REVISTA

Sigourney Weaver recibe el premio Donostia

Presenta en el festival 'Un Montruo viene a verme' del director español J.A.Bayona que se encuentra ahora mismo en el olimpo de Hollywood.

Sigourney Weaver recibe el premio Donostia.
Sigourney Weaver recibe el premio Donostia.

La actriz,nacida en Manhattan recibió el premio Donostia por su gran carrera que comenzó desde muy pequeña. Unas horas antes de recibir el premio dio una rueda de prensa y habló sobre su carrera, sobre J.A Bayona, director de la película. Fue una extensión de lo que contaría en la gala de premios.

Presenta en el festival 'Un Montruo viene a verme' del director español que se encuentra ahora mismo en el olimpo de Hollywood "cuando pienso en Jota lo pondría en lo alto, con Fincher, Cameron...Es extraordinario, su proceso de creación, el cariño que le dedica, es su propio director. Su estilo es muy especial, único, tiene algo de español, la conexión que hace con el material es muy instintiva, para diferenciarlo diría que mientras David Fincher (director de Seven, El Club de la Lucha, Perdida...) hace un acercamiento mas intelectuál, Jota es una especie de volcán de ideas.Para mí, es digno de admiración la seguridad que tiene en sí mismo pese a su joven edad".

La intérprete alcanzó la fama con su personaje de Alien como la teniente Ripley, más tarde trabajó con Mike Nichols en Armas de Mujer (1988) con Harison Ford. Colaboró con el comentado Fincher en la tercera entrega de la saga Alien, recientemente con James Cameron en la película más taquillera de la historia, Avatar, con un presupuesto de 237 millones, recaudó 2788 millones de dólares en todo el mundo. Gorilas en la nieve o Cazafantasmas son ya otros títulos que permanecen ya en la cultura popular.

Precisamente, haciendo una retrospectiva de su carrera comenta: "Cuando miro hacia atrás veo que he trabajado con increibles directores, he tenido tanta suerte, he aprendido tanto desde muy joven, como con Peter Weir (El año que vivimos peligrosamente), me enseñó a entregarme al personaje y al caos del rodaje. Para mí siempre la historia es muy importante pero más importante es el director, que tenga una visión propia y con mucha fuerza. Me interesa que sea capaz de luchar por llevar acabo su visión. Así que me siento muy afortunada"

Sin embargo, no es la primera vez que trabaja con un director español, en 2012 actuó en Luces Rojas de Rodrigo Cortés.

La actriz estuvo aquí hace muchos años para presentar la primera entrega de Alien "siempre ocupará un lugar especial en mi corazón, era la primera vez que venía a un festival, la primera vez que veía la película, traje a mis padres y todo fue muy emocionante.  Por aquel entonces se veía de mala educación pedir autógrafos, así que cuando caminaba por la alfombre roja atravesaba un pasillo de soldados vascos que creaban un tejado para mí cruzando sus espadas bien altas, era muy abrumador.

Además, su personaje sirvió como ejemplo del protagonismo de la mujer y no podría ser más actual. "Pienso que ha habido un gran avance en cuanto a ver protagonistas mujeres. Todo lo que he intentado ha sido interpretar a cada personaje femenino de forma diferente e intento que aunque estos personaje caigan en desesperación,que no esperen a que venga el hombre a rescatarla"

Recibió el premio de la mano de Bayona que comentósu gran admiración por la actriz y su magnífica carrera. Y compartió con la prensa que en cuanto tenía un momento libre durante el rodaje, iba al camerino de Sigourney y le preguntaba curiosidades sobre sus rodajes pasados y sobre las personas con las que trabajó: actores, productores... Uno,  en especial, el fallecido director Mike Nichols era uno de ellos y falleció durante el rodaje de "Un Monstruo viene a verme": "Fue muy duro para mí, era precioso trabajar con él, cómo trataba a los actores, era increíble"

La actriz empezó a trabajar con 11 años, muy temprano, ahora tiene 67 años y sobre qué tipo de consejos se daría a sí misma dice que no sabría qué  decir porque siempre quiso ser una actriz de teatro, así que no se esperaba nada de todo esto. El que quisiera ser una actriz de teatro puede que sea el motivo por el que comentó varias veces la belleza del teatro Victoria-Eugenia.

En lo que se refiere a el equipo español y trabajar en territorio español dice lo siguiente: "se nota que aquí  las peliculas se consideran obras artísticas y no se centra tanto en la taquilla. Se respira un ambiente diferente, el espíritu que había entre los trabajadores de la película trabajando bajo la lluvia, donde no había tapas, ni un buen vino (rie),  dejando eso a un lado, tenían un espiritu muy trabajador y confiaban ciegamente en su capitán, Jota".

Hollywood es una jungla y uno creería que mujeres de su edad tienen dificultades para encontrar buenos papeles pero Segourney nos saca de dudas: "noto que me ofrecen más trabajo que nunca. Tampoco veo que los hombres tengan mejores papeles. Creo que como ahora el escenario, en cuanto a desigualdades sexistas, ha cambiado se ve reflejado tambien en el cine".

Un periodista le preguntó sobre si sabía el gran ejemplo que daba para muchos en cuestión de valor y belleza, "nunca me habían señalado como referente de belleza, supongo que es verdad eso de los piropos y los españoles" bromea y nos dice que ha tenido buenísimos directores de fotografia que han sido capaces de mostrarla guapa.

A las 22:00,ese mismo día en el Kursaal, le  dieron el premio, después de una breve recopilación de sus mejores títulos y premios, un montaje  de sus películas y un breve comentario del director de la película. Después de recibirlo proyectaron la película y al acabar nadie salió del Kursaal hasta que salió la  actriz, pasando entre pasillos de gente aplaudiendo. Fue muy emocionante, para mí y creo que ella también lo estaba. Por último, decir que lo primero que Siguorney le preguntó a Jota al llegar al set fue si irían a San Sebastián a presentar el film.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sigourney Weaver recibe el premio Donostia