PREMIUM  TOROS

Los novillos de Torregrande deslucen el festejo de Cintruénigo con el navarro Javier Marín

Los tres novilleros se repartieron sendas orejas en una tarde de escaso juego del ganado y buen ambiente en la plaza. 

Javier Marín en la vuelta al ruedo en la novillada de Cintruénigo.
Javier Marín en la vuelta al ruedo en la novillada de Cintruénigo.  

INCIDENCIAS: Cintruénigo. Única de feria. Más de media plaza en tarde soleada y agradable.

GANADO: Seis novillos de Torregrande, de desigual presentación y escaso juego.

NOVILLEROS: Miguel Ángel León (oreja y silencio tras aviso), Javier Marín (oreja y saludos tras aviso) y "Lagartijo" (oreja y silencio tras dos avisos).

Tarde aburrida la vivida esta tarde en Cintruénigo debido al escaso juego de los novillos de Torregrande. Lo más destacado lo hizo Javier Moreno "Lagartijo", quien se llevó el mejor lote, ante el sexto.

El cordobés sorteó en primer lugar un animal que se fue viniendo abajo con el transcurso de la faena, y ante el cual Lagartijo realizó una faena aseada por la cual se le concedió un trofeo.

El que hizo sexto fue el que más opciones dio de toda la corrida. Javier Moreno anduvo a su altura y dibujó pasajes de toreo caro. Cuando tenía las orejas en su mano, pegó un sainete con los aceros y perdió los trofeos.

El cirbonero Javier Marín afrontaba el compromiso con su tierra con la ilusión y la responsabilidad que eso conlleva. Tras vestirse de luces  el jueves en Peralta y el viernes en Arganda del Rey, Marín llegaba a Cintruénigo con un puñado de tardes importantes esta temporada, y la pena fue que sorteó el peor lote.

Realizó una buena faena ante su primer oponente, un animal que deslucía mucho en su embestida y no salía del muletazo. El navarro lo sometió y tras un pinchazo y una buena estocada fue premiado con una oreja. En el quinto no pudo pasar de voluntarioso ante el peor novillo de la tarde, el cual no le regaló ni una sola embestida.

Abría cartel Miguel Ángel León, que arrancó una oreja al novillo que partía plaza, animal muy faltó de fuerza que perdía las manos con mucha facilidad. Ante el cuarto pasó de puntillas tras una faena que no dijo prácticamente nada.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los novillos de Torregrande deslucen el festejo de Cintruénigo con el navarro Javier Marín