PREMIUM  REVISTA

Pamplona lleva a la Ciudadela el imaginario creativo de Jordi Bernadó a través de una muestra de 42 fotografías

Son 42 fotografías de gran formato, algunas de ellas provenientes del ‘Mapa de Borges’,que ahora se rescatan para contar este nuevo mapa del territorio nacional.

Vista aérea de la Ciudadela de Pamplona. GOBIERNO DE NAVARRA
Vista aérea de la Ciudadela de Pamplona. GOBIERNO DE NAVARRA  

La Ciudadela de Pamplona acoge desde hoy ‘Suite Iberia’, un territorio fotográfico construido por Jordi Bernadó en el que muestra el entorno a través de sugerencias, detalles y matices, de encuentros con imágenes callejeras que despiertan su imaginario creativo.

Son 42 fotografías de gran formato, algunas de ellas provenientes del ‘Mapa de Borges’, una exposición previa de este autor, que ahora se rescatan para contar este nuevo mapa del territorio nacional, ha informado el Ayuntamiento de Pamplona, que indica que estará abierta en la planta baja del Pabellón de Mixtos hasta el 30 de junio.

Según el comisario de la muestra, Xosé Garrido, no se trata de una retrospectiva de la obra del autor, ni tampoco una selección de obras representativas de los rasgos estilísticos y temáticos que mejor puedan definir al artista.

Sí es "una intervención sobre su obra que trata de ‘rastrear’ la compleja y particular relación que el autor establece con el territorio y el espacio en el que se ha desarrollado la cultura occidental, así como el diálogo que estas representaciones establecen con el espectador".

‘Suite Iberia’ es un compendio de obras muy personales, complejas y ricas en matices. La contradicción, el absurdo, el azar y la ironía son las fuentes que Jordi Bernadó articula para ‘señalar’ lo que hay a su alrededor.

Según explica el comisario de la exposición, las fotografías de Bernadó pueden parecer surgidas de encuentros azarosos, anecdóticos, con el mundo. Sin embargo, sus imágenes no son fruto de ninguna combinación de circunstancias imprevisibles e inevitables, lo que no implica que el factor de la improvisación no opere sobre sus elecciones. Lo que ocurre es que, para improvisar bien, ensaya mucho.

De este modo, sus elecciones son el resultado de una "mirada educada", entrenada en la búsqueda de determinadas imágenes que forman parte de esa otra imagen del mundo que tanto obsesiona al fotógrafo. 

Es la suya una imagen constituida por simulacros y mistificaciones, excéntrica en todos los sentidos, por rara, por extravagante, por fuera de lo normal, pero también por tener un centro diferente. 

Una imagen tan real como el propio mundo que la construye y la proyecta, pero que se resiste a ser entendida en los mismos términos que su modelo. Por eso, apunta Xosé Garrido, a veces el espectador sonríe ante sus imágenes, no le sorprenden por lo que en apariencia tienen de ficción inextricable, por sus dramaturgias simuladas, por sus puestas en escena imposibles, por las expectativas que provocan y porque en ocasiones también el espectador cree asistir a un juego de apariencias.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona lleva a la Ciudadela el imaginario creativo de Jordi Bernadó a través de una muestra de 42 fotografías