PREMIUM  TOROS

El novillero de Cintruénigo Javier Marín sale sin premio en una meritoria tarde en la feria de Arnedo

El navarro, arropado desde el tendido por un numeroso grupo de sus convecinos, ha compartido cartel con Alejandro Marcos y Juan de Castilla; ninguno ha logrado cortar oreja.

Javier Marín en un lance con el capote en una de sus actuaciones en el coso madrileño de Las Ventas. ARCHIVO
Javier Marín en un lance con el capote en una de sus actuaciones en el coso madrileño de Las Ventas. ARCHIVO  

El navarro Javier Marín no ha podido salir con trofeos del coso de Arnedo en una novillada noble a cargo del hierro de Guadalmena, en la que compartía cartel con Alejandro Marcos y Juan de Castilla. Los tres han terminado por recibir silencios tras sus faenas, por momentos aprovechadas pero finalmente poco brillantes.

El primero en abrir la tarde ha sido el novillero navarro, que ha comenzado con un buen inicio de capote. En los tendidos le ha estado acompañando un grupo de su localidad, Cintruénigo, pero no ha servido para que el público terminara por volcarse en una faena que ha continuado con tesón y que bien hubiera merecido mayor entusiasmo del personal. El novillo ha empezado a mermar y la labor de Javier Marín ha ido cayendo, para rematar con una espada fallida que le ha terminado por valer un silencio frío.

En el cuarto de la tarde, poca novedad. El astado no ha contribuido y el novillero no ha podido sacarle chispas. Javier Marín ha optado por un toreo cercano al animal, con poca limpieza y algunos titubeos. La plaza ha vuelto a responder con silencio al navarro, que no ha logrado terminar de cuajar una gran tarde en Arnedo.

El segundo de Guadalmena ha destacado con mucha casta. Le ha tocado a Alejandro Marcos enfrentarse a uno de los mejores novillos de la tarde y ha arrancado con unos movimientos acompasados y bien llevados. Con un guión similar al del navarro, Marcos ha ido diluyéndose en buenas intenciones que no han terminado de brillar. Alejandro Marcos ha matado mal y eso ha acabado por dejarle sin oreja alguna.

En el quinto de la tarde, Marcos no ha podido sacar brillo a un toro que se ha lastimado en los primeros compases. Le ha echado ganas y coraje el novillero, pero no ha logrado que el toro se creciera. A pesar de las ganas, el premio ha vuelto a escaparse en una faena que hubiera podido dar mucho más de sí.

Ha completado la terna Juan de Castilla con un tercer novillo que ha sabido torear por abajo, con episodios de brillantez que al igual que en el caso de sus compañeros, han ido alternándose con errores y momentos de menor intensidad que han lastrado la faena. Sí ha acertado al matar, pero insuficiente para cortarle apéndice alguna al astado.

En el último de la tarde, Juan de Castilla ha tenido delante un muy buen novillo, grande en su presencia y con juego en sus movimientos. Lo ha llevado el novillero por toda la arena riojana, intentando demostrar su maestría. La tarde no podía acabar de otra manera, y las intenciones no han pasado de quimeras. Silencio y despedida a una novillada que ha prometido más de lo que ha terminado dando.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El novillero de Cintruénigo Javier Marín sale sin premio en una meritoria tarde en la feria de Arnedo