• domingo, 19 de septiembre de 2021
  • Actualizado 17:19

 

 
 

CONSUMO

La pandemia incrementa el consumo online y cambia los hábitos de los consumidores

estamos viviendo una transformación histórica del comportamiento del consumidor. El 71% de los consumidores compraron online en 2020.

Ilustración de compras por internet desde un teléfono. ARCHIVO
Ilustración de compras por internet desde un teléfono. ARCHIVO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el nuevo coronavirus como pandemia el 11 de marzo de 2020, debido a su profunda preocupación por los alarmantes niveles de propagación de la enfermedad y por su gravedad. Este desafío humanitario global ha provocado que miles de profesionales de la salud y del cuidado (personal médico, de enfermería, auxiliar, de limpieza, cuidadores de personas mayores…) hayan tenido que luchar heroicamente contra el Covid-19, poniendo en riesgo sus propias vidas. Por su parte, los Gobiernos y la industria han tenido que trabajar juntos para abordar el desafío, principalmente buscando los tratamientos y la preciada vacuna contra el coronavirus. Tras 18 meses de angustia y caos, cada vez estamos más cerca del final de esta pandemia que ha afectado la vida de millones de personas en todo el planeta.

No cabe duda de que nos recuperaremos poco a poco, pero nada será como antes de la pandemia de coronavirus. La crisis actual de Covid-19 ha afectado prácticamente a todos los aspectos de nuestras vidas. Uno de los principales efectos de la pandemia ha sido el aumento del consumo digital. La adopción digital en todos los sectores ha aumentado drásticamente en los últimos meses, ya que el confinamiento domiciliario y el distanciamiento social han obligado a los consumidores a comprar de manera diferente. Un buen ejemplo son las reviews de comprarlasmejores.com, o TheWireCutter que han aumentado sus visitas de forma exponencial debido a los confinamientos.  Aunque este comportamiento ya estaba ganando terreno antes de la crisis sanitaria, la previsión es que una cantidad significativa de esta penetración en internet persista después de que termine.

Hoy en día, estamos viviendo una transformación histórica del comportamiento del consumidor. El 71% de los consumidores compraron online en 2020. Así lo pone de manifiesto la última encuesta de consumidores de la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE). La pandemia de Covid-19 ha empujado a más personas al consumo online, haciendo que el comercio electrónico despegue de forma definitiva en España. Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), la facturación del comercio electrónico en el territorio nacional batió todos los récords en 2020, impulsado por la pandemia y el confinamiento domiciliario, superando los 51.600 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,8% respecto a 2019. A nivel global, el comercio electrónico creció hasta los 26,7 billones de dólares.

Los consumidores tienen la posibilidad de optar entre varias plataformas online para buscar, comparar y comprar los artículos o servicios que necesitan. Todo de ello desde la comodidad del hogar, o en cualquier lugar, y en cualquier momento, tanto de día como de noche. La conveniencia, los descuentos, la facilidad de uso y la amplia variedad de productos son algunos de los principales beneficios de comprar por internet. Los consumidores también pueden comparar precios y productos, y leer reseñas antes de realizar una compra, algo fundamental para tomar decisiones acertadas, ya que pueden echar un vistazo rápido para conocer cuáles son los productos mejor valorados y aquellos altamente recomendados por el resto de usuarios. Cada vez más, los consumidores aprecian todas las ventajas de las compras online y seguirán aprovechando los beneficios del comercio electrónico en el futuro.

El impacto sobre la lealtad del consumidor

La pandemia de Covid-19 ha alterado cómo, cuándo y dónde compramos y qué compramos. Los consumidores de todo el mundo han respondido a la crisis probando diferentes comportamientos de compra, principalmente cambiando de marca o minorista. Consultoras como McKinsey y Kantar destacan un movimiento de los consumidores, especialmente de las nuevas generaciones, hacia una toma de decisiones más impulsada por el valor. El valor, que puede implicar precios más bajos, promociones, o envíos menos costosos, es la razón principal de este cambio hacia diferentes marcas. Aparte del valor, la disponibilidad y la utilidad son los principales impulsores de las decisiones de los consumidores sobre dónde comprar, mientras que la calidad y el propósito de las empresas son las consideraciones más importantes a la hora de elegir nuevas marcas.

El coronavirus ha cambiado el comportamiento, las prioridades y los hábitos de los consumidores.  Una nueva realidad que ha provocado importantes cambios en el mundo empresarial. Los expertos predicen que la mayoría de los patrones de consumo observados durante la pandemia, como la preferencia creciente por el consumo online, se mantendrán incluso después de que las cosas vuelvan a la normalidad, principalmente porque los consumidores se han dado cuenta de la eficiencia y las ventajas de comprar por internet. Por este motivo, la mayoría espera mantener este hábito después de que termine la pandemia. Esto hace que las marcan tengan que adaptarse en gran medida a los cambios en los comportamientos de los consumidores para seguir siendo competitivas en un mundo cada vez más digitalizado.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La pandemia incrementa el consumo online y cambia los hábitos de los consumidores