PREMIUM  REVISTA

Pamplona se rinde al hechizo argentino: cerca de 300 personas salen a la pista en el VII Encuentro de Tango

La Asociación Nido Gaucho impulsa esta iniciativa en la que han participan aficionados navarros, de comunidades vecinas he incluso de Francia y Bélgica.

Milonga de despedida en el VII Encuentro de Tango Argentino en el Casino Principal de Pamplona. ESCALADA
Milonga de despedida en el VII Encuentro de Tango Argentino en el Casino Principal de Pamplona. ESCALADA  

Podría decirse que el tango llegó a Pamplona en la maleta de una pareja argentina. Al menos el que dio lugar a la Asociación Nido Gaucho, un colectivo que promueve el tango y el folclore argentino desde la capital navarra. Allí se instalaron hace ya diez años dos argentinos que propusieron incorporar este baile a una escuela de la ciudad y surgió la chispa. 

Así lo recuerda Paz Diago, presidenta de la asociación, que desde hace siete años promueve el Encuentro de Tango Argentino en Pamplona: "Ha ido creciendo paulatinamente. El primer encuentro fue más modesto, con algo más de cien personas. Ahora llegamos a 200 o 300 personas. El boca a boca hace mucho. Los participantes se van de Pamplona contentos y, el año siguiente, vuelven con amigos.".

Esta séptima edición se ha celebrado desde el jueves 3 de noviembre hasta este domingo 6, en distintos escenarios de la ciudad: el Nuevo Casino Eslava, el Café Iruña, el bar Subsuelo y el Hotel Iruña Park. El lugar elegido para la milonga de despedida, que se ha celebrado este domingo por la tarde, ha sido el salón del Casino Principal. 

Allí, decenas de parejas se han dejado llevar por el embrujo del tango con la música que, en esta ocasión, ponía Roque Castellano. Sobre todo, se han podido disfrutar de los ritmos de los años 30 y 40, siguiendo la senda de La Guardia Vieja.

DE RUTA POR PAMPLONA

Además de las milongas, en las que los participantes pueden bailar en pareja tango, milonga y valls criollo, el encuentro incluye otras actividades, como cenas, comidas y excursiones para descubrir los lugares más emblemáticos de Pamplona. "El viernes hubo un paseo por la ciudad para que la conocieran y también se hizo un recorrido sobre el encierro. Algunos franceses nunca habían entrado en una plaza de toros. Les hizo ilusión verla".

Para participar se diseñaron distintos abonos como, por ejemplo, el que incluía tres noches hotel, tres milongas, una cena de gala y comida de despedida en Casino Principal, pero también se pudieron adquirir entradas sueltas o abonos más sencillos.

En el encuentro han participado aficionados de Navarra y comunidades vecinas como País Vasco y Zaragoza, además de Cantabria, Galicia y Madrid e incluso de otros países, como Francia, Bélgica e Italia. "Hay mucha gente nueva. Hasta ahora teníamos mucha gente fiel, que llevaba cinco o seis años viniendo y ahora se ha sumado mucha, sobre todo de Francia. Ha habido una buena onda y un ambiente muy especial entre todos. Me quedo con esa fusión", explica la presidenta de Nido Gaucho.

LA CALIDEZ DEL TANGO

Para Diago, al tango lo define "el abrazo, el contacto tan cálido. No tiene nada que ver con otro tipo de bailes latinos, como la kizomba. Es todo suavidad, calma". 

Además, señala que el aprendizaje no es tan complicado como pueda parecer. "Mucha gente tiene la idea de que el tango es un baile muy difícil de aprender. Pero es muy sencillo. Es estar en contacto con la otra persona. El chico hace una propuesta y la chica responde".

El primer paso, explica, es "aprender a caminar": "No empiezas la casa por el tejado. No se trata de aprender a bailar en un escenario, sino a circular en una pista, en el sentido de las agujas del reloj, caminando, esperando. Con el tiempo se adquiere y los movimientos salen muy naturales. No tiene ninguna complicación. Hay que ir poquito a poco, progresivamente aprendiendo". Y cada vez son más los que se dejan llevar a la pista de baile animados por su ritmo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona se rinde al hechizo argentino: cerca de 300 personas salen a la pista en el VII Encuentro de Tango