REVISTA

La gran cualidad actoral y vis cómica de Arturo Valls inaugura la sección oficial del Festival Ópera Prima de Tudela

El director de 'Los del túnel', Pepón Montero, destaca el trabajo del actor en su debut en la realización de largometrajes.

Arturo Valls, en un fotograma de 'Los del túnel' ARCHIVO
Arturo Valls, en un fotograma de 'Los del túnel' ARCHIVO

El director de cine Pepón Montero ha destacado las cualidades actorales y la vis cómica de Arturo Valls, protagonista de su debut cinematográfico Los del túnel, que ha abierto la sección oficial a concurso del XVIII Festival de Cine Ópera Prima de Tudela.

Montero ha ofrecido esta pasada noche una rueda de prensa junto a Félix Tusell, productor del filme y quien, al igual que el realizador, ha debutado en el mundo del largometraje con esta comedia coral que trata el trauma de un grupo de personas tras sobrevivir a una catástrofe.

El proyecto fue impulsado por el propio Arturo Valls, como ha explicado Montero, quien se alió con el intérprete y presentador valenciano en la aventura de hacer una película a partir de un sketch de la serie Camera Café, en la que ambos coincidieron.

"En aquel gag, la señora mayor que trabajaba en la oficina contaba cómo iba a cenar con sus compañeros rehenes tras el secuestro de un banco y, al final, terminaba hasta las narices de ellos. A partir de ahí desarrollamos la idea", ha comentado Montero.

El director ha asegurado que, dentro del elenco de personajes, Valls tenía el papel del "héroe" pero, al ver que la trama podía encasillarse, decidieron dar ese rol a otro actor y otorgar el del "idiota" al valenciano.

LO MEJOR, "SU MIRADA"

"Para mí, en esta película se puede ver que Arturo es un 'actorazo', pese a que él haya reconocido que, a veces, su presencia en un reparto puede crear prejuicios", ha señalado Montero.

El director de Los del túnel ha destacado que lo que más le ha impresionado de Valls ha sido "su mirada, a través de la cuál el espectador sigue todo lo que le está pasando por la cabeza a ese personaje con una enorme crisis existencial".

Por su parte, Tusell ha reconocido que apostó por el proyecto al leer el guión, en el que vio "un valor añadido en comparación con otras comedias que se ruedan en la actualidad".

"Normalmente empiezan fuerte, con muchas risas, y van decayendo, la trama pierde interés y se hacen previsibles. En este guión, el tercer acto te trae un flashback que el espectador ya había desistido de ver, y por eso tiene frescura", ha dicho.

NUEVAS DIFICULTADES

Tanto Tusell como Montero han admitido la "dificultad" de trabajar en un largometraje con respecto a los formatos a los que estaban habituados.

En este sentido, Montero ha subrayado que lo que más le costó asimilar en el rodaje fue "la sensación de saber que tenía que acabar todo el trabajo en el día porque la jornada siguiente ya era en otra localización distinta".
"Cuando terminé todo, me dije que ya no hacía ninguna película más. Pero ahora ya estoy pensando en la siguiente", ha bromeado.

Por su parte, Tusell ha remarcado que "supone un gran cambio producir cortometrajes a lanzarse a los largometrajes", pero está satisfecho con el resultado final de una "ópera prima muy ambiciosa por la cantidad de extras, decorados y actores implicados en la producción".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La gran cualidad actoral y vis cómica de Arturo Valls inaugura la sección oficial del Festival Ópera Prima de Tudela