• domingo, 01 de agosto de 2021
  • Actualizado 15:57

 

 
 

CULTURA

Un museo expone los dibujos y caricaturas de un artista navarro encerrado en un campo de concentración

La oferta cultural sobre arte, exilio y el autor se completa con unas jornadas online, visitas guiadas, conferencias y proyecciones.

Las consejeras de Relaciones Ciudadanas y de Cultura y Deporte, Ana Ollo y Rebeca Esnaola, respectivamente, presentan la exposición 'Gerardo Lizarraga, artista en el exilio'. MIGUEL OSÉS
Una parte de la la exposición 'Gerardo Lizarraga, artista en el exilio'. MIGUEL OSÉS

El Museo de Navarra ha abierto sus puertas, este lunes, a la exposición ‘Gerardo Lizarraga. Artista en el exilio’, que recoge una colección de cerca de 80 dibujos y caricaturas que el artista navarro realizó durante sus años de encierro en los campos de Argelès-sur-Mer, Agde y Clermont Ferrand (Francia).

Se trata de la primera vez que se exponen todos estos trabajos que Lizarraga no solo logró llevar al exilio, sino que conservó hasta el final de su vida. La oferta cultural en torno al arte, el exilio y la vida y obra del autor se completará con unas jornadas online sobre arte y exilio, visitas guiadas a la exposición, conferencias o la proyección de un documental sobre el autor.

En la muestra también se puede realizar un recorrido por lo que fue su experiencia artística a partir de su llegada a México en 1942, a través de retratos, paisajes, proyectos para murales y numerosos trabajos de ilustración en los que combina temáticas de su país de origen y de su país de acogida. La pelota y las danzas vascas protagonizan muchas de sus obras, de la misma manera que lo hacen los mercados o los músicos mexicanos.

La exposición ha sido presentada este martes por la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo; el director general de Cultura – Institución Príncipe de Viana, Ignacio Apezteguía; el director general de Paz y Convivencia, Martín Zabalza; la comisaria de la exposición, Blanca Oria; la directora del Museo de Navarra, Mercedes Jover; y la directora del Servicio de Museos del Gobierno de Navarra, Susana Irigaray.

Más de 150 documentos originales y fotografías relacionadas con la vida y la obra de Lizarraga completan la exposición. A través de ellos se descubren numerosos detalles de lo que fue la vida en los campos franceses, los viajes en los barcos del exilio, los proyectos artísticos de Lizarraga, su vida en México y su experiencia como artista primero y como artista en el exilio después.

‘Gerardo Lizarraga. Artista en el exilio’ recupera, además, una de sus facetas artísticas menos conocidas, la que lo vincula al mundo del cine. En este terreno trabajó como director artístico, productor, director e incluso actor. La guerra y el exilio acabaron con los proyectos cinematográficos que había emprendido en Barcelona a mediados de los años 30.

Casi todas las obras que conforman la exposición fueron conservadas por el propio Lizarraga en México. Sus hijos Xabier y Amaya Lizarraga han preservado estos trabajos que ahora se exponen. La muestra incluye también varias de sus obras propiedad del Museo de Navarra, así como otras de propiedad particular y algunos documentos de archivos privados. Igualmente, se incluye un cartel anunciador de las fiestas de San Fermín realizado en 1930 y propiedad del Archivo Municipal de Pamplona.

La consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, ha remarcado que, con la exposición, “el Instituto Navarro de la Memoria ha querido aminorar la deuda que Navarra tiene con artistas como Gerardo Lizarraga, que obtuvieron reconocimiento en sus lugares de destino pero que de cuya pérdida se ha sido en general poco consciente”. Por ello, ha dicho, “el Instituto ha querido trabajar este año en el exilio, con actividades de transmisión intergeneracional, proyectos de investigación y divulgación como este”.

Durante la presentación, Ignacio Apezteguía, director general de Cultura – Institución Príncipe de Viana, ha destacado que “esta muestra quiere recuperar la obra de Lizarraga, que probablemente no tuvo la repercusión deseada por su condición de persona represaliada y exiliada”. Y ha añadido que “el arte fue un ámbito que sufrió el exilio con la salida de muchos artistas de España por lo que sus obras, cargadas en muchos casos de gran simbolismo, no pudieron ser apreciadas ni disfrutadas durante varias décadas”.

CONFERENCIAS ONLINE, VISITAS GUIADAS Y PROYECCIONES

Completando la oferta cultural y formativa que ofrece la exposición, los departamentos de Relaciones Ciudadanas y Cultura han programado una amplia oferta de actividades. Jornadas online sobre arte y exilio, visitas guiadas a la exposición, un ciclo de conferencias o la proyección de un documental sobre el autor son las actividades que ofertarán el Instituto Navarro de la Memoria y el Servicio de Museos.

Las jornadas online sobre arte y exilio, que se celebrarán los próximos 28, 29 y 30 de enero, tendrán como hilo conductor la vida y obra del artista para reflexionar sobre el proceso de exilio, el arte y sus diferentes expresiones artísticas. Las inscripciones son gratuitas y se pueden hacer a través de la web de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos.

La primera jornada propondrá el jueves 28 una reflexión sobre la experiencia del exilio, y la reclusión en los campos de internamiento. La sesión, que será inaugurada por la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, comenzará a las 16:30, y en ella participarán también Xabier Lizarraga, antropólogo e hijo de Gerardo Lizarraga, así como Bruno Vargas, profesor de la Universidad de Toulouse, quien reflexionará acerca del exilio republicano y los campos de internamiento en Francia.

El viernes 29 participarán en la jornada Manuel Aznar, de la Universitat Autónoma de Barcelona; Alicia Alted, catedrática de Historia Contemporánea de la UNED, e Inmaculada Real, de la Universidad de Zaragoza. El y las ponentes centrarán su reflexión en las actividades culturales de los campos de concentración, el exilio cultural mexicano y el retorno artístico del patrimonio del exilio.

Las jornadas concluirán el sábado 30 de enero con las ponencias de Iñaki Urricelqui, del Museo del Carlismo de Estella-Lizarra; Juan Zapater, escritor cinematográfico y periodista, y Blanca Oria, comisaria de la exposición. Reflexionarán sobre la mirada artística del autor, su vida y su proceso creativo.

Por su parte, el Museo ofrecerá el próximo 31 de enero, domingo, a las 11:30 y a las 12:30 h una visita guiada a la exposición con la comisaria de la misma, Blanca Oria.  Además, todos los domingos desde el 14 de febrero hasta el 23 de mayo, en el mismo horario, se ofertarán visitas guiadas por Ángel Macias y Josune Ilundain, en castellano y en euskera. Las personas interesadas pueden participar con retirada previa de invitación en la taquilla del Museo desde las 11 h. del mismo día.

El museo oferta también un ciclo de cinco conferencias sobre el autor, el proceso de recuperación y tratamiento de archivos como el de Gerardo Lizarraga, en el que participarán personas expertas.

INTENSA TAREA ARTÍSTICA

Nacido en Pamplona en 1905, Gerardo Lizarraga estudió pintura en la Escuela de San Fernando, de Madrid. En 1930 se casó con la pintora Remedios Varo y vivió en París.

En 1936 se alistó en el ejército republicano, fue miembro fundador del Sindicato de Dibujantes de Barcelona y participó en la creación de escenografías teatrales y en la puesta en marcha de EA Films, productora con la que realizó varios cortometrajes y algún largometraje como Don Do-Re-Mi-Fa-Sol-La-Si-Do, de José Fogués, en la que él mismo participa como actor.

En 1939, al terminar la guerra civil, huye a Francia donde es recluido en el campo de Argelès-sur-Mer, primero, y de Agde y Clermont Ferrand, más tarde. Durante su encierro en los campos realiza una colección de dibujos y caricaturas que conservará durante toda su vida.

En 1942 logra un visado para viajar a México, país en el que se integra en el grupo de artistas europeos en el exilio junto a Remedios Varo, Benjamin Perte, Katy y José Horna, Leonora Carrington y Chiki Weisz, entre otros.

En 1946 se casa con la fotógrafa natural de Tudela (Navarra) Ikerne Cruchaga con la que tiene dos hijos, Xabier y Amaya. Desarrolla una intensa tarea artística tanto en el terreno de la ilustración como de la pintura.

En 1957 participa en el rodaje de The sun also rises, de Henry King, como director artístico, realizando además todas las pinturas taurinas que aparecen en la película. Fallece en 1982 en México.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un museo expone los dibujos y caricaturas de un artista navarro encerrado en un campo de concentración