• lunes, 15 de agosto de 2022
  • Actualizado 01:18
 
 

REVISTA

Los vecinos de Murieta cumplen la tradición quemando el "mayo"

Festejan el final del castigo a un muñeco relleno de paja, que ha estado colgado en lo alto de un chopo durante un mes.

El "mayo" quemado en Murieta.
El "mayo" quemado en Murieta.

Los vecinos y amigos de Murieta, en Tierra Estella, han celebrado este domingo 29 de mayo el final del castigo infligido a un muñeco relleno de paja, el "mayo", que ha estado colgado desde el 1 de mayo en lo alto de un chopo vertical en el frontón del pueblo.

Este muñeco simboliza al culpable de todos los males que ha padecido la localidad en el último año (riadas, sequías, granizadas, etc). El "mayo" recibía hace años un nombre (Maradona, Buyo, José María García, El Padre Apeles, Carlos Solchaga, etc) en referencia a un personaje público que hubiera sido negativo a juicio de la juventud del pueblo, pero desde 2001 el Ayuntamiento decidió no poner nombre al "mayo".

Este domingo se ha cumplido la tradición un año más. Los vecinos de Murieta han disfrutado de una jornada festiva con la tirada y quema del "mayo", acompañado de un amplio programa de actos de carácter popular.

A las 11 horas se ha dado la salida a la edición número 30 del Memorial ciclista Luis Miguel Meoqui para corredores cadetes. Después de 51 kilómetros de recorrido la victoria ha sido para el corredor de del equipo Arabarrak Jokin Murguialday de 16 años, natural de Salvatierra de Álava, que ha llegado en solitario a la línea de meta. Han participado 93 corredores y han llegado a la meta 71 de ellos.

Posteriormente se han entregado los trofeos en el frontón. Segundo y ganador de las metas volantes ha sido Marcos Pisón (Albéniz), que ha sufrido una caída apenas a doscientos metros de la llegada y ha entrado a meta a pie con la bicicleta. Tercero ha sido Endika Balza de Vallejo (Toyota Armentia). El equipo ganador ha sido el Toyota Armentia.

Posteriormente, ha llegado el momento cumbre de la jornada. A las 13,15 horas se ha tirado el "mayo" colocado en lo alto de un chopo de 21 metros y ha caído al suelo con gran estruendo partiendo el chopo al que estaba atado, El alguacil de Murieta, Iñaki Abáigar, ha procedido a su "quema" para regocijo de todos los presentes.

El Ayuntamiento ha invitado a un aperitivo denominado "escudilla" a los vecinos y amigos del pueblo reunidos en el frontón, con frutos secos y refrescos. Además, se han entregado algunos regalos a los chavales que han participado en el concurso de dibujo sobre el "mayo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los vecinos de Murieta cumplen la tradición quemando el "mayo"