REVISTA

El Restaurante Rodero planta cara y no cede a las bromas ni 'chantajes' de los influencer

El programa de Levántate y Cárdenas ha gastado una broma al restaurante al tratar de reservar en nombre de un falso influencer. 

Una persona sacándose un selfi.
Una persona sacándose un selfi.  

El programa Levántate y Cárdenas le ha gastado este jueves una broma al restaurante Rodero de Pamplona. Jacobo, un falso influencer interpretado por Tony Martínez, ha llamado solicitando una reserva para treinta personas pero sin ninguna intención de pagar.

"Soy una persona pública; tengo 612 seguidores en redes sociales, he crecido mucho este último año. Voy a ir a Pamplona por una convención y había pensado en comer allí. A cambio, puedo hacerme tres o cuatro fotos en el restaurante. Estoy cobrando 500 euros por cada foto", le ha dicho Jacobo a Goreti, propietaria del restaurante.

Al escuchar la proposición Goreti, que no salía de su asombro, le ha pedido un poco de tiempo para reflexionar, a lo que Jacobo ha respondido aumentando la presión para que aceptara el trato, llegando incluso a amenazar al restaurante. "Si no aceptas, voy a hablar mal de ti en las redes sociales". 

Al esuchar el chantaje la propietaria no se ha amilanado y ha sido tajante en la defensa del establecimiento: "No vuelvas a llamar aquí, Jacobo Influencer, o te voy a denunciar", le ha espetado antes de colgar el teléfono.

Jacobo no se ha dado por vencido y ha tratado de contactar una segunda vez con Goreti, pero ante el enfado de esta, el programa ha desvelado el engaño. "Sois unos sinvergüenzas, ahora sí os lo digo", ha saludado entre risas la navarra. "Me habéis puesto como una moto", ha reconocido Goreti. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Restaurante Rodero planta cara y no cede a las bromas ni 'chantajes' de los influencer