerda flojo por su posible expulsión este próximo jueves, la youtuber navarra ha pasado por un trance nostálgico en el concurso.

La concursante está sufriendo su primera nominación y el programa ha decidido sorprenderla durante el debate celebrado este pasado domingo haciéndole llegar unos dibujos y mensajes de sus hijos.

En directo, en una conversación en el confesionario con el Súper, la concursante navarra ha podido escuchar las vocecitas de sus hijos, que han recordado a su madre que la quieren mucho y le echan de menos. "Lo estás haciendo súper bien siguiendo tu propio criterio y siguiendo tu corazón", han dicho sus hijos.

La pamplonesa se ha emocionado al oír a sus hijos. “Los echo mucho de menos, me pregunto cómo estarán. Necesito saber que no sienten que les he abandonado", ha comenzado la pamplonesa.

Verdeliss se ha mostrado muy dura consigo misma por no estar con sus hijos: "Con dos añitos las mellizas no entenderán que un día desapareciera y me consume la responsabilidad".

“Me siento muy egoísta al estar aquí porque siempre vamos juntos a todos lados y de repente esto ha sido un cambio muy drástico”, ha comentado la pamplonesa frente a las cámaras.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pamplonesa Verdeliss se derrumba tras dejar a sus hijos por GH VIP: "Me consume la responsabilidad"