PREMIUM  FIESTAS

Dos toros sueltos llevan la emoción y el riesgo al primer encierro de las fiestas de Tafalla

Los astados de la ganadería Prieto de la Cal se han quedado rezagados y han provocado momentos de peligro en un concurrido encierro.

Los dos toros rezagados de Prieto de la Cal que han protagonizado el primer encierro de las fiestas de Tafalla MIGUEL OSÉS
Los dos toros rezagados de Prieto de la Cal que han protagonizado el primer encierro de las fiestas de Tafalla MIGUEL OSÉS  

Después de un año de espera, los toros han vuelto a enfilar las calles de Tafalla en el primer encierro de las fiestas en honor de la Virgen de la Asunción y San Sebastián. El corralón de Escolapios ha vuelto a abrirse esta mañana de lunes para dar rienda suelta a la carrera de los astados de Prieto de la Cal.

El encierro ha estado marcado por dos de los toros que se re han resistido a salir de los corrales con el resto de la manada. Así, sólo cuatro astados y los cabestros han tomado inicialmente la salida. Uno de los animales ha acelerado y se ha volteado hacia la acera en los primeros metros de la calle Severino Fernández; así ha arrollado violentamente a uno de los mozos, que ha quedado tendido en el suelo con severas contusiones. Otro de los morlacos que abría la manada ha virado hacia la misma dirección, pero sin hacer ademán por coger al corredor, al que ha pasado por encima.

Para la llegada de la curva con la calle Sangüesa, los cuatro astados y los cabestros, han completado el recorrido a rápida velocidad, permitiendo a los mozos realizar vistosas carreras en este segundo tramo.

Los cientos de asistentes y los corredores han esperado el paso de los dos animales rezagados, que se ha hecho esperar hasta que los pastores han conseguido hacerles salir del corralón. Estos últimos toros han trotado despistados en un encierro realmente concurrido. Los momentos de peligro han llegado cuando los animales, un toro negro y uno jabonero, han peinado la zona del vallado haciendo por embestir contra los mozos que intentaban guiarles para evitar mayores peligros.

Los servicios médicos han tenido que atender a seis personas en el recorrido del encierro. El más grave de los atendidos ha sido un joven tafallés de 21 años, el mozo que ha sido atropellado por el primer toro en el inicio de la calle Severino Fernández. Ha sufrido contusiones múltiples, aunque por suerte no ha recibido ningún puntazo del astado.

Los otros cinco atendidos ha precisado atención de los servicios médicos por heridas de menor entidad producidas por golpes o arañazos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Dos toros sueltos llevan la emoción y el riesgo al primer encierro de las fiestas de Tafalla