• sábado, 02 de julio de 2022
  • Actualizado 16:19
 
 

GASTRONOMÍA

La tradición de los roscos de San Blas: dos recetas para hacerlos en tu casa

Descubre dos recetas de una confitería y un restaurante de Pamplona para poder hacer en tu propia casa los tradicionales roscos de San Blas.

El centro comercial Itaroa retarte un rosco gigante de San Blas. MIGUEL OSÉS
Imagen de archivo de rosco gigante de San Blas en el centro comercial de Itaroa Huarte. MIGUEL OSÉS

Uno de los dulces y postres más tradicionales en Navarra y toda España en estas fechas es el Rosco de San Blas. Este próximo jueves 3 de febrero es el día de San Blas, conoce por qué es tan típico y dos recetas de dos conocidos sitios de Navarra para poder hacer tus propios roscos en casa

San Blas es venerado tradicionalmente como 'abogado contra los males de garganta' porque uno de los milagros que se le atribuyen es la curación de un niño al que se le clavó una espina de pescado en la garganta. Por este motivo, en toda España es tradición que se llevaran a bendecir a las iglesias alimentos y semillas que, al comerlos, evitasen toses, catarros y otras enfermedades de la garganta.

RECETAS DE ROSCOS

Las recetas para elaborar los tradicionales roscos de San Blas son muy similares por toda la geografía española, una rosquilla o bizcocho con glaseado por encima, aunque siempre hay pequeñas variaciones.

Aquí conocemos las recetas de dos sitios en Navarra: la confitería Donezar y el restaurante Argileku.

Donezar

La confitería - cerería Donezar se fundó hace casi 170 años, en 1853. Desde entonces permanece como un negocio artesano y familiar que se ha ido transmitiendo de padres a hijos y  sigue manteniendo las tradiciones vivas en el centro de Pamplona.

Desde la calle Zapatería nº 47, Donezar ofrece todo tipo de productos de confitería elaborados de forma totalmente artesanal como: chocolate, pastas, hojaldre, bolaos, merengues, mieles, caramelos, gominolas, pastillaje, peladillas, garrapiñadas, frutos secos, membrillo, confituras y turrones.

La tienda que abre de lunes a viernes (9:30 a 13:45 y de 16:30 a 20 horas) y sábados (9:30 a 13:45 horas), también ofrece la posibilidad de hacer compras online con envíos a península y Baleares. Sin embargo, también comparten parte de sus 'secretos' en la propia web, entre ellos la receta tradicional para elaborar los roscos de San Blas.

Según explica, en Donezar, el rosco se elabora mezclando huevos, aceite de oliva, azúcar y anís y añadiendo después harina y bicarbonato o levadura en polvo. Una vez amasada la mezcla "haremos tiras y las uniremos por los extremos en forma de rosquillas, que hornearemos a 165º durante 20-25 minutos".

"Para el glaseado característico de este dulce, se utilizan claras de huevo montadas con azúcar glas y un poco de zumo de limón. Una vez saquemos las rosquillas del horno y se hayan enfriado, las pintaremos con el glaseado y dejaremos que este se seque antes de servir", explica la confitería, que también señala que "en algunos lugares los roscos se adornan también con frutas o con menta".

"En nuestra confitería elaboramos cada año roscos de San Blas de forma tradicional y con ingredientes naturales, también contamos con otros dulces típicos del día como tortas de txantxigorri, piporropiles y caramelos", especifica Donezar.

Argileku

El Argileku es un bar restaurante que se encuentra en la calle Olite nº5, en el II Ensanche de Pamplona. El Argileku se presenta como un lugar de "comida tradicional que cuida especialmente los detalles y la calidad del producto con que se trabaja".

Dentro de este respeto que tienen a la tradición, en su web comparten una receta para elaborar roscos de San Blas desde cero y explicando todos los pasos, ingredientes y cantidades a utilizar.

Ingredientes para 25-30 rosquillas:

  • 500 gr. de harina
  • 7 huevos
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 125 ml. de aceite virgen extra
  • 2 cucharadas soperas de anís

Ingredientes para el glaseado:

  • 4 claras de huevo
  • 400 gr. azúcar glas
  • Un chorrito de anís

Elaboración:

Pon los huevos, el azúcar, el anís y el aceite en un recipiente amplio. Incorpora la harina (poco a poco) y amasa con las manos hasta que quede una masa homogénea.

Coge porciones del tamaño de una ciruela y, sobre la mesa ligeramente untada de aceite, haz unas tiras. Para formar las rosquillas, únelas por los extremos. Colócalas sobre papel de horno e introdúcelas en el horno (previamente calentado) a 165º C durante 20 minutos. Déjalas enfriar.

Bate las claras con una batidora de varillas eléctrica e incorpora el azúcar, sin dejar de batir. Agrega el anís y sigue batiendo hasta conseguir un merengue espeso.

Báñalas por un lado y deja que se sequen. Colócalas en una fuente y si quieres, puedes adornar las rosquillas de San Blas con un ramillete de grosellas y unas hojas de menta.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La tradición de los roscos de San Blas: dos recetas para hacerlos en tu casa