APUESTAS

La regulación de juegos de azar actualmente

El juego online es un sector que está muy vigente en España. Cada año crece el número de personas que juegan en casinos en línea o que realizan apuestas deportivas. 

Carta de baraja de poker. CEDIDA
Carta de baraja de poker. CEDIDA  

El juego ha pasado a ser una actividad cotidiana en nuestra sociedad y hay una gran cantidad de locales de apuestas y de juego, tanto locales físicos como en la red.

Aunque las casas de juego físicas van teniendo cada vez menos pujanza dentro del sector, es muy fácil percibir cómo han pasado a ser parte de nuestro día a día. Solo tienes que darte una vuelta por los barrios y las calles de tu ciudad y podrás comprobar que no es difícil toparte con un establecimiento de apuestas deportivas y de juego. Lo que en un principio era una rareza, a día de hoy ha pasado a formar parte del paisaje urbano.

La Ley del Juego y la Dirección General de Ordenación del Juego

Como quiera que el juego online es un fenómeno muy reciente, el 27 de mayo de 2011 se promulgó la conocida como Ley del Juego con la que se pretendía controlar el juego como actividad económica. Es entonces cuando nace la Dirección General de Ordenación (DGOJ), que es el órgano que se encarga de regular, autorizar, supervisar, coordinar, controlar y sancionar, en los casos que sea necesario, todas las actividades relacionadas con el juego en el territorio español. Se puede obtener más información visitando ordenacionjuego.es.

Este órgano dependía en un primer momento del Ministerio de Hacienda, ya que se trata de una actividad que deja una buena cantidad anual de ingresos a través de los impuestos. Sin embargo, con la llegada al poder del Gobierno de coalición formado por el PSOE y por Unidas Podemos, la DGOJ ha pasado a estar a depender del Ministerio de Consumo.

Para que una casa de apuestas o un casino pueda operar en España debe obtener una licencia de la DGOJ. Para conseguirla debe cumplir una serie de requisitos que sean garantía de su buen hacer. Uno de los requisitos más importantes que se les exigen a las casas de juego es que están obligados a promover el juego seguro y responsable. Por juego seguro se entiende que la casa de apuestas responda ante cualquier posible problema que pueda sufrir un cliente y que estos no vayan a ser estafados. Es por eso que los jugadores deben jugar única y exclusivamente con operadores que tengan el distintivo del juego seguro de la DGOJ.

En cuanto al juego responsable, ese es el quid de la cuestión. Una parte de la sociedad quiere acabar con el juego, ya que entiende que puede generar adicciones y, como se puede leer en este artículo, exige un aumento de las restricciones e, incluso, piden el fin de las casas de juego. 

Como puedes leer aquí, entre esas reclamaciones populares se encuentra la de crear zonas libres de juego, es decir, áreas en las que no haya locales de juego físico, especialmente en lugares donde haya centros educativos, culturales, deportivos o lugares con afluencia de niños y jóvenes.  

Por su parte, las casas de juego argumentan que su actividad es completamente legal y que están siendo víctimas de un agravio en comparación con otros juegos como la Lotería, la Quiniela o el sorteo de la ONCE.

El sector del juego en constante evolución

Las casas de juego han conseguido llegar al lugar en el que se encuentran en la sociedad porque tienen un talento especial para adaptarse a las situaciones que van surgiendo. Han sabido explotar como nadie la llegada y el perfeccionamiento de internet y han apostado fuerte por seguir desarrollando un modelo de negocio en el que lo online es el auténtico protagonista.

Un ejemplo más de esta adaptación a los cambios y de su capacidad para beneficiarse de la evolución de la sociedad la encontramos en el marketing de afiliados que realizan empresas de juego como CasinoBlox y otras muchas.

Pero para entender mejor este concepto, conviene saber qué es el marketing de afiliados. Este tipo de marketing no es más que la promoción de un producto o servicio en una página web concreta. Esa página web obtiene una comisión por cada venta que obtenga la empresa promocionada a través de la página en la que aparece. Es por tanto una fuente de ingresos y una vía más de negocios para los propietarios de páginas web.

En el caso concreto de los casinos online, las casas de juego firman acuerdos con determinadas páginas web –los acuerdos están potencialmente abiertos a cualquier página- para que los clientes y los visitantes de esa página puedan acceder desde ahí al casino en línea. Si lo hacen, esa página web recibe una comisión.

Así que, cuanto mayor volumen de clientes recibe el casino online con el que la web tiene cerrado un acuerdo de marketing de afiliados, mayores serán las comisiones y, por tanto, mayores los ingresos recibidos.

Ni que decir tiene, que esta actividad también está controlada y regulada por la Dirección General de Ordenación del Juego, ya que al tratarse de una casa de juego está obligada a cumplir con los requisitos y las obligaciones que marca este órgano.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La regulación de juegos de azar actualmente