PREMIUM  REVISTA

Otegi y dos gigantes de Pamplona arropan a Muguruza en la presentación de su película de animación

Los gigantes Toko-toko y Braulia han participado en el acto junto a los líderes de la izquierda abertzale en los cines Golem de la avenida de Bayona. 

Joxe Abaurrea, Arnaldo Otegi y Joseba Asirón, todos de Bildu, en la presentación de la película de Fermín Muguruza, Black is Beltza, en Pamplona. PABLO LASAOSA
Joxe Abaurrea, Arnaldo Otegi y Joseba Asirón, todos de Bildu, en la presentación de la película de Fermín Muguruza, Black is Beltza, en Pamplona. PABLO LASAOSA  

Los principales líderes de la izquierda abertzale ha arropado este miércoles en Pamplona a Fermín Muguruza en la presentación de la películo Black is beltza en los cines Golem de Pamplona en la avenida de Bayona. 

Además, dos gigantes de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, Toko-toko y Braulia, los gigantes americanos, también han formado parte del acto de presentación. 

Muguruza, que ha sido denunciado en varias ocasiones por apología del terrorismo y por favorecer la estrategia de los terroristas ha contado con Arnaldo Otegi y Joseba Asirón, alcalde de Pamplona, como miembros destacados en la presentación de su película de animación. También han acudido Joxe Abaurrea y Maider Beloki, ediles de Bildu del consistorio pamplonés. 

Este mismo miércoles, la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco (hermana de Miguel Ángel Blanco), ha solicitado a Televisión Española una disculpa por la emisión de una entrevista al propio Fermín Muguruza.

A través de un comunicado, Blanco asegura que el hecho de que la televisión pública "dé voz a alguien que se ha posicionado del lado de los terroristas" y que ha sido "denunciado en tres ocasiones por apología del terrorismo favorece la estrategia de ETA y su entorno de blanquear su imagen".

Para Blanco, la emisión de la entrevista con Muguruza, que "ha dedicado una canción a exaltar la figura de dos etarras atenta contra la memoria y la dignidad de las víctimas del terrorismo".

Muguruza ha estrenado Black is Beltza, una película de animación que arranca en octubre de 1965 en Pamplona, cuando la comparsa de gigantes fue invitada a desfilar en la Quinta Avenida de Nueva York. Sin embargo, la pareja americano no puedo participar por la discriminación racial de aquella época. 

A partir de este hecho, Muguruza construye el relato de Manex Unanue, uno de los mozos que debía portar a uno de los gigantes negros que, decepcionado con la decisión del resto de compañeros de acatar la orden, decide no volver a casa.

La narración cuenta desde la mirada de este joven los acontecimientos que marcaron la convulsa sociedad de mediados de los sesenta: Los disturbios raciales derivados de la muerte de Malcolm X, las excentricidades de los personajes de The Factory, las alianzas entre los servicios secretos cubanos y los Black Panthers estadounidenses, la psicodelia proto-hippie que inundó los festivales musicales de la época, los juegos de intereses de los espías de ambos bandos durante la Guerra Fría, el espíritu del Che en el Congo, Argelia y su muerte en Bolivia. Sin olvidarse de la dictadura franquista.

Después de pasar unos años en Cuba, donde recibirá entrenamiento diverso y conocerá al Che antes de su viaje a Bolivia, Manex deberá llevar a cabo una misión especial: Sacar de los Estados Unidos a un Black Panther que corre el peligro de ser asesinado y llevarlo a la Habana.

Para realizarla, no podrá hacer un viaje directo, pues la CIA sospecha que Cuba está implicada en este tipo de acciones incluso en su propio suelo. Por eso, el recorrido ha de engañar a los agentes de la Compañía que están instalados en todas las partes del mundo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Otegi y dos gigantes de Pamplona arropan a Muguruza en la presentación de su película de animación