• lunes, 14 de junio de 2021
  • Actualizado 07:35

 

 
 

SOCIEDAD

Los niños de Liédena convierten una escombrera en un bonito mirador con decenas de árboles

El pasado sábado 23 de abril la localidad de Liédena celebró el Día del Árbol en el que participaron decenas de personas, la mayoría niños

Participantes en la repoblación de una escombrera de Liédena. CEDIDA
Participantes en la repoblación de una escombrera de Liédena. CEDIDA

Decenas de niños de la localidad de Liédena se sumaron este sábado a la iniciativa de su Ayuntamiento para repoblar con árboles el Mirador del Súbita.

Tal y como explica el alcalde de la localidad, Ricardo Murillo, "la zona hace poco más de un año era una escombrera", sin embargo, este sábado se ha convertido en una zona de ocio que ofrece unas espectaculares vistas desde las que se se puede contemplar la Sierra de Santa Cruz, el Camino de Aspra, el pueblo de Liédena y la Sierra de Leyre.

El pasado sábado 23 de abril la localidad de Liédena celebró el Día del Árbol en el que participaron decenas de personas, la mayoría niños, que partieron del Ayuntamiento hasta el Mirador de la Subita ( a poco más de un kilómetro) para plantar 12 nuevos retoños de quejigos, arces y tamarices.

Estos ejemplares se suman a los de la tanda del año pasado. “Para nosotros es una alegría promover este tipo de actividades, sobre todo después de ver cómo los árboles que plantamos el año pasado se mantienen fuertes, como los niños de Liédena. La idea es cubrir de árboles todo el tramo que va desde el mismo mirador hasta la entrada del camino” señaló a su término el alcalde de la localidad.

"Si se cumplen las previsiones, dentro de tres años los más de cincuenta metros que hay de distancia entre ambos puntos se cubrirán de árboles, confundiéndose con los pinos y la retama que los rodea y dando cobijo y sombra a una zona antes degradada y olvidada"señala Murillo.

En esta animada jornada, los niños pusieron nombre a sus retoños, lo mismo hizo un gran grupo de vecinas que también se animó a participar en la repoblación.

Además, uno de los ejemplares fue plantado por miembros, familiares y amigos de Fundación Geoalcali, que con su apoyo ha hecho posible las actuaciones llevadas a cabo en esta superficie de más de 16.000 m2 y que ya se ha convertido en un nuevo atractivo turístico para la zona.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los niños de Liédena convierten una escombrera en un bonito mirador con decenas de árboles